Justicia Poética: Así caerán Uno por Uno

Resulta irónico ver cómo uno de los más conspicuos enemigos de la patria venezolana hoy es sujeto de acusación por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.  Robert “Bob” Menéndez, este senador con aires de rectitud y de gran señor, será juzgado por cargos de corrupción, por haber aceptado regalos de parte del Dr. Salomón Melgen, quien entregó donaciones al Partido Demócrata, mejor dicho para la campaña del senador.

Entre las prebendas que recibía este senador se incluían vuelos de ida y vuelta por valor de 58.500 dólares a bordo del jet privado del médico Salomón Melgen, a cambio de beneficios empresariales en el Estado de Florida.   Existe una averiguación abierta por sobrefacturación de Medicare por parte del Dr. Melgen en Florida. Menéndez intentó así mismo bloquear donaciones del gobierno de Estados Unidos para el mejoramiento de los sistemas de seguridad portuaria en República Dominicana, a fin de  favorecer los intereses del Dr. Melgen, quien también es propietario de una empresa de seguridad portuaria en dicho país.

Cabe destacar que por estos hechos, Menéndez fue acusado por un Gran Jurado del Estado de Nueva Jersey, por 14 cargos, que incluyen conspiración, violación de acta de viaje, declaración falsa, soborno y fraude de servicios honestos, o sea, toda una joya. ¿Qué diría Marcos Rubio ahora, a quien tanto le gusta hablar?

Recordemos que el nefasto Bob Menéndez ha sido aliado de los sectores más recalcitrantes de la ultraderecha de nuestro país, los cuales hacían lobby para solicitarle su apoyo en contra del gobierno bolivariano. Menéndez fue uno de los promotores del proyecto de ley aprobado por Barack Obama, con el que se pretende aplicar sanciones a Venezuela fuera de la jurisdicción norteamericana, bajo argumentos tales como actos de corrupción y violación de derechos humanos. ¡Qué doble rasero!

¿Con qué moral se atreve a pedir sanciones contra nuestro país por supuestos hechos de corrupción?   Cabría preguntarse qué recibió a cambio o qué le ofrecieron por apoyar a los sectores de la ultraderecha venezolana. ¿Y qué decir en cuanto a su vinculación con Posada Carriles, asesino y terrorista confeso?  Menéndez es socio actualmente de quienes financiaron las operaciones terroristas contra el avión de Cubana de Aviación en 1976.  Fue su ex suegro quien le presentó a Posada Carriles.

Y es este senador quien se cree con moral para acusar a Venezuela de violar los derechos humanos. Se evidencian las amistades peligrosas que mantiene, lo que claramente indica cuál es el perfil de Menéndez.  Y por supuesto su empatía con los líderes de la oposición venezolana.

Debo reconocer que me permito en esta ocasión una baja pasión, por alegrarme de que un ser tan ruin y asqueroso como Bob Menéndez, si se aplica la verdadera justicia, vaya a dar con sus huesos a la cárcel, pues bien se lo merece; como también Leopoldo López, Antonio Ledezma, y muy pronto si se aplica la ley, María Corina Machado y todo aquel que atente contra la paz y la estabilidad de la República.

Hoy podemos observar cómo los disfraces se caen dando paso a la verdad.  Es indiscutible que producto de la acusación por hechos de corrupción a Bob Menéndez, la credibilidad de sus señalamientos en contra del gobierno venezolano queda en total tela de juicio, habida cuenta del comportamiento antiético y de baja talla moral de este senador.  ¿Qué pensará Obama al respecto y sus acólitos en Venezuela?  ¿Qué van a decir?   ¿Qué es un perseguido político del régimen de Barack Hussein Obama y que no hay división de poderes en Estados Unidos?

Este hecho es solo la punta del iceberg de lo que hay tras bastidores de la corrupta e inmoral política norteamericana. Recordemos los documentos filtrados por Wikileaks y las revelaciones de Snowden.   Y si hablamos de casos de corrupción, ninguno como el que produjo la crisis financiera norteamericana en 2008 que implicó a empresas centenarias como Lehman Brothers, Goldman Sachs y muchas otras, cuyas actividades criminales tuvieron por cómplices a los funcionarios del gobierno norteamericano. Claro, “la casa nunca pierde”.  El que siempre pierde es el pueblo, víctima del gran capital.

Es risible para el mundo ver cómo el gobierno norteamericano pretende erigirse como modelo a seguir, pues ni ellos mismos se lo creen ya.  Su rabo de paja le pesa mucho y le cuesta levantar vuelo.  Esto lo hace más peligroso aún.  Amanecerá y veremos.

La acusación contra Bob Menéndez llega en momentos en que viene adquiriendo mayor perfil político a nivel nacional.  Cabe resaltar que en el año 2014 el FBI inició una investigación en contra del senador acusado de crimen federal por haber ayudado a los hermanos Isaías, un par de fugitivos ecuatorianos buscados en su país desde fines de los años 90, por cargos de malversación a los clientes de la entidad Filanbanco, de su propiedad.

De origen cubano, Menéndez presidió el Comité de Asuntos Exteriores del Senado hasta el pasado mes de enero, y ha desarrollado siempre una política activa contra el gobierno cubano y ha mostrado su disconformidad con el acercamiento entre La Habana y Washington impulsado por Barack Obama.

Para completar el background de este nefasto personaje, al tráfico de influencias y corrupción se une la acusación aún sin comprobar de que contrató prostitutas en República Dominicana, facilitadas por el Dr. Melgen. Esa denuncia fue publicada inicialmente por el diario digital The Daily Caller, considerado por el ala política liberal como un medio de la ultraderecha, del sector más conservador de los Estados Unidos. Los fundadores de dicho diario son Tucker Carlson y Neil Patel, este último ex asesor del ex Vicepresidente Dick Cheney.  The Daily Caller forma parte del pool de prensa rotativo de la Casa Blanca.

Es curioso que sea precisamente un diario con ese perfil, el que se haya prestado para atacar al senador Menéndez.  Pareciera más bien una operación orquestada desde la propia Casa Blanca para defenestrar a un político de origen latino que se ha vuelto incómodo por sus posiciones ultrarradicales en relación a Cuba, sus ínfulas de proyección política y sus corruptelas de poca monta y baja calaña.  Además podría su desprestigio ser utilizado por Obama como tabla de salvación ante el desastre diplomático que están representando las leyes y decretos contra Venezuela, que fueron precisamente impulsados por Bob Menéndez.

Debido a su vinculación con acciones en detrimento de los pueblos, el senador tiene prohibida su entrada a Venezuela, de acuerdo con la lista publicada en Gaceta Oficial Extraordinaria No. 6.177 que circuló el sábado 28 de febrero. Creo que hay que volver a imprimir dicha gaceta y agregar que tiene prohibida la entrada a nuestro país por CORRUPTO.

Un abrazo revolucionario para todas y todos los que se mantienen en pie de lucha en defensa de nuestro proceso. ¡Venezuela no es Amenaza, Venezuela es la Esperanza de los pueblos del mundo que luchan por su autodeterminación! ¡Qué viva Chávez! ¡Qué viva Maduro! ¡Y qué viva la Patria Sagrada!

Zulika King

Coordinadora del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza

Contralores Sociales

Jueves, 2 de abril de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3111 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social