El dilema de Evo

La construcción del capitalismo andino o los límites de los movimientos sociales

Y ganó el MAS con Evo Morales Presidente, por una cifra que nadie esperaba por que las encuestadoras se habían vendido al mejor postor y alteraban las cifras rebajándole al MAS 20 puntos en promedio. Días antes Colanzi, el entonces candidato a diputado por Unidad Nacional (UN) denunciaba desde Santa Cruz que el MAS le llevaba mas de 15 puntos a PODEMOS y es que tenía privilegiada información. Las empresas que monopolizan las encuestas de opinión y los medios merecerían una sanción legal por burlarse y engañar a la opinión pública. Ellos sabían que el MAS ganaría las elecciones. El MAS ganó la Presidencia, la Vicepresidencia con 53.7% de los votos y 84 escaños de los 157, sin embargo en senadores tendrá una minoría de un voto y en diputados una amplia mayoría de 72 sobre 130
Así como en el 2002 el Embajador norteamericano fue el mejor propagandista de Evo en el 2005 fue su principal contendor Tuto Quiroga con su guerra sucia, pero principalmente por sus ignominiosas acciones que el pueblo no olvida: su impulso a la expulsión de evo del Congreso en el 2002, la masacre de Sacaba ante la resistencia a su orden de cerrar los mercados de coca o los contratos antinacionales. Pero el tema es mucho mas complejo.

El mas eficiente y probado instrumento de dominación, las elecciones, otra vez se derrumbaba y los poderosos ya están en inventar otro nuevo. El problema es que este se basa en el mercado y en un sistema de partidos en el cual es posible seleccionar o imponer candidatos como los hicieron con Sánchez de Lozada, Banzer y otros. Pero la derrota de la derecha tiene múltiples determinaciones: el sistema necesitaba de un sólido sustrato económico y este se caracterizaba no solo por el estancamiento y la ausencia de inversiones incluyendo a las empresas capitalizadas, sino por las ganancias fáciles y la corrupción generalizada de políticos y empresarios. La guerra del agua de abril del 2000 anunciaba cambios sustantivos objetivadas en la lucha contra la recolonización y la colonialidad del poder; viejos y nuevos sujetos se movilizan con continuidad e independencia: sindicatos, juntas de vecinos, comunidades, juntas de regantes, confederaciones, coordinadoras. Ya en Septiembre de ese año indígenas campesinos del occidente y el oriente junto a la izquierda, que venían trabajando diez años antes de modo aislado en un nuevo proyecto, articulan la lucha por la tierra con el territorio y los recursos naturales, la lucha reivindicativa con la lucha política, la lucha de clases con la lucha étnica. Las batallas ganadas en la guerra del agua y en la expulsión de Sánchez de Lozada el 2003 y de Mesa el 2005, los llevan a reafirmarse en eliminación de la política económica neoliberal y en la refundación del Estado bajo su dirección. Estas son las determinaciones últimas del triunfo electoral, en una suma de procesos en los que el MAS actuó muchas veces con ambigüedad y oscuros pactos. La memoria histórica reaparece condensando distintos momentos históricos y formas de resistencia, desde las tradicionales de rebeliones indígenas, la larga experiencia minera expresada en la COB y también en las luchas de los cocaleros del Chapare y Los Yungas, hasta la mas actuales de la federación de regantes de Cochabamba, las Juntas Vecinales creadas hace un cuarto de siglo o los Sin Tierra del Oriente.

En lo electoral, los socialistas y progresistas de los sectores medios encontraron una posibilidad de cambio; mestizos, collas, cambas e incluso criollos deciden enfrentar a las trasnacionales y a las oligarquías de oriente y occidente parcialmente divididas por intereses rentistas en partidos y unidas por la clase y la etnia. Las clases medias y de la burguesía media pertenecientes a poderosas agrupaciones corporativas gremialistas como las que controlan el comercio mayorista y minorista cruceño, paceño o cochabambino en mercados y servicios se dividen y muchos optan por el MAS. Probablemente el proyecto neokeynesiano de Doria y su partido Unidad Nacional que no tocó el tema de la redistribución de la riqueza, al igual que Lula, Kirtchner o Tabaré Vázquez le quitó apoyantes, como de seguro mas tarde ocurrirá con el MAS. Aunque el factor mas decisivo haya sido identificar que tras PODEMOS esta el imperialismo, ADN y el MNR y tras UN a la centro-derecha del MIR. O sea a quienes entregaron el país en los últimos 20 años.

Este proceso de avance del MAS al reflejarse parcialmente en las sospechosas encuestas de opinión y después en las elecciones consiguió modificar las preferencias de sectores medios que siempre le van a ganador. El apoyo urbano era creciente y muchos campesinos deciden ejercer su derecho ciudadano a votar, sin embargo no supieron definir una postura acerca del problema indígena, articulándolo a la clase y a la ideología socialista que homogeniza a los mejores cambas, collas y otras construcciones étnicas. Fueron las organizaciones indígenas las que se decidieron por votar por el MAS.

El pueblo espera una transformación total, confía en que EVO, el indígena anticolonial, antineoliberal, duro crítico del sistema y la corrupción, defensor del campesino comience a deconstruir el neoliberalismo, resolver la nacionalización, el juicio a Goni y su mafia, entregue tierras a los sin tierra, aminore la pobreza, etc. Pero ese pueblo esta conociendo al otro Evo y al otro Álvaro, productos del pensamiento único y de su clase, pequeño burgueses del campo y la ciudad, ligados a ONGs y organismos multilaterales, producto de la cultura dominante de la mendicidad, contaminados de las mañas de los políticos, con aliados neoliberales que no los dejaran actuar mas allá de ciertos límites. Ese Evo, el Presidente protoneoliberal, ha reconocido que esta atrapado por leyes que no le permiten moverse. No es conciente aun que esta atrapado por su clase y por el sistema neoliberal con poderes e instituciones, por Estados colonialistas con sus embajadas y trasnacionales, por la oligarquía y los partidos, por organismos multilaterales, fundaciones y ONGs, por estructuras neoliberales y por el pensamiento único que se condensa en una inconciencia colonialista que les impide desarrollar a estos nuevos gobernantes una voluntad política antiimperialista radical. Y, entonces, vivimos frente a una esquizofrenia que será resuelta por la lucha étnico-clasista y anticolonial de los movimientos sociales organizados para la construcción de una nueva sociedad. Veamos como se esta expresando esta irreflexión en ausencia de voluntad de poder en el primer tramo del gobierno.

La crítica es un distintivo de la teoría marxista, quedarse solo en la complacencia y el elogio en momentos decisivos nunca fue bueno para el socialismo. Románticos intelectuales y académicos se encandilaron y apoyaron a Allende en Chile, a Ortega y el FSLN en Nicaragua, a Handal y el FMLN en San Salvador, a la CONAIE y Gutiérrez en Ecuador, al peronista Kirtchner en Argentina, al PT y Lula en Brasil, al EZLN y Marcos en México, etc. los llenaron de elogios y condenaron a los críticos, para después de unos años pasar a la crítica. Hoy varios intelectuales de renombre hacen lo mismo con Evo Morales y el MAS desestimando la postura de penetrantes críticos como Petras. En Bolivia ha empezado la construcción del “capitalismo andino” tomando el apoyo de Venezuela y Cuba como un complemento a su proyecto. No es la NEP rusa propuesta por Lenin, ni la aplicación del marxismo clásico como dice García Linera, que piensa este proceso como un teorema social, que mas parece un neoliberalismo con rostro andino, o sea el impulso del capitalismo colonial para un nuevo momento histórico. Luego de la apoteósica toma de posesión y los bellos discursos-memorial de Evo y Galeano las cosas se van aclarando. Después de 10 días de exhaustivo análisis los Estados Unidos entienden el enrevesado mensaje del Gobierno Boliviano y le dan su aprobación con cargo a que Evo y su equipo acepten el menú completo: solo esta pendiente el tratamiento a la coca, a los hidrocarburos y sus peligrosas relaciones con Chávez y Fidel.1

Muchos estamos convencidos que Morales y su equipo quieren cambiar las cosas y también esta claro que éstos se darán en un periodo prolongado y que este es solo el inicio; sin embargo, el problema es como afectan las primeras medidas a un diseño estratégico y hacia donde van los cambios, ya se están tomado decisiones estratégicas y al parecer estas no contribuirán a crear las bases de nuevas transformaciones. Las preguntas son ¿cómo se compagina un proyecto neoliberal impuesto por el ejecutivo con la destrucción del neoliberalismo bajo la dirección de algunos altos funcionarios antineoliberales también puestos por el ejecutivo?, ¿la tranquilidad social que necesitan el MAS y Evo para iniciar la redistribución preliminar del poder justifica las medidas que se vienen tomando?. ¿Estarán tratando de marear a una perdiz que mantiene incólume todo su poder y que va un paso delante de ellos?.

En la esquizofrenia el Evo malo esta dejando el discurso anticolonial, de la recuperación de la soberanía, de la destrucción del neoliberalismo, de la refundación del país desde lo indígena, de la expulsión de fuerzas extranjeras; no habla mas de la reterritorialización de los pueblos originarios, de reforma agraria, de la nacionalización de los recursos naturales, de desarrollo endógeno, de las colectividades indígenas en el poder constituyente, etc. Las tácticas no acompañan una estrategia anticolonial. Y ¿qué ocurrió con el discurso de Álvaro García acerca de la defensa de los pueblos originarios y la comunidad como estructura básica de la sociedad?. El capitalismo andino ¿no destruirá la comunidad y la gestión territorial, no impedirá el desarrollo endógeno agrario-forestal, no limitará el desarrollo del mercado interno y la integración indígena latinoamericana?. ¿Cuál es la relación entre la explotación y exportación de hidrocarburos con el control de los recursos naturales por los pueblos indios?. El tema de los hidrocarburos ha provocado guerras, violencia, muertes y la caída de gobiernos, ¡ cuidado con el MAS ¡.

A Raúl Prada no le falta razón cuando señala que plantear el capitalismo andino después de seis años de luchas por la soberanía , contra las poliformas estructuras coloniales no es mas que proponer un nuevo colonialismo interno que continuará destruyendo las relaciones comunitarias en una decodificación cultural y colonización de cuerpos sobre una patria restringida.2 Y añade que las palabras no pueden reemplazar la realidad, la nacionalización es confiscación o no es, es monopolio del Estado, de recursos, gestión, exploración, explotación, producción, industrialización, comercio. La reforma agraria no es saneamiento de latifundios, es confiscación de tierras indebidamente apropiadas, ligadas al monopolio latifundista y a la especulación. La constituyente no es seguir con las viejas prácticas jurídicas de reformar la constitución, es convocar al poder constituyente en una asamblea soberana ajena a los deseos de control gubernamental.3

Decir que los movimientos sociales colocaron a Morales en la presidencia parece ser una perogrullada, y sin embargo esa simpleza merece un mayor análisis pues, como más adelante veremos, no solo representa a los movimientos sociales. Pero además este líder indígena en los años preelectorales escapaba de los movimientos evadiendo ser identificado y proponía un movimiento sin signos de clase o de etnia; su lógica electoral fue ganar a las clases medias y esperar la posibilidad de alianza con los partidos. Cuando los partidos se fueron derrumbando y los movimientos étnico clasistas mostraron de nuevo su fuerza Evo volvió, recurrió a la nobleza de los dirigentes de los movimientos y estos lo volvieron a aceptar y consintieron su candidatura. Desde que quedó segundo en las pasadas elecciones toda su actividad se centro en promover otro proceso electoral sin importarle mucho las acciones de los movimientos, incluso, de acuerdo a su conveniencia trató de frenarlos. De esto no ha hablado Evo pero ha lanzado un simbólico homenaje al mundo indígena y ha colocado a distintos líderes e intelectuales indígenas en su Gabinete y Consejo Consultivo. Pero luego ha perdonado, expropiando esta potestad al pueblo indio, a todos los agresores colonialistas en la historia boliviana, de adentro y de afuera, a cambio del perdón de la deuda y mas inversiones, su tour europeo fue para eso. Evo no solo pacto con los últimos regimenes de Mesa y Rodríguez, sino que nunca tuvo firmeza respecto a temas centrales que demandaban las organizaciones populares como la nacionalización de los hidrocarburos o la reversión de las tierras agrarias orientales. Su Vicepresidente como intelectual iba por un camino paralelo, abandonó la lucha por el socialismo y se quedo en la lucha por la acumulación y modernización en los andes.

Apoyarse en el neoliberalismo y la cultura colonial de la mendicidad, mientras reorganiza el poder institucional, para mantener los equilibrios macroeconómicos muestra el temor a un golpe de Estado militar o una intervención y que lo saquen del Gobierno ante el primer error. La situación económica no es nada fácil e impiden la reconstrucción del Estado colonial y la acumulación desde los recursos naturales que para García sería la primera etapa de cambios mientras funciona la acumulación informal tipo PYMES. Lo que el define como capitalismo andino. De allí que garantizar la acumulación en el Oriente y la Media Luna –Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija- sea su prioridad a costa de enfrentarse a los movimientos sociales que ya vienen resurgiendo. Maestros por salarios y plazas, cocaleros de Parque Carrasco, Yapacaní y el Chapare exigen que no continúe la erradicación de la coca, los Sin Tierra que perciben una traición en marcha. Los pilotos y un sector de trabajadores de la línea Aérea Lloyd que piden la intervención a la empresa por corrupción de funcionarios y que el Gobierno tardó dos semanas en hacerlo mientras arreglaba con sus aliados que habrían colocado a San Miguel como Ministro de defensa, los damnificados por desastres debido a negligencia de Transredes, que no fue sancionada y ni siquiera nombrada; los mineros que quieren se les adjudique yacimientos, la FEJUVE de El Alto que se opone al nombramiento de Mamani en el Ministerio del Agua, etc. son los primeros indicios de lo que se puede venir. Gobernar con el mandar obedeciendo es mucho mas que una frase bonita, ¿ Obedecerán los nuevos gobernantes a la burguesía o al pueblo?, ¿se apoyaran en el pueblo movilizado o terminarán sometiéndolo o quizás reprimiéndolo? Esa es la cuestión central.

Estaba abierta la posibilidad de que Evo Morales sea el primer Presidente indígena de Bolivia, para algunos en representación de un 70% de población quechua, aymara, guaraní y de otras etnias (y también –como el lo señala- a los indígenas del mundo y en particular de América Latina), que con legítimas reservas lo reconocen y aceptan como jefe. Lo cierto es que representa a variados estamentos sociales. La mayoría de sus adherentes electorales están en la miseria, y dentro de este gran sector, sin embargo, una parte no se reconoce como tal y hasta se identifica con la derecha. Lo que muestra que la identidad es mas que una construcción ideológica y política, una ficción o una forma de imaginar una situación o un futuro, esta asociada también asociada al colonialismo, a la historia, al racismo y a la clase. Al mismo tiempo representa a los trabajadores, cuya mayoría son los mismos originarios de antes, pero donde hay obreros y campesinos indígenas y mestizos que están mas a la izquierda que el MAS, proponen continuar con la lucha antiimperialista y la construcción de otro sistema social. Declaran que estarán vigilantes de cada paso que de Evo y su equipo. Finalmente, Evo también representa en gran medida a sectores de la burguesía y de la clase media a la vez de izquierda y progresistas por un lado y neoliberales por otro, muchos de ellos en busca de un mejor trabajo en cargos políticos y que han estado en partidos, en cargos públicos, en ONGs o buscando un lugar en organismos como el PNUD. Sobre estas bases Evo estaría optando por estos últimos que concilian con las fuerzas antinacionales y por tanto con el capitalismo colonial. Siendo posible construir una identidad de futuro socialista, si hay voluntad política y claridad en la reconstrucción articulada de esa realidad.

La ambigüedad de Evo no es nueva, es un pequeño terrateniente que siempre estuvo rodeado de onegeistas y organismos multilaterales. El pueblo dudaba y es por ello que el Occidente boliviano tardó en reaccionar para dar apoyo mayoritario a favor de su candidatura, que explícitamente ofrecía una descolonización del Estado más no de la economía y la sociedad. De otra manera, ello también ocurrió con los pueblos del Oriente que solo en los últimos tramos de la campaña se reorientan ideológica y étnicamente hacia el MAS. Siempre después de PODEMOS, que es una continuación del falangismo y ADN, pero que acertadamente se apoderaron del tema regional que desde hace mucho es una demanda legitimada potenciada por la existencia de hidrocarburos en sus territorios. Surgían las interrogantes, ¿por qué la derecha cuenta con tanto apoyo en Oriente, cuando los movimientos sociales han politizado al pueblo hacia la reidentificación y hacia la izquierda?, ¿quizás nos hemos acostumbrado a la sumisión y no logramos visualizar que las posibilidades de cambio están en las potencialidades de nuestra lucha? Las elecciones mostraron que el MAS tenía potencialidades en el oriente, mas del 30% de los votos, y entonces que hacer? Aprovechar para organizar, educar, movilizar, para construir poder social y político o entregarse a la oligarquía cruceña para garantizar la estabilidad económica? Todo indica que la opción es por lo segundo y que todo se decide en las alturas. Intentaremos explicar este complejo asunto.

Es por ello que los peligros futuros no radican en que cuatro o cinco de nueve prefecturas, muchas alcaldías de capital de departamento y Comités Cívicos sean formalmente de oposición, sino en sus fueros internos y en la probable incapacidad de ese segmento al que mas representa y que ahora lo rodea, resolver el problema nacional y las grandes contradicciones asociadas e históricamente acumuladas, sea por incomprensión de las mismas, por ofrecer soluciones inadecuadas y/o por una dirección política neopolulista y conservadora. La ausencia de una organización política, de un bloque histórico y de dirigentes políticos e intelectuales orgánicos que construyan una teoría y una práctica revolucionaria del cambio es una de las debilidades del MAS que ha sido ocupada por el onegeismo y secreciones de lo que fue la megacoalición.

Cotidianamente esta sobre la mesa de discusión el tema de la autodeterminación como requisito de la soberanía nacional, del Estado, de la democracia, de las autonomías y del proyecto de nuevo país. La derecha con el apoyo imperialista se reorganiza para desarrollar oposición si el MAS no acepta sus propuestas. Pero el MAS como veremos esta más por aceptarlas que por un proyecto diferente. Las sucesivas visitas a la embajada norteamericana y al fascista Comité Cívico de Santa Cruz muestran como desaparecen las posibilidades de la autodeterminación. Pareciera que el Gobierno cada vez mas se traslada a Santa Cruz y que los onegeístas de Evo no atinan a una solución diferente. La conformación de la constituyente, sus atribuciones y límites respecto a una reforma o nueva Constitución será un debate decisivo. El Comité de Santa Cruz y Evo coinciden en un ciudadano un voto, pero los pueblos indígenas quieren que los pueblos indígenas tengan 36 representantes y refundar el país. No sería extraño que Evo y el Comite acuerden solo reformas al neoliberalismo.

En Bolivia nunca se consolidó un Estado Nación, los varios intentos por hacerlo derivaron siempre en la reconstrucción de Estados coloniales, generalmente bajo la dirección de las Fuerzas Armadas al servicio de oligarquías vende patria y sumisas. De la vieja disputa en Occidente entre la COB, las FFAA, la débil oligarquía y los partidos, surge una nueva con otros sujetos sociales, nuevas centralidades y ejes articuladores pues en las últimas tres décadas cambia la geografía social, económica y política, se hace visible el Oriente con sus potencialidades económicas; y lo más importante renace el movimiento étnico-clasista anticolonial con una inusitada fuerza.

En efecto, se modifica la composición de la COB, al deslocalizar el Estado a los combativos mineros; se debilitan los partidos tradicionales al convertirse las dirigencias, junto a los jefes de las FFAA, en defensores y mediadores de los intereses del capital extranjero y al incorporarse al nuevo escenario los campesinos indígenas, los movimientos sociales antineoliberales y el movimiento regional –principalmente en Oriente, hoy liderado por el derechista Comité Cívico de Santa Cruz-, producto del apoderamiento del problema regional por la burguesía comisionista trasnacionalizada, por las renovadas trasnacionales de los hidrocarburos encabezadas por REPSOL y su Gobierno recolonizador, y las empresas extranjeras que como las chilenas y brasileras que con sus Estados también participan con los Estados unidos en reconfiguran las relaciones entre los sujetos del poder. En tres décadas las continuidades y discontinuidades siguen presentes sin resolverse las grandes contradicciones históricamente construidas en mas de cinco siglos bajo el manto de la colonialidad del poder y las persistente recolonización: la exclusión indígena y el racismo, el centralismo, el problema de la tierra, el saqueo imperialista de los recursos naturales (los hidrocarburos en particular), la miseria, la democracia, la amenaza fronteriza, el sometimiento de las FFAA al Comando Sur, el control tecnológico y la fuerza de los falsimedia. Aunque destacan los debates acerca de los hidrocarburos, sobre la asamblea constituyente para refundar el Estado y resolver la colonialidad del poder y respecto a las autonomías regionales, municipales e indígenas que contribuyan a la redistribución del poder, así como, el juicio de responsabilidades al saqueador Sánchez de Lozada, otros temas –como veremos- no menos importantes como la redistribución del ingreso son dejados de lado.

Evo y el MAS no quieren disputar el poder desde las masas, concientes, organizadas y con poder; prefieren los acuerdos en las alturas con la oligarquía, sus logias y Comités Cívicos organizados, con proyecto y capacidad de movilización. Manipular a los movimientos para negociar cada vez es menos posible, lo hacían los partidos y sindicatos y ahora el Gobierno y los Comités Cívicos. Las ONGs e intelectuales neoliberales tendrán que enfrentarse con las de izquierda, mientras correrán junto a las ideas mucho dinero de fundaciones, embajadas y organismos multilaterales.

En el actual momento histórico es posible revolucionar al país, cuando se abre la posibilidad de que el MAS gobierne por un largo período, cuando se resquebrajan las múltiples identidades, cuando se reconfiguran los partidos, cuando se redefinen proyectos políticos y todos los actores antes mencionados entran en tensión. Sin embargo, los senderos cada vez son más peligrosos, las soluciones se discuten en las alturas y el MAS retoma la vieja forma de hacer política; veamos algunos de sus aspectos.




Los hidrocarburos y las expectativas coloniales de los países inversores imperialistas.




Evo Morales y Solís Rada han optado por no nacionalizar los hidrocarburos y aceptar la migración de contratos de empresas ilegales. Esto es una traición a las demandas de los pueblos y movimientos sociales.

La externalidades que están internalizadas tienen que ver con la política del Imperialismo en el continente y los intereses de las trasnacionales: recursos naturales, ALCA, etc. y su expansión continental en red en Chile, Argentina y Brasil sobre los hidrocarburos y el mercado. Al mismo tiempo, como en el siglo XIX nuevamente Brasil y Chile –también Argentina- están sobre los territorios bolivianos como objeto de colonización. Trasnacionales y gobiernos de España, Francia están tras el petróleo, la banca y los servicios públicos. Evo en el Gobierno en su pensamiento onegeista cree saber negociar con todos estos gobernantes socialdemócratas y con los de la Unión Europea, los ve como posibles aliados coyunturales, aunque estratégicamente logre visualizarlos como potenciales contendores. Los Estados Unidos están presionando por lograr una política colonial armoniosa con potencias europeas.

España, volviendo sobre sus pasos, ahora es una potencia recolonizadora de América Latina y también esta en Bolivia, especialmente en la banca y el petróleo y en la educación superior. Repsol empresa que nació de la nada, con el neoliberalismo y la especulación, con los sobornos y la corrupción. Se apropió de empresas privatizadas en América Latina hasta colocarse entre las 10 empresas privadas más grandes en petróleo –que actúan en 28 países- y quizás se convirtió en la más grande empresa especuladora de España. Actúa con el apoyo de su gobiernos y otras empresas coloniales rentistas como financieras y administradoras de fondos de pensiones. Su presencia en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Bolivia les ha permitido construir una cadena de hidrocarburos que bien la pudo y puede hacerla YPFB en coordinación con YPF de Argentina y Petrobras de Brasil. Pero Repsol compró YPF de Argentina y desde allí se apropió de Andina, Maxus, YPFB y otras empresa de América Latina. En Bolivia se apropio de las reservas de Andina –antes de YPFB- 50% administradas por AFP españolas, posee 45% de Transierra; además es copropietaria con Petrobras y la francesa Total de otros campos. En resumen son propietarias de 3 de los 4 megacampos de Bolivia, es la principal exportadora de gas a Brasil y Argentina a través de Transredes (Enrón, la principal propietaria), es dueña de gasoductos, de plantas de producción de engarrafado de GLP y comercializa al por mayor y al por menor.

Brasil que le expropio antes grandes territorios a Bolivia ahora esta sobre el petróleo boliviano a través de Petrobras que controla el 25% de las reservas de gas en Tarija y que abastece del 30% de gas a la metrópoli industrial Sao Paulo, controla los gasoductos Bolivia-Brasil y las 2 refinerías en Cochabamba y Santa Cruz, adquiridas a fines de los noventa. Pero además controla el 40% del negocio agropecuario de Santa Cruz y otras áreas del Oriente boliviano y muchos bienes de consumo, maquinarias y equipos.

Entre la oferta venezolana de recuperar y potenciar la cadena productiva de los hidrocarburos tras una necesaria nacionalización y la migración de contratos de las trasnacionales están optando por esta última. Evo y su gobierno giran 180 grados y optan por empresas ilegales que no declaran sus utilidades, que ocultan información, que contrabandean gas, que venden gas a Chile con precios subsidiados, que venden gas subsidiado a la Argentina que lo revende a Chile, que desarrolla prácticas monopolistas y discriminatorias. El problema además radica en que las empresas trasnacionales en hidrocarburos legalmente no existen en Bolivia pues no existen contratos legalizados y sin ellos la migración de contratos no solo es entreguismo sino también un error jurídico. No se quiere establecer responsabilidades, demandar resarcimientos por daño económico, recuperar campos petroleros, refinerías y ductos, intervenir transredes y reconstruir todo el sector. Tampoco hay indicios de afectar a las superintendencias que han estado al servicio de las trasnacionales.

Chile, que también se quedo con la costa, el mar y las riquezas naturales de Bolivia y territorios del sur del Perú controla el transporte y la salida al Pacífico, el suministro de importantes bienes de consumo, desde frutas frescas y secas, conservas y vinos, hasta productos electrónicos, prendas de vestir nuevas y usadas, vehículos usados provenientes de Japón y USA. Argentina es otro país que recibe petróleo a precios solidarios y que parte lo reenvía a Chile. El mercado interior de Bolivia esta abastecido por productos de estos tres países, mientras que en inversión extranjera los Estados Unidos tienen el primer lugar con un 33.4%, seguido por España, Reino Unido y Brasil con 11% cada cual (IED), todos en hidrocarburos. España en electricidad, banca, administración de pensiones, prensa y TV, y químicos.

Los gobiernos de Bolivia no han querido utilizar sus potenciales armas contra Chile que al romper la complementariedad ecológica en la Guerra del Pacífico, su rico desierto del norte –que fue boliviano y peruano- depende de las aguas del Silala cuyo nacimiento esta en Potosí y que Chile aprovecha mas de un siglo a través de obras de ingeniería de aducción. Pero que sin embargo ahora necesita mas agua y pretende conseguirla comprándola a la empresa de Sánchez de Lozada y otros comisionistas Coboreh S.A. que se apropió de 32,000 Has. potosinas. Chile explota minas peruanas y bolivianas licitadas por Fujimori y Sánchez de Lozada. En el Salar de Uyuni explotan el Borax, ulexita y litio.

Bolivia, sigue siendo visto como un territorio a repartir. El mercado esta en manos de las trasnacionales pero la disputa estará en los recursos naturales estratégicos. José Steinsleger,4 denuncia el 30 de noviembre que para Washington Bolivia debe ser borrada del mapa –según sostiene Mark Falcoff, asesor del Vicepresidente Dick Cheney . Chile, de seguro arrepentido de no haberse apropiado de BOLIVIA en 1879, hoy con asesoría estadounidense e israelí, solo espera el momento para hacerlo. En junio del 2005 el Secretario General de la OEA, el chileno José Insulza propuso una incursión sobre Bolivia con tropas argentinas, brasileras y chilenas para después ser complementadas por los contingentes norteamericanos de la base paraguaya. De hecho Chile cuenta con 30 mil efectivos en la frontera y gastos militares una y media veces el valor de las exportaciones bolivianas. Hace muy poco 30 misiles chinos fueron sustraídos por militares vende patria y enviados a los Estados Unidos dejando en total indefensión al próximo gobierno.

De hecho una invasión contaría con el apoyo interno de la burguesía comisionista de la Media Luna y de la agrupación política de PODEMOS que disputó la Presidencia con el MAS. Recordemos que el ex Presidente adenista Tuto Quiroga educado en Estados Unidos, colaborador del entreguista Sánchez de Lozada, ex funcionario del BM, el FMI, CAF y CFI y privatizador de refinerías podría ser un distinguido gobernador del protectorado Bolivia, el Irak de América Latina.

La protoburguesía de Cochabamba, Tarija, Beni, Pando también han utilizado el centralismo como pretexto hegemónico. A toda esta clase solo le interesa rentar sus tierras a empresarios sean de donde sean y a las trasnacionales, ser proveedores, recibir comisiones, usufructuar de las regalías, vender sus productos.

El MAS que continua con las ambigüedades propias de la campaña electoral, esta por definir lo que en realidad hará ante las presiones imperiales de occidente y sus vecinos. Y es que su proyecto tiene que ver con su reiteración de respetar la propiedad, la inversión, el manejo de la economía y los compromisos. No extrañaría que en la nueva Constitución en lo económico den por aceptado el neoliberalismo como en Venezuela. ¿No será posible decosntruir , eliminar, los mecanismos de poder, dominación y explotación colonial que trae consigo el proyecto imperialista neoliberal?. En Venezuela esperaron cinco años para optar por el socialismo, mientras que en Bolivia con la fuerza de sus movimientos sociales podría caer este Gobierno y desatarse una guerra civil con evidentes culpables.

No podemos de mencionar la supuesta influencia del proceso boliviano en Perú. Es cierto que modificó las preferencias electorales peruanas programadas para el 9 de abril y Ollanta Humala aumentó el apoyo, sin embargo ello puede profundizar el eclecticismo de este candidato filoaprista y afirmar su parte neoliberal. No creemos que la sólida derecha afianzada en el Estado contrainsurgente le permita avanzar y si lo logra vencer esta valla tampoco conjeturamos que trascienda la aventura Gutiérrez. Sería muy elemental y falso decir que vivimos la época de los Tabaré Vázquez, Kirtchner, Lagos-Bachelet, Gutiérrez-Palacios, Toledo-Humala, Lula; la presencia de Chávez y Fidel lo contradicen y muestran que la voluntad política es fundamental para reapropiarse del proceso histórico.

Los Presidentes visitados coincidieron en defender a sus inversores y empresas. España, Francia y Brasil han sido explícitos. Solana a nombre de los imperialistas europeos fue amenazante y Amorin remarcó la privilegiada asociación de Brasil con los Estados Unidos. Las primeras acciones previas a la toma de posesión mostraron que Evo Hizo bien en viajar a Cuba y Venezuela, donde se procesa al imperialismo. Recibió el bastón de mando de los pueblos indígenas, celebro año nuevo en su comunidad orureña de Orinoca e invita a los líderes de izquierda y de los movimientos sociales de Bolivia y América latina a su investidura como Presidente. Muy bien, pero ya elegido no puede dejar un minuto de ver lo que ocurre en su país y pronunciarse acerca de los nuevos movimientos que el sabe que seguirán ocurriendo.




Los proyectos geoestratégicos recolonizadores que amenazan Bolivia y las clases dominantes comisionistas: el Gobierno pasa a la CAINCO




Ante la oscuridad en las propuestas del MAS respecto al poder colonial y a la oligarquía cruceña es el Comité Cívico de Santa Cruz quien viene asumiendo la dirección política del país bajo la hegemonía de la CAINCO. Evo, con su obsecuente Vicepresidente y gabinete cada vez más van a recibir ordenes a Santa Cruz, mientras que el embajador norteamericano visita el país y los ministerios supervisando el accionar de sus felipillos.

García el intelectual del MAS, el teórico, no ha trascendido los mensajes publicitarios del neoliberalismo: responsabilidad, equilibrio, competitividad, gobernabilidad. Sus conocimientos no superan el sentido común creado por el poder, una elite iletrada de masa reemplaza a los políticos oligárquicos.5 La estrategia de desarrollar el capitalismo andino con políticas neoliberales va acompañada de ciertas claves de construcción del poder en base a cinco signos de gobernabilidad, en el lenguaje político neoliberal. 1. Colocar a los cocaleros como eje de los movimientos sociales, 2. En gobernabilidad, ser más eficientes que la derecha, 3. Alianza del movimiento indígena con los intelectuales 4. mantener la gobernabilidad parlamentaria y legitimidad conservando sus nexos con las bases sociales, 5. Alianza con las Fuerzas Armadas y policiales. Este orden propio de un matemático es obvio que buscará evitar conflictos y que los movimientos sean de derecha o de izquierda lo desestabilicen. Capitalismo andino más orden, una formula aritmética infalible. Pero, ¿será que a través de los cocaleros puedan controlar al resto de movimientos?, ¿el control del poder institucional, de los movimientos e intelectuales le garantizan estabilidad?. ¿Donde quedó el proyecto anticolonial y las demandas de las bases rebeldes étnico-clasistas?. ¿ Esperan que estas sean solucionadas por la constituyente o por un nuevo gobierno del pueblo?

Evo Morales, siendo Presidente, se hizo reelegir como dirigente de los cocaleros del Chapare. ¿es la democracia plebiscitaria?, ¿en 10 años no se han formado otros dirigentes?, ¿podía ganar un sector crítico?. No lo sabemos. En todo caso se inscribe en la estrategia de gobernabilidad de García, que no es otra que atar a los movimientos sociales y desnaturalizar sus luchas. Ocurre que en ese mismo evento donde se le reeligió como Secretario General se acordó que el cato sea individual y que las fuerzas extranjeras salgan inmediatamente del país. A los pocos días el Embajador Greenlee le impone al Presidente persistir en el cato familiar y que sus fuerzas reprimirán a los cocaleros que excedan ese limite. Ningún atisbo de dignidad y lealtad. ¿cómo responderá el movimiento? ¿lo sacará a Morales?.

El MAS propone una alianza con los empresarios cruceños y deja de hablar de la oligarquía racista y procolonial. Morales apenas es elegido viaja a Santa Cruz para asegurarles garantías a sus inversiones, a la propiedad privada y la licitación del Mutún. Les ofrece volver y el 2 de febrero reitera su oferta mientras los empresarios que albergan a trasnacionales y terratenientes rentistas le piden continuar con la flexibilidad laboral, la misma política cambiaria, de comercio exterior y fijación de precios. Evo les promete seguir la misma política macroeconómica neoliberal ya que es el “patrimonio para nuestra estabilidad macroeconómica”. Esta política va acompañada de austeridad fiscal, protección de los industriales y erradicación del contrabando y del comercio de ropa usada (que daría empleo a 250 mil familias). Los Ministros neoliberales: Luis Ar, ce en Hacienda, Walter Villarroel en Minas, Salvador Ric en Obras Públicas –que se declara privatizador- y Walker San Miguel (el ex emenerrista, privatizador con Goñi y Ministro de Defensa implicado en posibles actos de corrupción en el caso Lloyd, al aparecer como apoderado de una nueva empresa aérea –LanBolivia con capital chileno cuyo funcionamiento exitoso esta en función de la destrucción de Lloyd), Felipe Cáceres el Viceministro de Desarrollo Social (felicitado por William Francisco III de la oficina antinarcóticos –NAS- de los Estados Unidos) de la mano con el teórico del capitalismo andino en la Vicepresidencia son garantías para Estados Unidos, las trasnacionales y la oligarquía de que el neoliberalismo va a continuar.

Pero aun esto es más grave pues la corrupción, que es consustancial al neoliberalismo, esta en todos lados y persiste expresándose cada día sin que el Ejecutivo haga algo; no es atacada con decisión por Evo. Todo este escenario nos lleva a recordar a Gutiérrez en Ecuador y su caída dos años después. Este Presidente terminó por organizar brigadas campesinas contrainsurgentes con el apoyo de organismos multilaterales y ONGs. La lógica caudillesca y caciquil de Morales-García, quienes desde hace mucho despreciaron la organización partidaria, es otro elemento que explica este nuevo proyecto neoliberal.

El problema radica en que este proceso entreguista se inscribe en otro mas largo y opuesto de lucha contra el colonialismo y la colonialidad del poder estaba en ascenso, un proceso que iba en aumento e incluía como enemiga a esta clase mediadora y comisionista. ¿podrán revertir este proceso? Veremos de que esta hecho este anticolonialismo pues las políticas que se aplican atentan contra el futuro económico de Bolivia: la posible industrialización de los hidrocarburos, de los minerales y de la coca. Pero también afecta a los referentes identitarios que si bien eran mas ideológicos y tenían que ver más con los puntuales movimientos sociales de contenido indígena y antiimperialista que con una racionalización popular del problema colonial como totalidad y lo étnico-clasista como resistencia anticolonial de clase, excepto respecto a los terratenientes agrupados en la CAO. Las propuestas de salida al estancamiento colonial por parte del MAS al sector burgués de occidente y oriente, del norte y sur nunca fueron explícitas. Para el pueblo tampoco.

Efectivamente examinar lo que sigue ocurriendo con la tierra, los hidrocarburos y la constituyente en este mes de gobierno nos mostrara el verdadero rostro de Evo y el MAS. Durante los últimos gobiernos el saneamiento reemplazó la confiscación y solo ha venido fraccionándose la tierra, para evadir obligaciones fiscales y la propia reforma, ha aumentado el tráfico de influencias, se han asentado extranjeros en la frontera. En definitiva se legalizaron y consolidaron los grandes latifundios bajo la supervisión de la CAO y la CAINCO, con el apoyo del Banco Mundial.

Al hablar de la persistente colonialidad del poder nos estamos refiriendo a la interrelación de las relaciones coloniales de poder históricamente construidas principalmente sobre el racismo, las relaciones de trabajo y de género y que tienen un fuerte contenido subjetivo que afecta a la memoria histórica, a las mentalidades y al sentido común; que siguen siendo el sustento de la dominación, explotación y la vida cotidiana. Sobre ella se repotencia el colonialismo de modo permanente. En los países indígenas solo han sido subvertidas en México con la revolución de 1910 y las políticas asimilacionistas desde el Estado, transformando a la mayoría indígena en parte de la nación mexicana, mientras que en Bolivia, Perú, Guatemala y Ecuador las revoluciones, guerrillas y rebeliones no lograron modificar sustantivamente estas relaciones. Por el contrario el colonialismo reproducía interactivamente la colonialidad del poder. Con Morales la educación y la cultura aun se rigen por el pensamiento único y el interés privado y nada garantiza que haya acciones en este campo contra la colonialidad del poder.

En los sectores populares y medios –y en todos los sectores sociales- existen múltiples identidades y desidentidades, siempre van juntas, son multifacéticas y multidireccionales y se ven afectadas por el reiterado imperialismo cultural intensificado con la mundialización. La historia colonial de cinco siglos recién procesa una descolonización parcial de las mentalidades, la cultura occidental aun es vista como factor civilizatorio. Ello es así también, por las virtudes de la tecnología y sus efectos económicos, no obstante que desde sus inicios esa cultura fue impuesta con violencia por los conquistadores y religiosos para legitimar el sistema colonial y sus intereses mineros y hacendarios. Con la independencia criollos, Iglesia, escuelas y fuerzas armadas se encargaron de la educación colonial mientras se reponteciaba la explotación y dominación. Decenas de rebeliones no pudieron vencer la ideología de la sumisión, sobrevivencia y esperanza ofrecida por la Iglesia. Someterse, autorechazarse, cambiar de identidad, aceptar los patrones coloniales de occidente fue la forma de mantenerse vivo frente a una oligarquía que nunca aceptó a los indígenas como ciudadanos y parte de la nación y más bien su identidad era con los blancos extranjeros.

En oriente, aislado hasta hace medio siglo, se construía un típico reducto criollo, con alto mestizaje indígena oriental que tenía por un lado a criollos, muchos con una oculta mezcla indígena, judíos sefarditas y collas de Valle Grande y otro territorios del sur, a los que se suman nuevos migrantes europeos de las postguerras y el nazismo: alemanes, croatas, menonitas; japoneses, y por otro lado mestizos e indígenas de oriente con influencias culturales de Brasil, Paraguay y Argentina y una cada vez mayor migración colla de occidente. En realidad construyeron otra cultura mestiza, híbrida, diferente pero con el mismo patrón colonial, extranjerizante de la colonia solo que ahora con tendencias cosmopolitas. La clase dominante del oriente ha logrado en su larga lucha anticentralista que sus intereses autonómicos sean los de todos, al hacerles creer que la crisis tiene su origen en la apropiación por occidente de la riqueza generada por el país, cuando todos sabemos que ellos apoyaron las políticas neoliberales, el saqueo y que no dejaron de enriquecerse mientras miles abandonaban Santa Cruz por falta de empleo y por los salarios de hambre. De allí que el proyecto de nación camba tenga bases económicas sumamente frágiles, pues al mismo tiempo que son el puntal de la economía del país, prefieren el antinacional proyecto neoliberal, la trasnacionalización del país y que las mayores regalías para el oriente se destinen para la burguesía comisionista parasitaria, a un proyecto basado en la autodeterminación y en las grandes mayorías ahora mestizas de origen colla que pueblan Santa Cruz.

El MAS y sus intelectuales no han investigado el problema regional y su concreción en el Oriente y no lo entienden. Y aunque lo entiendan su proyecto es otro. No han esclarecido que la burguesía que viene desde la explotación del caucho, la castaña, la soya, de la expropiación de tierras y bosques, de la apropiación de los recursos de la banca, del narcotráfico sistemáticamente ha implementado los proyectos de las trasnacionales y destruido la débil identidad nacional y al propio Estado, obligando a la población a buscar otros aseguramientos colectivos que unos aun lo encuentran en sus prácticas y subjetividades históricamente construidas, en la memoria histórica, en lo que consideran propio, en las culturas prehispánicas, pero que otros lo encuentran en la nación camba. El Comité Cívico ha logrado apropiarse de los cambios en la mentalidad de los hijos de inmigrantes collas, de allí que a muchos de ellos los llamen comecollas, pues como en otros países son los principales opositores a la migración y a los nuevos migrantes. Después de décadas de lucha contra el centralismo el discurso autonomista traído de España ha tenido efectos positivos en convocatoria masiva. La izquierda y sus intelectuales y el movimiento indígena-mestizo de trabajadores y campesinos, tienen el deber de decosntruir estas relaciones de poder basadas en un proyecto racista y secesionista

Así como en La Paz y en todo el territorio andino boliviano y latinoamericano, el racismo logró enraizarse en todos de distintos modos y en forma multidireccional no falto la resistencia al mismo. Cuando el empobrecido occidente expulsó población colla, en el oriente fueron recibidos agresiva y despectivamente por los cambas -la mayoría también mestizo indígenas, ahora principalmente con collas mestizos e indígenas, no obstante que primero fue con los indígenas del oriente- provocando cambios profundos particularmente en los collas nacidos en Santa Cruz que procesaron desde la pérdida de identidad indígena hasta el auto rechazo. Esta última situación es la que no ha logrado revertir el MAS, solamente provoco leves cambios en los primeros inmigrantes y en cambas de origen popular. Un tratamiento psico-sociológico y político –y posteriormente, desde el poder del Estado, económico- hubiese modificado no solo las adscripciones partidarias sino también transformaciones en la subjetividad étnico clasistas de carácter duradero. Reivindicar solamente a la nación aymará como lo hace García Linera no solo no soluciona nada, sino que mas bien complica el debate sobre identidades, nacionalidades y proyecto de país. Una intelectual boliviana señalaba en el televisión estatal venezolana que los aymarás estaban en Bolivia y los quechuas en Perú, y como todos sabemos los aymarás y quechuas están en ambos países. La ignorancia de las gentes de ambos países vecinos es enorme y atenta contra cualquier proyecto de destrucción de fronteras.

De las iniciales ambigüedades e intentos conciliadores por algunos intelectuales del MAS – otra vez García, ahora con sus ya mencionados innovadores planteamientos de modernizar el capitalismo andino, como requisito de otros cambios- y Evo Morales con sus ya abandonadas posturas desetnizadoras y no clasistas, influenciado por intelectuales, pues la realidad de la lucha y la crítica los obligó a reorientar su discurso hacia la descolonización del Estado, a afianzar su lucha contra la recolonización y pensar en términos étnico-clasistas, lo que los volvió a acercar a los movimientos sociales, a los pueblos originarios y a la izquierda sin y con militancias –particularmente de las bases del MIR y de lo que fue CONDEPA, pero también del MNR y UCS- disgregadas por todo el país. Una cosa era abrir el movimiento a la clase media urbana de las grandes capitales de departamento y a los cambas y otra desclasar y desetnitizar al movimiento. Bolivia vive una polarización basada en una sociedad y Estado racistas. Es un país recolonizado que encima distintos momentos constitutivos, determinados por externalidades e internalidades, tiene distintos contextos y niveles, afectan lo social económico, lo político y cultural haciendo de él un tema sumamente complejo.

De las burguesías regionales comisionistas las más agresivas son las más diversificadas de La Paz y Santa Cruz –junto a las aliadas más débiles del Beni, Pando y Tarija. Los sectores mas burocráticos, de la mediana industria y el comercio se encuentran en La Paz y los que controlan la tierra de Oriente, la agricultura, la industria, el comercio y los servicios y exportación regionales en Santa Cruz.

No olvidemos que la lucha por las autonomías han servido para dividir países o para que se beneficien los intereses coloniales. México perdió la mitad de su territorio y sus recursos naturales cuando los Estados Unidos apoyaron al federalismo norteño y los hizo federales pero dentro de su Estado. Bolivia lo sabe, primero con la Guerra del Pacífico en 1879 cuando el imperialismo inglés desencadena la guerra de Chile contra Perú y Bolivia ganándola el primero frente a los señores feudales criollos de los dos últimos países, apropiándose de 300 mil Km. de ambos países y con el guano y el salitre que estaban en esos territorios. Mas tarde la guerra del Chaco entre 1931-1936 fue una guerra por el petróleo desatada por la empresa holandesa Royal Dutch Shell en Paraguay y la norteamericana Standard Oil Company de Estados Unidos –que en ese entonces le disputaba a Europa sus colonias- en Bolivia. Paraguay se quedo con parte del Chaco boliviano, dejando en el camino a 50 mil muertitos.




Por un proyecto antiimperialista: destrucción de la colonialidad del poder y la recolonización como requisitos autonómicos.




No es suficiente recocer el derecho a las autonomías y extenderlas a todos los niveles sin aclarar cuales son estos y sin definir cuales son los requisitos. Consideramos que la fortaleza de PODEMOS y algunos comités cívicos son su debilidad más fuerte y el MAS no ha sabido plantear el debate con claridad.

Si el debate hubiese colocado como punto de partida la relación Imperialismo-autodeterminación, dictadura-democracia, libertad-necesidad hubiésemos detectado la fragilidad de la propuesta oriental. La democracia liberal se basa en la soberanía estatal y su objetivo es la persona, el ciudadano, y hacerlo exige la autodeterminación, que los ciudadanos decidan su destino histórico en democracia representativa y ello solo puede darse desde una redistribución de la riqueza que permita la autonomía personal, la capacidad de hombres pensantes de actuar de acuerdo a sus decisiones a elegir que sociedad quieren a sus representantes. Un hombre sometido a la necesidad no puede tener libertades ni constituirse en ciudadano.

Si ni siquiera hemos asimilado bien el discurso liberal cómo polemizamos con el discurso neoliberal, más bien es probable que nos asimilemos a el y eso es lo que viene ocurriendo con el MAS. La derecha neoliberal de Podemos y el Comité Cívico cruceño si realmente quieren autonomía deben romper con el imperialismo, defender la soberanía, someterse a la voluntad popular en la elección de candidatos, respetar la diversidad de identidades y promoverlas, aceptar autonomías municipales, subregionales y cantónales, ser solidaria y redistributiva con los territorios mas pobres, hacer consultas populares y aceptar la posibilidad de ser removidos, devolver las cooperativas a los socios, desaparecer los privilegios y las logias, someterse a límites y controles. El Comité Cívico sabe que en España funcionó el Estado autonómico con un proyecto neoliberal y militarmente sometidos a la OTAN, con 8.5 millones de pobres de una población de 44 y con una monarquía feudal. Eso puede funcionar en ese país, pero aquí los movimientos sociales quieren otra cosa y se preparan para rechazar conciliaciones y concesiones con los intereses imperialistas y con el proyecto neoliberal, no aceptaran solamente un reformismo conservador del tipo Lagos en Chile, Lula y el PT en Brasil, Kirtchner en Argentina o Tabaré Vásquez en Uruguay . Lo mínimo aceptable debe ser un proyecto antineoliberal, antiimperialista, que no acepte compromisos con neoliberales: FMI, BM, Trasnacionales explotadoras y la burguesía concesionaria entreguista.

El MAS no se ha planteado deconstruir las relaciones de explotación y dominación históricamente creadas y modificadas por los cambios en la acumulación global y por el neoliberalismo Si escogen el neokeynesianismo conservador y no optan por un reformismo redistributivo radical que trascienda la política y la reproducción del capital, si no transforman con una revolución cultural las conciencias para integrar al país y si no rechazan firmemente la recolonización el MAS solo tendrá un futuro incierto. Esta bien recuperar lo nacional como problema de liberación y por tanto de autodeterminación; esta bien recurrir y reivindicar a pueblos originarios, a su dignidad, su cultura y sus saberes, pero no se puede dejar de lado la unidad nacional de las mejores tradiciones de indígenas, mestizos y criollos, ni la urgente redistribución de la riqueza.

El MAS ha actuado guiado por la intuición étnico-clasista y en ello los líderes indígenas han tenido ventaja respecto a los intelectuales que carecen de ella. Retomaron lo indígena y la liberación nacional, pero en la reflexión hace falta ir mas allá de las verdades que construyen los intelectuales que cada día muestran más sus debilidades teóricas e ideológicas.

Temerarios pensadores, que viven de la lucha social, que no se amilanan al opinar desde hoteles cinco estrellas en los foros sociales, que trabajan con fundaciones norteamericanas y que adquieren mayor lucidez con alucinógenos recomiendan no criticar al MAS y a Evo, como antes defendieron a Kirtchner, pues consideran que el hacerlo es un resabio del ultraizquierdismo. Mas bien, por el contrario, estimamos que no hacerlo sería tan grave como mantener el silencio ante lo ocurrido con las derrotas de Allende, el FSLN, el FMLN y que ahora se repite como farsa con Lagos, Ortega o Handal y el Congreso salvadoreño actual. No olvidemos que los agentes del tipo Gutiérrez están al acecho.

Acaso hay que callar cuando vemos que la primera acción en busca de la gobernabilidad fue ofrecer a la falangista oligarquía cruceña la privatización de la concesión del Mutún, prometer el respeto a la ilegítima propiedad de la tierra y modificar el concepto de nacionalización para no considerar cualquier acto de expropiación a las trasnacionales. Cuando después de haber recibido una tercera parte de la votación en Santa Cruz pudo haber celebrado en la capital de ese departamento con una ofensiva ideológica, movilizadora y orgánica. Y después quizás hacer algunas negociaciones con esa cavernaria derecha.

Una evidencia del nuevo transfuguismo y peguismo (pegas: puestos) que ocurre en el MAS esta en que mientras los movimientos sociales continuaban la nueva militancia y dirigentes del MAS estaban mas preocupados por las pegas, llegando al enfrentamiento. Y la otra esta en que muchos neoliberales que trabajaron para el gobierno, para trasnacionales, organismos multilaterales, partidos y ONGs ahora buscan colocarse con el MAS y lo vienen consiguiendo. Los técnicos y tecnócratas serán una necesidad y podrán ser reciclados como el imperialismo hace con los exguerrilleros?. Podrá el MAS provocar la revolución ética que promete?

Mientras la dirigencia del MAS nacional y de Santa Cruz estaba en el conflicto por la repartición de puestos el silencio ante sucesos significativos patentiza los intereses de los nuevos masistas de la clase media y la ausencia de dirección política cuando falta Evo, de gira por América Latina y Europa. Una ilustración de lo dicho. El día 31 de diciembre por la noche explotó un ducto de transredes con fuga de gas y llamaradas presuntamente a raíz de un aluvión –que a su vez esta conectado a la deforestación- y a un rayo o al choque de tuberías de petróleo y gas, que quemaron y dañaron a por lo menos 60 familias, poniendo en evidencia la no reinversión en mantenimiento y reforzamiento de los ductos. La negligencia de Tansredes y su socia la española REPSOL seria la principal causa. Mientras el Prefecto, parte del poder regional, estaba en un baile de año nuevo y al día siguiente salio a legitimar a Transredes, el MAS no dijo esta boca es mía hasta el momento de escribir estas líneas, o sea una semana después. Más tarde comenzaron las luchas de los pilotos y trabajadores de la línea aérea capitalizada Lloyd, denunciando una enorme corrupción que estaría llevando a su cierre. El MAS no dice nada en espera del regreso del cacique mayor.

En el Mutún –enorme yacimiento de hierro en Santa Cruz- existen variados intereses pero el principal es el de Sánchez de Lozada, empresario minero desde las privatizaciones, quien tenía segura la licitación y que solo esperaba que Tuto gane las elecciones con su apoyo. No es que la COMIBOL haya fracasado sino que los intereses del entonces Presidente y secundariamente de los importadores de hierro de Cochabamba y La Paz frenaron el proyecto mientras buscaban socios en Europa y Estados Unidos y elaboraban un Código de Minería que les permita pagar regalías por el 1.5% de sus ingresos al Estado. El Comité Cívico que apoyó a Tuto presionó a Evo sobre la inmediata licitación y este aceptó. Otra versión sostiene que la licitación de este yacimiento que contiene 40 mil millones de TM de Hierro y 10 mil millones de TM del valiosísimo manganeso (70% de las reservas mundiales), debía favorecer a las empresas Sidersul y Vale do Rio Doce Akes S.A., con familias cruceñas implicadas y el comité de adjudicación, para producir arrabio, insumo de las cercanas acerías brasileras.6 De cualquier modo si se quiere industrializar los minerales deberá nacionalizarse el gas y este esta en manos de Petrobras. En cualquier caso los daños ambientales y económicos calculados por especialistas eran enormes y que los beneficios para Bolivia serían del 2.5% –peor que con los hidrocarburos- De allí que algunos dirigentes del MAS estuvieran en total desacuerdo con la licitación inmediata, hasta que Morales y García decidieron hacer un trueque de 100 millones de dólares-la ganancia calculada por año- por gobernabilidad. Con gran esfuerzo después de muchas negociaciones Evo, García y medio Gabinete en Santa Cruz logró cambiar algo las reglas del juego definidas por la CAINCO.

Esto es una muestra de que el MAS deberá tomarse un tiempito para desestructurar lo estructurado por las políticas del neoliberalismo tanto los poderes e instituciones constituidas como las superintendencias o los comités Cívicos, tanto el poder judicial como las leyes neoliberales. En la economía hay mucho por hacer con los desempleados y subempleados – entre ellos los 2.5 millones de trabajadores informales- crear empleo y redistribuir la riqueza. Revisar críticamente todo lo hecho en cada sector de la economía en estos últimos 20 años no es tarea fácil. Deconstruir la privatización de la salud y la educación y construir nuevas instituciones, reglas y financiamiento. Expulsar misiones militares, renunciar a la ayuda militar, cortar el asalariamiento de altos jefes militares por el Comando Sur, recuperar los misiles y armar al país. Enjuiciar no solo a Sánchez de Lozada y Rodríguez Veltze sino también a cientos de funcionarios, asesores, militares, empresarios comisionistas comprometidos en el saqueo del país y en la elaboración de leyes y creación de instituciones colonialistas.

Pero a un cacique como Evo no se le puede pedir organización de bases y menos que sigan las movilizaciones de los pueblos. Ya su Vicepresidente opino que si necesita usar las represión contra la protesta lo hará. A un dirigente acostumbrado al plebiscito y a un intelectual especulativo apegado a su computadora y a su cambiante posmodernismo no se les puede exigir un cambio profundo.

Obviamente la mas evidente ausencia es la falta de una estrategia global de país y el cumplimiento de las promesas ofrecidas en el programa de Gobierno utilizado en la campaña. Si bien la primera tendrá que definirse en la Constituyente, aun esta oscuro el qué país quieren construir. Caminan a tientas con la cultura de la época: la neoliberal. Los devaneos han marcado su accionar. Las tareas más urgentes que resumen las aspiraciones antiimperialistas de los movimientos sociales han sido apartadas. El jalón de orejas de los presidentes europeos los ha hecho desistir aun mas de los cambios imaginados respecto temas como la inversión extranjera y a la coca? .

El problema del empleo (8.7% de desempleo) y el de la distribución del ingreso (67% de pobres) están íntimamente ligados a la resolución de dos problemas previos: la intervención y anulación de los contratos petroleros y la reprogramación de la licitación del Mutún por un lado y la reforma agraria en el oriente por el otro. En ambos casos la confrontación será con el Comité Cívico y Prefectura de Santa Cruz y la CAINCO que albergan y protegen a trasnacionales y terratenientes. Lo primero implica ocupar los campos petrolíferos e iniciar acciones legales contra los responsables de las múltiples ilegalidades y en el segundo la expropiación sin pago de enormes territorios de los terratenientes, basada en la reapropiación de las tierras para la nación que fueron repartidas principalmente por Banzer entre sus amigos. El MAS sabe que si no recupera el control total de la propiedad y de la cadena productiva hidrocarburífera no habrá ni cambios sustantivos ni recursos para gobernar y cambiar al país. Actualmente el país vive de la agricultura y la industria, el petróleo crudo y el gas solo aportan con el 6.75% del PBI. Podrá transformar el país, industrializar los recursos naturales, impulsar la pequeña y mediana industria y hacer una revolución agraria en las ricas tierras que posee? Obtener diesel ecológico, combustible del alcohol de caña, fabricas de plásticos, plantas de fertilizantes? Podrá crear el Banco de Tecnología y la Banca de fomento? Cuanto espacio le queda al MAS para consensuar un proyecto nacional?. Pero también esta el problema de la coca: mantención de los catos familiares de 40x40 metros o ampliación de ese límite a catos individuales, para industrializarla y exportarla? y la impostergable expulsión de la DEA?.

La organización política del MAS y la llegada de los arribistas es un segundo problema con carácter de urgencia. Evo y García aceptan el mandar obedeciendo y la horizontalidad, sin embargo, ambos sea por experiencia o por el conocimiento libresco seguirán creyéndose los escogidos. Y quizás sea natural que así sea por que no son muchos los que desarrollan teoría y menos aun los que tienen práctica revolucionaria y teoría. ¿Dónde queda el gobierno de los movimientos sociales: la CSUTCB de Loayza, la Federación de Mujeres Campesinas, los cocaleros, colonizadores, cooperativistas mineros, jubilados, trabajadores del Estado, etc.? Podrá conformar el nuevo bloque histórico en base a la nación aymará? Y las otras nacionalidades y etnias? Como se expresará este triunfo de los pueblos indígenas en las relaciones de poder y en la redistribución de la riqueza?

Las relaciones con la oposición: los gobiernos imperialistas, las trasnacionales, la burguesía y terratenientes, los senadores, los alcaldes y prefectos. Podrá hacerse sin una organización política nacional, regional y cantonal y sin saber que se quiere para el país?. Como responderán a una ofensiva organizada y coordinada por ellos, como mayores regalías para Tarija y Santa Cruz?. Podrán dar respuestas a las demandas regionales y municipales acumuladas? Se potenciaran las organizaciones sociales y sus movimientos, a la izquierda extra-sistémica, a los mineros y campesinos sin tierra, a los obreros y a los gremialistas, para lograr esa horizontalidad?, se les permitirá una existencia independiente, autónoma y de resistencia?. Si los movimientos deciden acciones más radicales sobre la nacionalización de lo hidrocarburos habrá que reprimirlos?. Si la Asamblea Constituyente es demasiado radical habrá que cerrarla? Entre los que apoyaron a Evo están los campesinos sin tierra que quieren tierra; los mineros asalariados y todos los obreros querrán aumentos salariales, y tienen sus demandas específicas que exigen el fin de la flexibilidad laboral y los cooperativistas que quieren títulos de propiedad y mas yacimientos a explotar; los maestros y trabajadores públicos piden triplicar sus salarios y los estudiantes demandarán la gratuidad total y mejor formación profesional, podrá resolver esas necesidades sociales?.

Es más que evidente que no puede cambiar Bolivia sino se refunda el país con el objeto de descolonizarlo en todos los aspectos de las relaciones sociales, reconstruirlo a partir de la autodeterminación y la autonomía popular de personas, movimientos sociales, municipios y regiones. Conseguir el desarrollo económico con un nuevo emprendimiento endógeno y con un nuevo relacionamiento externo. Y, mientras esperamos la constituyente, realizar los primeros cambios para instaurar el capitalismo andino productivista y estabilizador al decir del Vicepresidente García7, establecidos en el programa de gobierno:

-Por los indicios mostrados en las acciones de gobierno del Ministro onegeista y empresario Félix Patzi los aumentos salariales se regirán por el FMI y la reforma educativa por el Banco Mundial. Un aumento del 7% y obligar a la enseñanza del inglés son solo dos indicadores. No creemos que la reforma educativa se extienda a todos los niveles, que sea gratuita, de calidad y sirva a los objetivos estratégicos anticoloniales, menos hay intenciones de evaluar a todas para universidades para adecuarlas o cerrarlas.

-No hablemos de la aplicación acelerada de la reforma agraria desde el INRA, la Comisión Agraria Nacional y la Defensoría en la búsqueda de una revolución agraria, pues no hay indicios de ningún tipo. El silencio del Ministro Salvatierra y las legítimas dudas de los precandidatos a reformar el agro para aceptar ese cargo dicen mucho al respecto.

-Recuperar el control de empresas capitalizadas, mejorar los salarios y asegurar el trabajo, modificar el sistema de pensiones. Las señales indican que van por el camino inverso, han aceptado continuar con la flexibilidad laboral y su respeto a la inversión privada incluye a las trasnacionales de los hidrocarburos y las AFP.

-La austeridad en los gastos del Estado haciéndola universal y sin empobrecer a los trabajadores públicos más de lo que ya están, se ha limitado a la rebaja de salarios del Presidente, Vicepresidente, gabinete y Congreso. En dependencias estatales se viene obligando a secciones a convertirse en empresas de servicios en la mas vulgar acepción neoliberal, rebajando los ingresos de los trabajadores.

De los siguientes puntos los atisbos son nulos:

ejecutar el plan de emergencia habitacional y extenderlo a la alimentación y salud pública; reformular la ley de turismo y del medio ambiente. Que además no tendrá significación sino hay una transformación cultural y tecnológica previa.

-Enjuiciar a Sánchez de Lozada y a sus compinches, iniciar una guerra contra la corrupción. Ello exigirá una revolución en el poder judicial y en las fuerzas armadas. Aprovechando de la crisis de los misiles hubo cambios en la cúpula de estas últimas.

Como hemos visto las señales no indican que se aproximen a este camino. Es mucho lo que hay que hacer y no se logrará sin un instrumento político que lo construya y dirija y sea una expresión de un frente de movimientos que sea el poder permanente y no su eliminación como algunos pretenden. Pero lo más importante es cómo responder a las demandas de los pueblos indígenas de controlar los recursos naturales, de autonomía y dignidad, y de un nuevo modo de producción anticapitalista, solidario y socialista; si el Estado del pueblo indígena va por otros rumbos socialdemócratas que otra vez según García Linera obedecen a un marxismo clásico cuando todos sabemos que si algo caracterizó al marxismo clásico fue su anticapitalismo radical. Y entonces que responderá a los indígenas y a la izquierda al respecto?. La derecha y algunos intelectuales opinan que ahora los movimientos sociales, los sujetos de las rebeliones, y quienes fueron oposición deben desaparecer juntamente con sus poderosas formas de lucha. Nosotros creemos que no y que mas bien deben repotenciarse no solo con total independencia del Estado sino que deben dar tomar las decisiones estratégicas y emitir las ordenes a sus representantes.

Los movimientos sociales tienen la palabra. Solo su independencia del Estado y su organización como frente antiimperialista que expulse a Morales y su equipo de onegeistas mendicantes podrá desde la Asamblea Constituyente fundar la nueva Bolivia.




Notas


1 El miércoles 1 de febrero de 2006 G. Bush lo felicitaba y le ofrecía el ALCA, el jueves el Secretario de Estado Donald Rumsfeld expreso su preocupación por las relaciones de Evo con Chávez y Fidel , mientras John Negroponte, Jefe de los servicios de inteligencia, sostenía ante la Comisión del Senado de los Estados Unidos la ambivalencia de Morales frente a la erradicación de la coca y los hidrocarburos, cuando ya el Vice Ministrto de Defensa Social del Gobierno boliviano había prometido un día antes el respeto a la ley 1008 y Morales repetía incansable que respetaría la inversión privada.

2 Raúl Prada , El juguete Rabioso N 147, La Paz 12-02-2006

3 Raúl Prada, El Juguete Rabioso N 146, La Paz 29-01-2006.

4 José Steinsleger, Bolivia: ¿invasión en marcha?, La Jornada 30 de noviembre de 2005.

5 El Canciller David Choquehuanca entrevistado en la TV declaró que desde que tiene conciencia aymara ya no lee libros. Sin embargo, cada día muestra su cultura occidental y neoliberal, coincidiendo con García, el más lector de la nueva elite en el poder.

6 Andrés Solís Rada, “El bocado de El Mutún”, www.rebelion.org, 3-01-2006

7 Entrevista de Datos a García Linera, año VII, N. 75, La Paz, noviembre de 2005.

*Tomado de Rebelión.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2294 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales