Abogado del diablo

La comparación planteada por el Presidente Chávez entre el diablo y
George W. Bush, Presidente de los Estados Unidos, ha provocado variadas
reacciones en la sociedad norteamericana entre las cuales predominan las
críticas al mandatario venezolano.

Los medios de comunicación más importantes, incluyendo las cadenas
de televisión, el diario The New York Times y la revista Time se han
referido al tema. Según parece ciertos estadounidenses se sienten ofendidos
por los términos que nuestro presidente le endilgó al gobernante gringo.
Entre las opiniones más relevantes se encuentra la del filólogo Noam
Chomsky, quien considera agraviantes los calificativos de alcohólico, tirano
y enfermo, mas no así los de genocida e invasor.

El controversial comentarista Jaime Baily, en un programa anterior
al discurso de Chávez en la ONU, establece una dicotomía entre los epítetos
de genocida y borracho para plantear una queja a nombre de los beodos.

Hasta ahora la repulsa provocada por el discurso de Chávez en los
sectores más reaccionarios de Estados Unidos ha sido ampliamente
publicitada. Lamentablemente los periodistas norteamericanos no han tomado
en cuenta la indignación de otro sector ante la pretensión de equiparar a
mister Bush con el diablo. Se trata de los seres satánicos y demás
personajes del submundo diabólico, quienes interpretan la comparación
aludida como injuriosa para el demonio.

La mayor parte de los medios estadounidenses no toma en cuenta que,
tan ofendidos como ellos, se sienten los pobres diablos a quienes las
presuntas semejanzas de George W. Bush con su líder les caen de la patada.

³Aunque toda comparación resulta odiosa - espetó un miembro de las
huestes infernales - el diablo prefiere comprar almas a buen precio antes
que incurrir en prácticas desleales del capitalismo salvaje que patrocina la
Casa Blanca.

³En materia de energía - acotó otro ejemplar satánico - el infierno
lleva ardiendo miles de años sin haber agotado ningún recurso natural.¿Por
qué diablos no se preguntan quién impulsa el derroche del poco petróleo que
queda?²

³Un diablo que se respete no fabrica armas de destrucción masiva ni
pretende el monopolio de todas las bombas atómicas - señaló un súcubo
iracundo - ¿quiénes arderían en las pailas infernales si la humanidad se
esfuma en un holocausto nuclear?²

Para rematar, una diabla endemoniadamente sensual añadió:
³Mucho más revulsivo que el presidente gringo despida olor a azufre sería
que el diablo largara un tufo como el que solía tener mister Bush.²

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3320 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor