Cómo contrarrestar la arremetida Imperial

El Imperialismo esta utilizando contra la revolución Bolivariana fundamentalmente la economía como arma de guerra.
Al ser nuestra conciencia social un reflejo del ser social, es decir de las condiciones materiales de nuestra existencia, un deterioro de estas condiciones impactan directamente en el elemento subjetivo de la revolución.

El elemento subjetivo, es decir, el pueblo explotado en su conjunto, la clase obrera, campesinos, jóvenes, mujeres, como bloque se resquebraja y las organizaciones sufren una crisis en el liderazgo que no se adecua a las nuevas condiciones revolucionarias.

Del mismo modo, el Imperialismo utiliza elementos criminales para subvertir el clima de tranquilidad y paz que permite la construcción de la sociedad socialista.
Estas acciones del Imperialismo contra la revolución Bolivariana tienen tierra fértil debido a que no hemos completado la transformación de las relaciones de producción capitalistas, que llevan aparejada una nueva forma de ver la realidad y nuevos valores socialistas.

De lo anterior se desprenden acciones practicas que contrarresten la arremetida del Imperialismo en la economía, la paz social y en el terreno de las ideas que se difunden en los medios de comunicación.

En ese sentido es fundamental que el partido revolucionario, además de su base social de apoyo, esta obligado a trazar líneas estratégicas que lleguen a los sectores del pueblo trabajador y no trabajador que no estén organizados, o que no crean en los beneficios del socialismo.

En el plano internacional el Imperialismo intenta afectar los precios del petróleo y aislar a Venezuela, mediante el ataque preferente a los países mas influyentes que han sido aliados en el diseño de la unidad Latinoamericana y Caribeña.

El ataque para romper esta unidad latinoamericana se ha dirigido a los países progresistas mas fuertes en su estructura económica tales como Argentina, y especialmente contra Brasil.

El Imperialismo sabe que una revolución socialista no puede sobrevivir en un sólo país, y que deviene en deformaciones burocráticas producto del aislamiento.
Es obvio que la estrategia nuestra como socialistas es profundizar la unidad de las organizaciones revolucionarias venezolanas a lo interno, de tal modo que podamos establecer alianzas con las organizaciones revolucionarias hermanas en estos países vecinos.

Un aspecto que es vital para una revolución que quiere ser triunfante, es que debe contar con un plan militar revolucionario que una a todo el pueblo oprimido, alrededor de un liderazgo basado en la lucha cotidiana e ideológica.

Venezuela cuenta con el Pdte Maduro, con el legado del Líder Eterno Chávez y con un pueblo Bolivariano que ha resistido los ataques de la burguesía interna y externa. Esto es garantía para lograr detener la arremetida asesina del IMPERIALISMO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1177 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: