Pildoritas 33 (año VII)

Cerebros huecos, si acaso llenos de aserrín

Roy Chaderton Matos no hizo otra cosa que repetir en su característico estilo de decir las cosas, lo que todo el mundo sabe y que dicho en criollito o traducido a como lo diría el vulgo, tenemos una oposición descocada; muchos de quienes opinamos sobre ella lo hemos dicho, lo que sucede es que no somos ni ocupamos el alto cargo representativo que ocupa el declarante en el organismo internacional llamado OEA.

¿A qué otra conclusión se puede llegar sobre el comportamiento de un sector de venezolanos (¿?) que es capaz de cuadrarse con quien sin tener velas en el entierro, quiere ser el dueño y señor de nuestra Patria, usurpar nuestras riquezas y colocar a los venezolanos en situación de coloniaje?

¿Cómo es posible no pensar como piensa Chaderton, si la oposición venezolana, pareciera que llegó tarde a la repartición de cerebros, y le tocaron los de aserrín?

De otra manera no hubiesen escrito el rosario de fracasos, primero cuando fueron gobierno y casi que desaparecen la Patria, y luego, tal vez por desconocimiento de lo que se debe hacer cuando no se es gobierno, cuando desde el primer día del inicio de la Revolución, comenzaron a ser ejemplo de lo que no se debe hacer si se desea reconquistar el voto popular.

La coyuntura que ahora estamos enfrentando con un inminente ataque bélico por parte del imperio, que es quien dirige los pasos y acciones de lo que aquí funge como oposición, en lugar de ser aprovechado para intentar reivindicarse, mostrando un poco de nacionalismo, lo que hacen es saltar de alegría e incluso considerar como un logro producto de sus ruegos, sus SOS, y sus deseos, de ver llegar a los marines por aire, mar y tierra a tomar posesión de lo que para ellos no es más que una torta, que consideran con el derecho de engullirse hasta saciarse.

El Embajador no ha hecho otra cosa que, de una forma bien adornada, decir la verdad, el cerebro opositor se ha ganado muy bien la fama de ser éso y no otra cosa, de otra manera no hubiesen metido tanto las de caminar, lo que les ha llevado a fracasar en todos los escenarios en los que se han presentado: elecciones como fachada, porque nunca les han interesado, sino para cantar fraude cada vez que muerden el polvo, intentos de golpes de estado y materialización de uno, que aun niegan, paro petrolero que aún no han levantado, guarimbas, guerra económica, salida, asesinatos selectivos, etc., todo derrotado con consecuencias negativas para el pueblo y cárcel para algunos de ellos, muy pocos por cierto, porque los y las que andan sueltos y sueltas son más, pero todos y todas, seguramente, reagrupándose porque cual náufragos de la política venezolana, a la que aún no entienden, ven en una invasión militar imperial su salvación.

Es doloroso aceptarlo, es vergonzoso comprobar cómo ahora que Venezuela es conocida hasta en el último rincón del Planeta, gracias a Chávez y su obra, también se le conoce por tener una oposición que no es otra cosa que la antítesis de lo que debe ser el sector que en todo país existe, para criticar constructivamente los errores, que los gobiernos puedan cometer y buscar la confianza de los pueblos, por las vías democráticas y constitucionales y no como aquí en una demostración que por fuerza nos lleva a la conclusión de que sus cerebros son “huecos”, si acaso llenos de aire, como bien lo dijo nuestro flamante embajador dando en el clavo, sin desmerecimiento alguno.-

Y claro no es lo mismo una bala en la cabeza de un patriota que defiende la soberanía de su país, que en la cabeza de un traidor que se alegra cuando percibe la posibilidad de una agresión a sangre y fuego contra la Patria.

A los traidores en la guerra de independencia los fusilaban, ¿ y aquí?, será esperar que Dios disponga lo que suceda con ellos, si nos toca pelear.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1780 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: