Guerra asimétrica en Margarita

El Jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Gral. Bantz J. Craddock,
reiteró la denuncia que él y sus antecesores han formulado cada cierto
tiempo sobre la presencia de terroristas islámicos en la isla de Margarita.
La noticia equivale a sostener, sin pruebas y con total absurdidad, que los
margariteños almacenamos bombas atómicas en el Puerto Libre. Como no se
trata de cualquier tirapiedras, se debe deducir que la acusación constituye
un paso más en el proyecto de ensartar a nuestra Perla del Caribe en el
collar de islas que han sido invadidas por los "marines" gringos.

La última invasión a Margarita la realizó el Gral. Pablo Morillo y
culminó con los encuentros de Matasiete y la Laguna de los Mártires, donde
los patriotas se fajaron contra un ejército mayor y mejor armado. Por
fortuna en fecha más reciente alguien inventó la guerra asimétrica,
especialmente adecuada para luchas disparejas.

Como se sabe, no se trata de una guerra frontal, sino de ataques
indirectos realizados por expertos en hacerse los pendejos. En este sentido
nuestras fuerzas de Coche y los batallones de reserva margariteña aplicarán
las siguientes tácticas:

1).- Desorden en los horarios. Los invasores saldrán con varias horas de
atraso en cada vuelo o ferry que pretendan abordar. Los alcaldes
contribuirán al relajo promulgando días feriados no laborables. La empresa
eléctrica facilitará los apagones constantes.

2).- El Puerto Libre, los supermercados, bodegas y buhoneros aumentarán los
precios sin dar recibos del Seniat. Los del Indecu brillarán por su
ausencia.

3).- Nadie recogerá la basura y la escasez de agua potable será la habitual.

4).-Los hoteles aumentarán las tarifas. No se respetarán reservaciones ni se
harán descuentos por mal funcionamiento de ascensores y aires
acondicionados.

4).- Los restaurantes cobrarán lo que les dé la gana, aunque la comida sea
de pésima calidad. El whisky chimbo y los lavagallos se cobrarán como si
fueran de 18 años.

6).- Los centros nocturnos, incluyendo shows y espectáculos nudistas, serán
suspendidos por la policía local con cualquier excusa. Se prohibirá trabajar
de madrugada, cuando los soldados estén más ávidos de bonche.

7).- Los fiscales de tránsito desplegarán su tradicional indiferencia para
evitar colas y congestionamientos de vehículos. Las alcaldías contribuirán
al desorden al no instalar señales ni flechado en las calles.

Si aún así los gringos no se largan se le pedirá a María Corina
Machado y a los miembros de Súmate que los alojen en sus ranchos de Chana.


augusther@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3432 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor