Corea del Norte. ¿Primera Guerra Imperial de Trump?

Debemos comenzar por decir, que la Nación Coreana en primer lugar sufrió la invasión de su territorio, y posteriormente un intento de colonización de su Pueblo, por parte del Imperio Japonés en las primeras décadas del siglo XX, hasta su derrota en la 2da guerra mundial. A partir del año 1945 y hasta la presente fecha, ha sido dividida, invadida, martirizada, excluida, estigmatizada, bloqueada y acosada permanentemente, por el Gobierno Imperial de los Estados Unidos de Norteamérica, que es hasta ahora, la primera potencia militar del planeta. No obstante, todas esas recurrentes agresiones militares, políticas, diplomáticas y económicas a lo largo de más de 70 años, la parte norte de la Nación Coreana sigue construyendo con grandes esfuerzos y sus propias particularidades, la sociedad socialista con el respaldo consciente y militante de la mayoría de su heroico pueblo.

Como una reiteración de la política oficial de aniquilar al Gobierno Patriótico y Socialista de Corea del Norte, liderado por el Presidente Kim Jong-un, el Imperialismo Estadounidense, expresión superior del Capitalismo Occidental y Sionista, por una decisión del nuevo presidente de su gobierno el multimillonario Donald Trump, ha ordenado en días recientes enviar a la Península Coreana, como un elemento de disuasión militar, una muy poderosa fuerza de ataque de sus tropas genocidas, que es encabezada por el portaviones nuclear USS Carl Vinson, ante lo que el Gobierno Yankee y sus aliados colonialistas, considera provocaciones reiteradas del gobierno de Corea del Norte, por el sistemático lanzamiento de sus misiles balísticos, que de acuerdo a su criterio imperial, amenazan la seguridad de sus principales socios asiáticos como lo son Japón y Corea del Sur.

Es importante conocer con propiedad histórica y sobretodo destacar política y económicamente, por qué las repúblicas de Corea del Norte y de Cuba, principalmente, y Belarus en menor medida, son los únicos países sobrevivientes de la contrarrevolución burguesa mundial, que acabo de manera insospechada y vergonzosa con la maravillosa experiencia política, económica, ideológica, cultural y tecnológica que se desarrolló durante más de 70 años, en la extinta Unión Soviética y en las naciones denominadas socialistas de la Europa Oriental, en los años 90 del siglo ultimo pasado.

La razón fundamental para que Corea del Norte en particular, hasta hoy día, mantenga su proyecto de construcción de una sociedad socialista, obedece a que además de cumplir con los principios marxistas de control sobre los medios fundamentales de la producción, y del inequívoco y estratégico cambio en las relaciones de la producción, haya hecho un extraordinario esfuerzo para priorizar la educación formal, que es totalmente gratuita en todos sus niveles y con un grado de 11 años mínimo de escolaridad, al igual que la necesaria y masiva formación ideológica de su pueblo, ya que sin la debida claridad en la conciencia política de sus líderes, cuadros, y de sus habitantes, hubiesen sucumbido ante los falsos halagos de bienestar individual del Modo de Producción Capitalista, como ha ocurrido en otros países Asiáticos, que en algún momento intentaron transitar por el camino socialista .

La Republica Popular Democrática de Corea, es hoy en día la principal víctima de la más vil y perversa campaña de satanización ideológica, de descalificación económica y de criminalización política que existe, por parte del poderosísimo aparato de propaganda de guerra de la burguesía occidental y sionista, al ser caracterizada de manera sesgada como la nación insignia del llamado Eje del Mal, en el que están incluidas naciones soberanas como Irán, Siria, Cuba y Venezuela, entre otras. Vil y sucia patraña estratégica ideada por los tanques pensantes al servicio del Imperialismo Yankee, para demonizar a sus líderes, sus modelos políticos y económicos soberanos, y sus pueblos revolucionarios, con el propósito de justificar ante un mundo plagado de seres humanos con sus mentes alienadas, las próximas intervenciones militares que tienen como objetivo estratégico, preservar la hegemonía del Sistema Capitalista.

No podemos dejar de mencionar en este modesto artículo, como un elemento de primer orden para la consolidación de la Patria Coreana, la creación del Pensamiento Juche que según lo entiendo, es un aporte ideológico del camarada Kim IL Sung, fundador de la Republica Popular Democrática de Corea, quien supo ver en el movimiento comunista de su época, la única alternativa para lograr la independencia plena de Corea, y en consecuencia sacar a su país del atraso en que se encontraba. Desde el punto de vista del pensamiento Juche, el Socialismo significa para el Pueblo Coreano en primer lugar, soberanía, y en segundo término, emancipación de clase social. Esto explicaría porque la Revolución Coreana pudo sobrevivir a la siniestra contrarrevolución burguesa, que puso fin a la Revolución Rusa y al Estado Soviético, ya que han conjugado armoniosamente el Socialismo con su historia y su identidad nacional.

Corea del Norte, desde mi modesto punto de vista, es un baluarte de la lucha antiimperialista y anticapitalista en el mundo, y un símbolo de la resistencia de los pueblos y gobiernos, que han fijado una posición soberana para decidir el carácter político, ideológico, económico y cultural de su vida como estados, y más importante aún, es que se declaran independientes de los centros imperiales y/o coloniales del poder político, financiero, tecnológico y cultural, que tienen como premisa fundamental y obligatoria la subordinación de los pueblos y naciones del mundo, al expoliador, explotador, y genocida Modo de Producción Capitalista, que tiene en el terrorista gobierno estadounidense, su más alta expresión del saqueo de los recursos naturales del planeta, y del exterminio de la vida humana mediante las guerras "preventivas" con un posible holocausto nuclear.

Corea del Norte es sin duda alguna una potencia militar en el orden mundial, producto del desarrollo de su industria pesada desde hace muchas décadas, y que como en la extinta Unión Soviética, se ha logrado por tener una planificación centralizada, en la que todo plan se calcula científicamente, se cuantifica matemáticamente, se organiza con gran rigurosidad, y se ejecuta con la mayor precisión técnica; Y también es una potencia política en tanto se logra una gran acumulación interna de riqueza, que tiene como base a millones de trabajadores, que se suman al trabajo voluntario luego de sus horas normales de trabajo, permitiendo de esta manera un rendimiento económico importante, para un país pequeño que se sustenta en sus recursos propios.

Espero que Corea del Norte, en el caso de un inminente ataque de las fuerzas imperiales de los Estados Unidos, que tenga como propósito la invasión de su territorio para derrocar a su gobierno legítimo, aniquilar su proyecto socialista, y someter a su pueblo revolucionario, pueda propinarles con el valiosísimo apoyo militar de los gobiernos de Rusia y de China, una gigantesca derrota militar que sea el comienzo del fin del Imperialismo Yankee.

 

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1386 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: