El marrón del norte y el pitiyanqui del sur

La arrogancia imperial de la bota norteña acaba de decir en su idioma anglo "again" contra nuestra Matria Venezuela, tierra del Padre Libertador Simón Bolívar, Patria de hombres recios y con cojones como diría el Comandante Chávez refiriéndose a los "yanquis de mierda" que a través de la historia pasada y presente han bañado de sangre el planeta en apetencias voraces para saciar sus irracionales modos de vida consumistas y que ahora se atreven a decir de nuevo "otra vez" contra Venezuela como si una visa mundial les diera luz verde para ello.

Desde que arribó democráticamente la Revolución Bolivariana con Chávez al poder en Venezuela, EEUU ha montado una escalada de desestabilización contra nuestro país que, avalados lamentablemente por apátridas lacayos locales ansiosos de poder "so pretexto" de democracia al mejor estilo patotero para acceder "a lo arrecho" apadrinados por su "tío yanqui", cual usurpador de los pueblos progresistas y soberanos del mundo presente.

Venezuela, se ha venido liberando del yugo traidor afianzándose en el pensamiento de Bolívar que nos hizo pueblo anti-imperial. La ironía, es que por no dejarnos arrebatar la soberanía de nuestro país y por ejecutar las leyes autónomas (que por cierto, los gringos con esos mismos delitos la aplicarían con rigor y sin contemplación en su territorio). Ahora, en EEUU desesperados por la carente efectividad de sus títeres pitiyanquis de éste lado del sur que, llamados líderes, pretenden el poder local, o de los voceros internacionales desacreditados que avalan el neocolonialismo y vienen a pasearse como lobby en nuestro país hablando paja, también de una iglesia católica capaz de vender y distraer al pueblo como lo hizo en un pasado cuando el propio Bolívar los señaló en el "Manifiesto de Cartgena" o en este caso de tiempos modernos con la guerra mediática de cuarta generación y la implosión sicológica con engaños y montajes manipuladores en las llamadas redes sociales.

En una escalada más agresiva y sin caretas, el gobierno de EEUU a través de su guerrerista marrón Obama "disfraz de nobel pacífico", ha insinuado que nos va a torcer el brazo y, en un continuo señalamiento de injerencia, nos declara como amenaza extrema para su nación, en un lenguaje que de modo intimidante coloca la bala asesina en el umbral de su flota marina con consentimiento de los "hijos malos de América Latina" para rondar nuestro Caribe pacífico. Con argumentos risibles, exigen a nuestro país que "desapliquemos" nuestras propias leyes soberanas enmarcadas en la Carta Magna y nos señalan como país violador de derechos humanos para apuntarnos con sus prácticas de genocidio y destrozarnos con balas ciegas y bombas llamadas inteligentes pero que se vuelven brutas cuando tocan suelo ajeno.

Como venezolanos, debemos alzar nuestras voces y los problemas internos debemos resolverlos nosotros mismos pues mucha sangre a costado tener la nación que tenemos. Nuestros recursos naturales los puso Dios a nuestra tierra para bien del mundo y no para un diablo hambriento de energía que a costa de sangre inocente desea arrebatarlo irrespetando soberanías. ¡Quién acepte esta arremetida siendo hijo de Venezuela es un traidor a la patria! Por eso, frente al pretendido discurso imperial contra nuestro país debemos gritar: ¡gringo, go home! ¡No al marrón del norte y no al pitiyanqui del sur!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1013 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204222.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO