Donald Trump, un mentiroso maligno

Además de ser un doctor en ignorancia me dedico a la mentirología, es decir al estudio de todo aquello que tiene que ver con la mentira. Como mentirologo descubrí que existen varias tipos de embustes: la mentira inocente, por ejemplo la del niño Jesús, la de los reyes magos, la del ratón Pérez, entre otras. Por estas ilusas ficciones de los padres hacia sus pequeños, los mayores acostumbran a vivir a sus hijos entre ilusiones y esperanzas que nunca se harán realidad. La mentira piadosa, es la que practican los sacerdotes y los representantes de ciertos cultos, haciéndole ver a un feligrés que mediante la oración o las rogativas hacia un ídolo o deidad se puede conseguir algún milagro, por ejemplo la sanación o la cura de alguna enfermedad. La mentira piadosa conduce a los feligreses a estados de sumisión y de decepción. La mentira política, es la practicada por los candidatos a presidentes, gobernadores, alcaldes y ediles para conseguir votos ofreciéndoles a los incautos asuntos que nunca van a cumplir y obras que nunca realizarán. Estas mentiras sirven para engrosar las cuentas bancarias de los políticos mentirosos y a la frustración de los votantes. La mentira maligna, aquella que tiene como fin, tal como la anterior, la de aumentar el peculio del mendaz. Lo único malo que detrás de esta mentira hay intereses oscuros y para alcanzar el objetivo escondido el político dispone de la vida de sus semejantes. La malignidad es tan grande, que no importa el daño que se le haga un conglomerado, lo transcendental es conseguir el objetivo, por lo general enormes cantidades de dinero que sobrepasa a lo concebido por la mente de cualquier mortal.

Ejemplo de la mentira maligna la tenemos en el pragmatismo de los expresidentes y presidentes de EEUU y en la de los presidentes y primeros ministros de los países industrializados de Europa.

Basta revisar la historia, las hemerotecas y los videos de la prensa internacional. Todos los candidatos presidenciales de USA se dicen preocupados por los problemas ambientales y por los derechos humanos pero cuando llegan al poder rechazan el Protocolo de Kioto, refutan todo lo referente a la Corte Penal Internacional cuya misión es juzgar a las personas acusados de genocidio y crímenes de lesa humanidad además, incumplen el tratado ABM de misiles interbalístico con Rusia para limitar el número de sistema antibalístico para defender ciertos lugares y numerosos etcéteras de acuerdos multilaterales. Estas mentiras malignas le han costado a la humanidad miles y miles de muertos.

En el año 2003 la sociedad se percató de una de las mentiras malignas que ocasionó la muerte de más de un millón de personas. Se trata de la guerra que lanzó unilateralmente George W. Bush cuando acusó a Husein de poseer armas de destrucción masiva, que si tenían y tienen USA, Rusia, China, Israel, Pakistán, Corea del Norte, la India y otros. Tal acción fue posible por el apoyo del gobierno de Tony Blair, el del derechista del español José María Aznar y el del italiano Silvio Berlusconi. Detrás de esta mentira se escondía un propósito maligno. La verdadera intención de estos gobernantes era la de afianzar una base firme en una región de gran importancia geoestratégica como Irak y hacerse del control de la producción y exportación de petróleo al servicio de las empresas globalizadas. Al final, las fuerzas invasoras que llegaron al país árabe no eran más que aves de rapiña que atropellaron a la población caracterizada por detenciones arbitrarias y torturas sufridas por todos los sospechosos de pertenecer a la resistencia que luchaban contra el invasor.

Ciertamente, la mentira maligna de los presidentes de USA siempre ha estado y está presente durante todos los períodos y sobre todo, cuando gobernó G. W. Bush. No creo que haya existido ningún presidente de USA que no haya acusado a Fidel Castro, a Raúl Castro, a Hugo Chávez y ahora al presidente MM de violar los derechos humanos. Pero la "comunidad internacional" permaneció silente ante la terrorífica US Patriot Act (ley patriota, en español). Mediante esta ley antiterrorista se coartan las libertades democráticas en EU, pero no solo a este país. Esta ley les permitió a sus socios de la OTAN la creación de una fuerza de intervención rápida antiterrorista, en el ámbito planetario, basado en la doctrina de la "guerra preventiva". Los lectores de prensa deberán recordar las torturas y asesinatos en Irak, Afganistán, Guantánamo y el funcionamiento de cárceles ilegales en países aliados.

Todos los presidentes le han solicitado al congreso el aumento del presupuesto militar para luchar contra el terrorismo, pero la "comunidad internacional" parece olvidar que fue EEUU el principal contribuyente, junto con otros países de Europa en reclutar, financiar, armar y entrenar a miles de muyahidines provenientes de diferentes países para que lucharan contra Rusia. Entre estos combatientes estaba Osama Big Laden. Esta mentira maligna le costó al planeta millones de muertos.

Otra de las grandes mentiras malignas por lo demás descarada, caracterizada por el desprecio de lo humanamente tolerable fue la invasión y destrucción de Libia que culminó con la muerte de Gadafi, con el apoyo de gobierno francés bajo la presidencia de Sarkozy. Todo basado en la fabricación de mentiras para eliminar al dirigente libio ante la mirada vergonzosa inhumana, silente y cómplice de los medios de comunicación de masa. Las mentiras malignas de Obama me permitieron pensar que la diferencia entre este presidente y Osama Big, es solo la letra s. Al final, miles de muertos y petróleo barato.

Pareciera que los gobernantes de USA compiten en malignidad e inventan mentiras para generar odio y terror a la población mundial. El nuevo inquilino de la casa blanca, Donald Trump, comenzó su trabajo terrorífico y de inmediato mintió sobre la presencia de armas de destrucción masiva en Siria y de seguida de manera unilateral, sin consentimiento del Consejo de Seguridad de la ONU, emprendió los "bombardeos humanitarios" sobre las población civil del país árabe. Todo con el objetivo de derribar el presidente Bashar al-Asad haciendo gala de su capacidad armamentista, sin respeto alguno de los derechos humanos y de la soberanía de los pueblos. Para los presidentes de USA y de algunos países europeos la relación "de igual a igual" es casi imposible. Resultado de la intervención en Siria de USA y sus aliados, un país desolado, una guerra civil, millones de refugiados y petróleo barato.

Pero la sed de sangre de bufón de la Casa Blanca no se acaba. El empresario que hizo su fortuna con los casinos, la chulería de mujeres y de estafas en los negocios inmobiliarios piensa que la política es un espectáculo donde él, Donald Trump es el protagonista. Él fue el hombre designado por el águila imperial para entregarle más sangre y más petróleo a sus jefes, es decir, los consorcios agroindustriales, financieros y energéticos. En este caso, el país escogido es Venezuela, que al igual que Irak, Libia, Siria y Afganistán tiene petróleo, y mejor aún, las más grandes reservas de crudo del mundo.

Las mentiras malignas de Donald sobre Venezuela son numerosas y vergonzosas. Califica de dictador a maduro en un país donde se realizan elecciones democráticas, donde recién se eligió una ANC y dentro de un mes se celebrarán votaciones para la nombrar gobernadores. Denuncia al presidente MM de violador de los derechos humanos y se reúne con Uribe, el creador de las fosas comunes y desaparecidos, de los paramilitares, de los falsos positivos, de la incursión bélica a Ecuador, entre otros. Además, responsable de millones de desplazados quienes encontraron refugio y una vida digna en nuestro país. Se reúne de Temer, un presidente de facto y negociante del pulmón vegetal del mundo además, se solaza al lado de Macri, un presidente vinculado con negocios de dudosa pulcritud, asociado con unos mafiosos, quienes se enriquecieron exfoliando las arcas de Argentina. Y qué decir de Peña Nieto, el político que se convirtió en una vergüenza mundial por su sumisión ante su patrón y ser el presidente de uno de las naciones más peligrosas del planeta. Este último compite con el rastracuerismo del presidente del Perú, P. P Kuczynski quien siempre está dispuesto moverle la cola a su patrón Donald y se hace el ciego ante la existencia del "muro de la vergüenza" que separa los pobres de los ricos de Lima. Donald exhorta a sus aliados de la derecha suramericana de apoyarlo en sus medidas contra Venezuela donde no hay democracia, pero se realizan elecciones y los diputados de la AN, en desacato, se reúnen en el congreso para discutir y aprobar leyes contra la mayoría de la población. Y si al bufón de Donald le preocupa los problemas humanitarios de Venezuela, resuelva primero las calamidades de la inundación en Texas provocadas por el huracán Harvey. Mentiras malignas para despojarnos del petróleo y de nuestras riquezas.

Lo peor de todo es la presencia en nuestro suelo de los apátridas de la mud. Entre estos crápulas que se destacan Julio Borges, Pizarro, María Machado, Luis Florido, Requesens, Capriles, Lilian Tintori, Gaby Orellana, Leopoldo López, Freddy Guevara, entre tantos, quienes durante sus continuos viajes hacia USA obtienen financiamiento de la subversión y solicitaron a su jefe Donald el bloqueo financiero y petrolero de Venezuela y la invasión militar.

Indudablemente el jefe Donald aceptó la sugerencia de los apátridas, en especial la de Borges, y decretó una serie de medidas que según el mandatario "sólo afectará al presidente MM y a sus aliados del PSUV". Mentiras y más mentiras malignas de un grupo de falsarios que sólo desean acrecentar sus cuentas bancarias. No sé cómo el rubicundo Donald y los traidores de la mud podrán dormir tranquilo sin pensar el daño que le ocasionarán a millones de venezolanos, colombianos, portugueses, españoles, ecuatorianos, peruanos, chinos y personas de otras nacionalidades que fueron acogidos en esta tierra y que hoy comparten las bondades de la Revolución Bolivariana.

Imposible olvidar las palabras de Simón en su mensaje al Congreso Constituyente de Colombia, en Bogotá el 20 de enero de 1830: "Las lecciones de Historia, los ejemplos del Viejo y el Nuevo Mundo, la experiencia de veinte años de revolución han de serviros como tantos otros fanales colocados en medio de las tinieblas de lo futuro". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 804 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a251725.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO