Pildoritas 08 (año VIII)

¿Dignidad imperial? y ridiculez de la derecha venezolana

Si algo se le puede reconocer a Obama al decidir no asistir a la marcha que en París, se realizó contra el terrorismo, al cual concurrió un alto número de mandatarios sobre todo de Europa, es que al menos tuvo la dignidad de no hacerse presente, sabiéndose el más grande terrorista en la humanidad, de finales del siglo XX y comienzos del XXI y tal vez aconsejado por sus Asesores de que podría, por parte de los enemigos del imperio, aprovecharse la oportunidad para resaltar su condición de tal, que no es que se le endilgue gratuitamente, sino que ha quedado, para la historia de la humanidad, escrita con sangre de millones de personas inocentes asesinadas, familias enteras desmembradas, ciudades enteras destruidas, economías acabadas y tesoros culturales milenarios desparecidos.

Sin embargo logró el efecto que quería evitar, pues quedó claro lo que es, aunque ausente, y más como premio Nobel de la Paz, lo cual también ha quedado para la historia como la más relevante y desdichada designación, no puede dársele al demonio condición de Dios.

En dicha marcha, sin embargo el ala terrorista con investidura de gobierno fue bien representada por el Primer Ministro de Israel, cuya presencia fue criticada, pues el mundo sabe de sus acciones terroristas continuadas contra el pueblo palestino, al que pareciera tener como conejillo de indias para probar sus estrategias de destrucción y muerte.

Es como si aquí Capriles, Leopoldo, María Violencia, por solo nombrar tres de los más connotados propulsores de la violencia, asistieran a una marcha convocada a favor de la paz, tendría que ser criticado, pues todos conocemos sus andanzas que han traído, guardando las proporciones, muerte y destrucción a nuestra patria, o es como si de repente el Santo Padre Francisco, perderá la chaveta y saliera a llamar a la guerra, son incongruencias inaceptables y por lo tanto repudiables.

No podemos caernos a mentiras, al pan hay que llamarlo pan y al vino vino, no queda de otra, al menos que, como le sucede a muchos, tengamos nuestra mente y voluntad carcomidos por el virus de la disociación que no nos deja pensar, discernir y menos ver la realidad, que continuamente es desfigurada por los medios de comunicación al servicio del gran capital.

Ridiculez

La derecha venezolana no termina de meter a cada rato las de caminar, cada vez nos sorprende más su falta de seriedad y de cómo no se miden para salir a decir cada barbaridad, con lo cual logran demostrar que quienes les enfrentamos estamos en lo cierto.

No miden sus palabras que por lo general, por no decir siempre, son producto de la precipitación de unos sifrinos de partidos políticos que a cada rato muestran su inexperiencia, con declaraciones como la que lanzaron cuando Maduro tuvo que hacer un toque técnico el Rusia, el cual para nada era la visita oficial a ese país y fue recibido por el Viceministro del Exterior, en seguida llovieron las críticas y la afirmación de que ello significaba que no le estaban dando importancia a nuestro Jefe de Estado, es más que se estaban burlando de él; pero resulta que Putin no solo lo recibió con todos los honores, sino que además nos envió con él a los venezolanos, la réplica, rescatada por su gobierno en una subasta, de la espada de Bolívar, que perteneció al Gral. Prez Jiménez.

Muestra de desinformación, muestra del desorden mental que tienen, producto del engavillamiento incontrolado que tienen por la redes, en las que cada quien se manifiesta, es retwiteado y en seguida montan la matriz, que más temprano que tarde les deja en ridículo y muestran de lo que están hechos, odio, rabia, frustración, espíritu de venganza y más cerca de la violencia que de la paz.

Se alegran con la caída de los precios del petróleo, igual que se sienten derrotados cuando nuestra generación de oro logra triunfos de apoteosis en eventos internacionales, son la contradicción por sí mismos, y así aspiran gobernar la Patria de Bolívar y Chávez.

Eso es lo que hay, no podemos pedirle peras al olmo o para que ellos entiendan "peras al horno"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2202 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: