Las empresas contratistas de mercenarias y los fundamentalistas islámicos (Parte VI)

Hoy, cuando los medios transnacionales de difusión y fabricación de las noticias pretenden decirnos qué debemos conocer y/o entender de la penosa realidad que aqueja al mundo y cómo debemos pensarla, Estados Unidos y sus aliados de la Unión Europea e Israel continúan con sus practicas sistemáticas violatorias de todas las leyes y tratados internacionales haciendo de la muerte un gran negocio. A través de las Empresas Contratistas de Mercenarios (CM) los “think tank” imperiales logran lo que la opinión pública, las leyes internacionales y muchas veces a su propio ejercito se le dificulta: derrocar gobiernos seculares y progresistas para controlar así a países enteros por medio de agentes mercenarios a sus servicios. El Consejo Nacional de Transición en Libia (CTN) es ejemplo emblemático de ello.  

Las CM han logrado hacerse de importantes negocios en las guerras contra Afganistán, Irak, Libia y en las agresiones a Siria, al tiempo que los medios transnacionales han logrado desviar la atención de muchos señalando a supuestos “conflictos internos” o “Guerras Civiles” donde EE.UU., lava sus manos y justifica su intervención en lo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas denomina como “Responsabilidad de Proteger” a la población civil. Paradójicamente fue precisamente Estados Unidos quien en el pasado calificó el uso de grupos mercenarios por el rey de Inglaterra como “totalmente indigno de una nación civilizada”, y la Convención de Ginebra en su artículo 47 prohíbe el uso de grupos mercenarios en los conflictos armados a quienes define como “personas reclutadas, localmente o en el extranjero, motivadas por el lucro personal”. Y es así, pues, las CM  no ocultan su afán de lucro. 

El Complejo Militar Industrial y la economía de guerra que caracteriza la actividad económica de los Estados Unidos, así  como el empleo de las más ilegales formulas y métodos “legalizados” de intervención para acabar con gobiernos progresistas a través de mercenarios representa fiel muestra de lo que muchos han señalado como la decadencia imperial, pero también la única forma de subsistencia que encuentra el Sistema Capitalista Mundial, pues necesita de las guerras para destruir y reconstruir fuerzas productivas; para confiscar las riquezas que disponen otros pueblos y así distraer en guerras interminables a la clase obrera mundial para protegerse y reproducirse. El prestigioso intelectual argentino Claudio Katz escribió en una ocasión que “El Pentágono no desenvuelve sólo guerras hegemónicas (como Inglaterra), al servicio exclusivo de su propia burguesía. Cumple un rol protector del sistema internacional de dominación. Si se omite esta diferencia, resulta imposible comprender la lógica de la política militar estadounidense. Esa orientación no está guiada sólo por los intereses de una potencia, sino por los propósitos más colectivos del capitalismo mundial” (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133194)


Miembro del Centro de Saberes Africanos

@BasemTajeldine 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1671 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: