LA OEA. ¡Qué historia!

En 1948 en la Ciudad de Bogotá, en la IX Conferencia Interamericana, se crea un artefacto diseñado para navegar en aguas pantanosas, y surge en el marco del horrendo asesinato del líder popular colombiano Jorge Eliécer Gaitán, crimen que llevó a fuertes confrontaciones en la capital de la República y otras ciudades entre adversarios políticos y la fuerza pública. Se tiñe de sangre el país, y abrió las puertas a una larga guerra civil que desde entonces persiste en la nación colombiana. Por estos tumultos rápidamente fueron responsabilizados los comunistas y la Unión Soviética, suspendiendo el gobierno colombiano las relaciones con esa Nación.

El Secretario de Estado de los EEUU. George Marshall traía en sus manos para la IX conferencia Internacional Americana, el proyecto formal del dominio de nuestras Repúblicas, para cumplir con el viejo anhelo, esta vez jurídicamente organizado de la posesión del "Patio trasero", apoyados en el pretexto de la Doctrina de Seguridad Nacional, en el contexto de la Guerra Fría. Este general, es el mismo del" Plan Marshall", de la recuperación económica de Europa.

Recordemos que este Plan Marshall, no fue otra cosa que el acrecentamiento del botín derivado de la II Guerra, donde el mayor beneficiario fue los EEUU, gran proveedor de Armas y otros bienes a los aliados contra el nazi-fascismo, implementando para ello en marzo de 1941, la "Ley de Empréstitos y Arriendos", con el consecuente endeudamiento de esos países. Pero además, la destrucción masiva de ciudades e infraestructura, y luego la reconstrucción, fue otro de los grandes negocios post-bélicos, y en ese sentido hubo mucho que hacer al menos en dos decenas de ciudades. Por otra parte los buchones capitalistas gringos protegidos por acuerdos económicos tenían toda la libertad para la inversión y los negocios en los territorios europeos tutelados. En 1944, en Bretton Woods, habían establecido las bases financieras de dominio mundial a través de la imposición del dólar, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Estaban jugando duro los gringos, y la presencia de este héroe de la II Guerra devenido en Secretario de Estado, marcaba la característica del monstruo que surgiría de este parto Bogotano.

Este desvencijado artefacto, se le ubicó en un puerto fangoso, pero protegido. En 1962, vivió un momento de gloria en la ciudad de Punta del Este en la República Oriental del Uruguay, expulsando a Cuba de la organización, país que hacía muy poco tiempo se había liberado de una cruel dictadura, y, venía de enfrentar invasiones de mercenarios (Playa Girón) alentadas, armadas, entrenadas y financiadas por los gringos, sufriendo las constantes agresiones de guerrilleros contrarrevolucionarios en el Escambray, terrorismo urbano y agrícola. Esta expulsión avaló el criminal bloqueo violador de todos los derechos humanos, que ante la estupefacción y condena mundial ya cumple 54 años.

Pareciera que hoy día, la organización de las tres vocales fuertes y dignidad débil, pretende de nuevo alcanzar la gloria ultrajando a Venezuela, y, que lamentablemente sea un hijo de un país amigo el instrumento de tal villanía. En 1962, el imperio ofendió al Uruguay al propiciar la expulsión cubana en aquel territorio de hermanos, hijos de una cultura de rasgos comunes, hoy ofende de nuevo, a ese pueblo de luchadores, de Tupamaros, de mujeres y hombres de alto espíritu libertario.

A la reunión de Bogotá de 1948, el gobierno de Rómulo Gallegos, envió una representación presidida por Rómulo Betancourt, quién hizo al menos dos importantes intervenciones. En la sesión plenaria del 6 de abril, intenta comparar este engendro que iba a nacer, con las ideas del Libertador planteada en la Carta de Jamaica, en cuanto a la unidad de naciones y con la convocatoria al Congreso Anfictiónico de Panamá, en la época de Colombia la Grande. Betancourt al final de su discurso con las palabras de ocasión: anticolonialista, libertad, justicia, dignidad, dice lo siguiente:

"En la medida en que vayamos alcanzando estos fines, América soldará más firmemente su unión. Y estará en condiciones óptimas para oponer un frente unido de libertad militante y de justicia efectiva a los totalitarismos que en el viejo mundo enarbolan banderas de reivindicaciones sociales para disimular sus propósitos de conquista y dominio" (1)

Queda claro contra quién iba dirigidas estas palabras, sin embargo diríamos que eran hasta comedidas, pues entre esta fecha y el 30 de ese mismo mes que le correspondió a nuestro personaje el discurso de clausura de la IX Conferencia, pasó algo que hizo que el lenguaje fuese más abierto y puso especial énfasis en uno de los principales acuerdos:

"hemos condenado "los métodos de todo sistema que tiende a suprimir los derechos y libertades políticos y civiles, especialmente la acción del comunismo internacional o de cualquier totalitarismo" (2)

El Sr Rómulo Betancourt, de deja muy clara en la Conferencia Interamericana de Bogotá en 1948, su posición anticomunista y disponibilidad para servir al imperio, una década después, llegó a la Presidencia de la República de Venezuela, estableciéndose lo que conocemos como el Pacto de Punto Fijo, que duró 40 años, en ese periodo los venezolanos supimos lo que era pérdida de soberanía, corrupción, pobreza, represión y crimen.

En estos días el Sr Almagro Secretario General de la OEA, amenaza a la Nación venezolana con la fulana Carta Democrática que será de corto alcance práctico pero altamente infame, ¿pero qué podemos esperar los pueblos de ese artefacto, de aguas fangosas que fue creado para mantener el coloniaje?

Ahora nos preguntamos, ¿Qué busca Almagro? ¿Oxigenar a la desvencijada OEA? ¿Distraernos en el marco de la conspiración internacional contra Venezuela? ¿Aspira a ser candidato presidencial en su País? ¿No tiene nada que hacer? O ¿Hay algo más?

"Las lecciones de la Historia, los ejemplos del viejo y el Nuevo Mundo, la experiencia de veinte años de revolución han de serviros como otros tantos fanales colocados en medio de las tinieblas de lo futuro" (3)

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

1.-Venezuela y las Conferencias Panamericanas (1928/1954) Tomo II/Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores/2011/pág., 577.

2.-Ibid, pág., 590

3.-Bolívar, Simón/Mensaje al Congreso Constituyente de Colombia (la grande).Bogotá, 20 de enero de 1830.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1601 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a228851.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO