Algunas notas colaterales sobre Libia y el medio oriente

Por qué se caen los referentes de análisis y operatividad política

AUTOCONFESIONES DE OCCIDENTE SOBRE EL DERRUMBE DE SUS MECANISMOS DE PREVISIÓN DE CRISIS DE GRAN ALCANCE

Hemos sentido desde el primer momento que el asunto de Libia y el Medio Oriente va mucho más allá de Kadafi o no Kadafi. Se trata de profundizar el compromiso con los pueblos y la apertura al diálogo de civilizaciones para seguir evitando las guerras civiles y las guerras entre pueblos, Estados e imperios, es hoy fundamental en el marco de tantos intereses contrapuestos y particularmente para evitar nuevas invasiones imperialistas de USA y Europa. De allí que sean bastante maduras las posiciones del Comandante Chávez y de nuestro gobierno, como las del Comandante Fidel Castro y de los países del ALBA.ººººººººº

Lo que recogemos en el desconcierto y la queja del mismo Occidente sobre las imprevisiones de lo que viene ocurriendo en el mundo, se cruza también con la advertencia de Atilio Borón y otros investigadores. Se habla de por lo menos, de más de una decena de acontecimientos mundiales de las últimas décadas que no fueron previstos por observadores, especialistas y comunicadores sociales. Destaca Borón el emplazamiento de la reina de Inglaterra a sus propios equipos de investigación, cuyos instrumentales teóricos y metodológicos han fallado en la previsión de la misma crisis del capitalismo, con el agravante del reconocimiento del desarme instrumental, exigiendo un plazo de seis meses para poner las cosas en orden y dar respuesta a lo requerido. Del mismo modo, la crisis del Medio Oriente, tampoco fue previsible dentro de los modelos de la cientificidad occidental y particularmente en el marco de su manipulación mediática. El mismo Departamento de Estado, tampoco escapa a estos tipos de autoconfesión, incluyendo el universo del entrampamiento mediático. Pareciera verdad aquello, de que el mentiroso, termina creyendo sus propias mentiras ¿acaso escapa a esto la llamada ciencia y sus científicos, duros o blandos? La ciencia más dura en Japón, después del terremoto, nos ha dado su respuesta con el robo de tierra al mar y con sus reactores nucleares. Esto sirve para advertir, que sin borrar los antagonismos sociales de los intereses en juego, hay una gran tarea común para la sobrevivencia de toda la especie humana, la cual no es posible sin la salvación de la vida y del planeta. ¿Tomaremos conciencia de ello?

-Ocurre también que a la crisis, no escapan tampoco los referentes de las izquierdas y más, cuando se trata de África o del Medio Oriente. Esto para no dejar de aludir a nuestras propias realidades, en este continente. Así como muchos siguen confundiendo todavía el fenómeno del sionismo y del Estado de Israel con supuestos antisemitismos, por exclusión del origen semítico árabe para llevarlos a la negación de su misma humanidad como justificación de las guerras intestinas contra los palestinos. O ya, confundir sionismo con pueblo israelí o imperialismo norteamericano con pueblo norteamericano, nazismo con pueblo alemán. Destacaba en vez pasada Roy Chaderton el asombro y desconcierto de muchos, al encontrarse en Estados Unidos con una fuerte oposición judía a todas las atrocidades sionistas del Estado de Israel. Esto sin olvidar que Albert Einstein, de origen judío no estuvo de acuerdo con la creación de un Estado judío y advirtió que crearía más problemas que soluciones.

INSUFICIENCIAS DE LOS EXCLUSIVOS REFERENTES SOCIOECONÓMICOS Y SOCIOPOLÍTICOS

Recientemente, en conversación con el camarada Pedro Sassone, Director de Investigaciones y Desarrollos Legislativos de la Asamblea Nacional, observábamos con atención la caída de los referentes para el análisis, prevención y la operatividad política en Libia y en todo el Medio Oriente. Particularmente se trata -entre muchas otras cuestiones de fondo- de las insuficiencias de los análisis socioeconómicos y sociopolíticos, aunque imprescindibles, vistos como reductores, al ubicarse al margen de la totalidad y totalidades mucho más inclusivas y complejas. De allí que al plantearnos la urgencia de profundizar en el subsuelo –y en el cielo- de las grandes crisis, la Dirección aludida, conjuntamente con la Dirección de Relaciones Internacionales de la AN, decidieran convocar a una mesa de trabajo al respecto. Con la propuesta de invitar, entre otros investigadores-militantes valiosos, al camarada Esteban Emilio Mosonyi con el objeto de explorar la crisis también auxiliados por el instrumental del Diferencialismo Dialéctico de la nueva antropología crítica, como referencia fundamental –entre otras - para la construcción participativa y abierta del socialismo en el siglo XXI. Esto sin excluir a ninguna de sus fuentes y sin alterar su naturaleza y fundamentos, como de su irreductibilidad frente al capitalismo depredador. Se trata de que son múltiples las complejidades y la larga historia pancrónica de estas civilizaciones antiquísimas que tocan fondo con los primeros orígenes, expansión y desarrollo de la humanidad por el planeta. De allí por supuesto, la fragilidad de referentes eurocéntricos, racistas-clasistas actuantes como aplanadores de realidades complejísimas y ligeros enfoques que pretendan ver a esos pueblos africanos con un lente tan superficial. Hasta el extremo de querer borrar y avergonzarlos de los imaginarios colectivos más originarios, donde residiría la resistencia cultural y política de esos pueblos, su identidad, así como los mitos-motores de su propia historia y cultura. Resistencia, que para Amílcar Cabral no es sinónimo de metrópoli sino de provincia, donde se refugia la identidad del colonizado. Resistencia que no es sólo económica, política o militar, sino que al sufrir el revés político o militar, se refugia en la cultura propia, la historia propia y la educación propia, más allá de aquellas etéreas generalizaciones de “historia universal”, “cultura general” y “educación uniforme”, al margen de la real y concreta unidad y diversidad, unidad y complementariedad del género humano, de sus geografías y ecosistemas, de sus pueblos, culturas y civilizaciones diferenciadas, en esa dialéctica de semejanza y diferencia. Muy distinto por cierto del nivel operativo de las diferencias y discriminaciones de castas, clases y estamentos. Resistencia que se articula en el momento político preciso y oportuno con la emancipación y liberación definitivas.

En otros momentos, la misma religiosidad antaño opresora, al liberarse de las ataduras del poder, en vuelta a sus orígenes y a la eclesia o asamblea, en su entronque y compromiso orgánico con las comunidades, resulta también subversiva y un factor de diferencialidad cultural frente a lo dominante, como lo viera el marxista crítico Henry Lefebre en su Manifiesto Diferencialista de la década del 70. Más todavía, la lengua o idioma materna, como el código de códigos de todas las cosmovivencias, que no vio Lefebre en aquel momento.

LA MIOPIA DE VER A ÁFRICA CON ESE ESQUEMA DE ALTAS, MEDIAS Y BAJAS CULTURAS

-Lo primero que salta a la vista, es la pretensión de ver a África con el viejo esquema que también se impuso en América, de “Altas”, “Medias” y “Bajas culturas” para descalificar las microsociedades itinerantes o semi-itinerantes como las beduinas del desierto, entre otras. Acompañado de la dicotomía “civilización o barbarie”, columna vertebral e ideológica de nuestra dominación sociocultural.

EL MITO DEL CONTINENTE TRIBAL EN PROCESO DE DESTRIBALIZACIÓN PARA ARRIBAR A ESTADOS NACIONALES

- El otro punto de vista desarrollado con más impertinencia después de la segunda Guerra Mundial fue la pretensión de ver aquel continente como un amplio y desolado “territorio tribal”, en proceso de “destribalización” para alcanzar el status de Estados Nacionales. Tal y como lo planteó el antropólogo Darcy Ribeiro, en sus primeros tiempos, ideólogo de los llamados “pueblos nuevos”, de lo cual se retractó muy tarde, al final de su vida, como lo pudieron ver Robert Jaulín y Adolfo Colombres.

De allí, la facilitación, de eso de caída y mesa limpia, de procesar a las civilizaciones africanas solo como fuentes de materias primas y como territorios con “poblamientos tribales”, con poblamientos que son vistos casi como producto de un “accidente histórico” o geográfico, poniendo también en duda el poblamiento originario, como se hizo -y se sigue haciendo de alguna forma- aquí en América.

LA MANIPULACIÓN DE SUS PUEBLOS Y POBLAMIENTOS ORIGINARIOS, COMO TAMBIEN OCURRE EN AMÉRICA

-En su libro “De la trata a la esclavitud”, Marcos Andrade Jaramillo señalaba: “Tomando en cuenta las diferencias tradicionales, idioma o cultura en general, algunos estudiosos han querido encontrar el origen de África Negra a partir de invasiones ajenas al continente. Estas oleadas habrían replegado a los grupos nativos ubicados en la cuenca superior del Nilo hacia el suroeste. Se sugiere que los invasores fueron grupos negros y que siendo mayoría absorvieron a los pigmeos, bosquimanos y hotentotes considerados los verdaderos autóctonos. Hoy día, las modernas investigaciones etnográficas, echan por tierra estas tesis; no obstante, ello no niega el conjunto de flujos y reflujos humanos, que a través del tiempo acusó el continente gestando (otras) culturas diferenciadas por la acción del mestizaje y del intercambio tecnológico de producción interna y foránea”. (Ob.cit, F. Edit. Ipasme. Caracas 2004.p. 11. Subrayado nuestro)

LA RECURRENTE NOSTALGIA MONÁRQUICA DE LA CLASE DOMINANTE A IMITACIÓN DE LOS CONQUISTADORES

- A veces se alude la nostalgia monárquica de ciertas clases dominantes nativas en África para recalcar el supuesto “atraso global”, olvidando que el continente europeo ha sido el que más ha llevado a la cumbre –no solo de los sueños- la realización política de múltiples sociedades monárquicas. Y las cuales todavía no aparecen como un arbitrario engendro del pasado sino como legítimo legado del presente histórico según las circunstancias. ¿Y la Santa Alianza que enfrentó Bolívar(1815) con el proyecto de La Gran Colombia y el Congreso de Panamá?(1819-26) ¿No era una alianza de unidades políticas monárquicas contra nuestra independencia? ¿Y aparte de Gran Bretaña, o la misma España, otras monarquías no sobreviven hoy en Europa? ¿Cuánta sangre se ha derramado bajo la dicotomía en España de monarquía o república? Sin embargo, seguimos con el cuento de que ¿Europa es Europa y África es África? La primera,-¡que cinismo! ya pasó por todos los “estadios culturales”. La segunda, ¿todavía necesita ser “civilizada”?.

-Tal situación suponía -y lo supone todavía- que esos pueblos y civilizaciones, donde se ubica hasta ahora la cuna de la humanidad, no son portadores de culturas históricamente válidas y por el contrario, sopesadas a la luz de las teorías uni-lineales del atraso y del progreso, serían una rémora a la “modernización” y “desarrollo”. ------

LAS COMUNIDADES COMO EPICENTROS DE LA RESISTENCIA CULTURAL Y POLÍTICA

-Modernización y desarrollo unilateral, han sido dos palabras claves del colonialismo, para luego desembocar en lo que Robert Jaulín –creador o recreador del concepto de etnocidio o descivilización- llamó “los caminos del vacío” con la destrucción de las comunidades ancestrales (las comunidades han sido los epicentros –como lo venimos planteamos - de todas las resistencias culturales y políticas frente a todas las conquistas e imperios en todas las épocas, incluyendo los imperios autóctonos; y esto casi como una constante, lo que da piso real y concreto o lo que justifica a una civilización, como unidad para dar respuesta a los problemas concretos de la existencia, tal y como lo viera en su momento Robert Jaulín).La comunidad unidad dinámica de la etnia nación, ha sido incluso reservorio de las matrices históricas de los indosocialismos. Por tanto, el reconocimiento de formas específicas de familia y comunidad, no autoriza el desconocimiento de organización social y política de un determinado pueblo o civilización con un una identidad precisa en el concierto de los procesos, naturales o traumáticos de los poblamientos. Sean microsociedades, sociedades medianas o macroetnias.

De allí que el vacío de las llamadas post-modernidades, dentro de la misma direccionalidad uni-lineal de la occidentalización compulsiva y unilateral, se encuentre también con lo que ellos llaman “el pensamiento débil” y su rechazo de antemano a toda cosmovisión, cosmovivencia o visión holística e integral del mundo. Por supuesto, los postmodernos, a pesar de sus grandes aportes al cuestionamiento en profundidad del sistema, sentimos que venían ayunos de sentido de la historia, de sentido de la diversidad cultural y étnica, de ancestralidad y contemporaneidad plenas al mismo tiempo, de identidad real con el pueblo/pueblo y particularmente, de sentido integral de la comunidad como unidad dinámica de la etnia-nación. ¿Cómo no encontrarse con el “pensamiento débil”? Es más, todavía confunden algunos postmodernos, comunidad históricamente arraigada con el comunitarismo artificial de los socialcristianos, -a excepción de los teólogos de la liberación-, que ni siquiera guarda relación con el sentido comunitario de los primeros cristianos o de la iglesia como asamblea y negación del verticalismo jerárquico de las cristiandades casadas con el Estado y el poder de las oligarquías. Mucho menos con la historia y cultura propia de nuestros pueblos. De allí que no sea para nosotros extraño que a la luz de las filosofías indígenas del Vivir Bien o Buen Vivir, la comunidad ancestral –en el caso andino, el ayllu, entre otros ensayos comunales- resurja hoy como la universidad viviente, la universidad cósmica, llamada a restablecer su consanguinidad con el universo y su alianza con la Madre Naturaleza. Comunidad es también familia, sea por lazos de sangre, de cultura o de convivencia entre iguales-diferentes. Vale decir, con la vida frente al fantasma de la guerra y de la muerte. La comunidad entonces, sería el epicentro de la Universidad del Vivir Bien o Buen Vivir. Tampoco sería de extrañar el actual desfase histórico y cósmico de nuestras tradicionales universidades autónomas, su resistencia a los cambios políticos y sociales, las que hasta ayer no más, eran también reales y pontificias.

-Lo más desconcertante es comprobar, cómo estas visiones de viejas y nuevas empresas de conquista y colonización, le han sido vendidas por buena parte de sus dirigencias a sus propios pueblos; todo como producto de una inducción colonial adquirida en nuestras universidades y academias, sobre las dirigencias nativas en los nacientes Estados Nacionales de postguerra. (Como también ha pasado y nos pasa aquí en América, donde han surgido dirigencias nativas apátridas, pro-imperialistas, contrarias a sus propios pueblos y a sus propios orígenes). Salta a la vista, por ejemplos históricos de siglos, que los imperios nunca están interesados en la paz y la justicia interna de los pueblos, sino en propiciar guerras civiles para negar o debilitar sus procesos de independencia y el desmembramiento de antiquísimas civilizaciones para el reparto del mundo en cada coyuntura histórica.

LA QUIEBRA DE LA CIENTIFICIDAD OCCIDENTAL Y EL DESEQUILIBRIO DEL PLANETA

-Pero otra cuestión de fondo, es la quiebra de la cientificidad dominante de Occidente y su artificio, de pretender sustituir la biósfera por una tecnósfera, desconociendo las más elementales leyes de la naturaleza, rompiendo en redondo con toda posibilidad de reconciliación con la Madre Tierra y con el cosmos. Recordemos las autocríticas de la ciencia, que comenzaron en la década del 80 como reacción frente a la ideología tecnocrática y particularmente frente a la visión tecnocrática del conocimiento: el cientificismo, el ahistoricismo, el formalismo (Que había comenzado a finales de la década del 50 del siglo pasado con el advenimiento del capitalismo monopólico. Tomás Vasconi). Cuando la realidad no cabe en el modelo preconcebido, es la realidad la que está equivocada. En otro sentido, en materia de análisis de operatividad política y social, la llamada autocrítica de la ciencia nunca fue acompañada por la revalorización y revitalización de los instrumentos de las etnociencias de los pueblos milenarios. Con el olvido, como agregara una vez Mosonyi, que la misma ciencia occidental, que se pretende única, exclusiva y excluyente, es apenas otra vía, otro ramal de las etnociencias de la humanidad, aparte de ser una vulgar y arrogante expropiadora de los conocimientos de los pueblos y civilizaciones diferentes… . Con el agravante, también, en su afán positivista o neopositivista, diríamos nosotros, de pretensión de superación global de otras vías del conocimiento humano y de la naturaleza, dentro y fuera de Occidente: filosofía, religión, historia y hasta del arte. Y cuando hacía mucha concesión, reducía cualquier validez de la historia solo a la historia de la ciencia y tecnología dominante: la filosofía, reducida a lo grecorromano; lo religioso, a lo judeo-cristiano (y otras veces abarcando todo lo semítico-cristiano, según la conveniencia política frente al Oriente Medio). El arte, limitado a las llamadas “Bellas Artes”, pasando lo demás a lo “feo” o “ingenuo”, “manualidades” a secas o “artesanía”, por obra y gracia de la ideología de un colonialismo estético. La religión, limitada al monoteísmo judeo-cristiano, y en algunos casos –según la conveniencia- incluyendo al islam. Y por supuesto, siempre olvidando, que el monoteísmo y el culto católico a los santos, se origina en África, -Egipto- y no en Occidente. Olvidando que el propio Jesús nace en Palestina y no en la Europa blanca. Aunque hay que agregar, que Mesopotamia, Persia, Egipto, son Occidente para lo que conviene y deja de serlo cuando hay que descalificar pueblos, culturas y civilizaciones diferentes hasta reducirlos a “materias primas”, “tribus”, “territorios vacíos”, “oscuridad absoluta”, “atavismos” frente a la pidadosa llegada de los “Hijos de la Luz”, denominando de paso a los dictadores de turno que impone el mismo Occidente con los epítetos de “gorilas”, “monos” o “cavernícolas” al emparentarlos con el supuesto “atraso en redondo” de los pueblos nativos, unido al epíteto global de “primitivos”. Hasta la misma Grecia deja de ser Occidente cuando así lo requieren las políticas de ajuste del Banco Mundial y del FMI.

FILOSOFIAS DE LA CONQUISTA QUE VALIDAN CONQUISTAS Y RECONQUISTAS, DE HOMBRE VS MUJER, CULTURA VS NATURALEZA

-Sus filosofías de la conquista, son la validación, legitimación moral y jurídica de toda conquista, no sólo la conquista humana de pueblos y culturas, sino también la agresiva y descomunal conquista de la naturaleza. De allí, que César Rengifo configurara una filosofía de la anticonquista a través del arte y desarrollara una descolonización de la ética y de la estética. Y nos hablara del regreso de la tierra verde. Una filosofía de la anticonquista,-como la propone Rengifo- resulta extraña al mismo enfoque del marxismo clásico.

Prosigamos hablando de la relación interreligiosa. En su relación con el islam, el acuerdo, cuando lo hay, se da en la cúspide de las tres grandes religiones monoteístas, con el compromiso –como “religiones de salvación”- contra las supuestas “religiones totémicas” o “demoníacas”. No en vano, esa clasificación unilineal de Emilio Durkeim entre “religiones totémicas” y “religiones de salvación” (las más expansivas, como occidentales u occidentalizadas). En el positivismo de Comte, las religiones no occidentales o no monoteístas no caben en ninguna escala humana, no acceden siquiera al llamado “pensamiento teológico”. De allí su escala unilineal y unilateral del conocimiento: PENSAMIENTO TEOLÓGICO-PENSAMIENTO METAFÍSICO- PENSAMIENTO POSITIVO (O CIENTÍFICO). Quedan relegados esos pueblos no monoteístas al llamado y descalificador “pensamiento mágico”.)

LA EXPERIENCIA HISTORICA DEL ÁNDALUS COMO EXPRESION NACIENTE DE TOLERANCIA RELIGIOSA-INTERCULTURAL

La experiencia histórica del Ándalus, en cuanto tolerancia religiosa durante la prolongada dominación árabe en lo que después se llamó España (de casi 800 años), aunque valiosa y significativa como antecedente de una posibilidad de comprensión humana, interreligiosa e intercultural, en el fondo también era parte de un acuerdo entre las tres grandes religiones monoteístas: islam, cristianismo y judaísmo. Sin embargo, la intolerancia anti-islámica y anti-judía, comenzó con la llamada “reconquista”,(a partir de 1492) que terminó expulsando a moros y judíos. Dicho nivel de tolerancia entre monoteístas, no incluía las religiones locales, de las microsociedades, dado que en la escala religiosa construida por el monoteísmo se presentaban como “pseudo-religiosidades” que debían condenarse y desterrarse. El monoteísmo, como tendencia creciente e imperial a la “única religión”, llega siempre al peor de los radicalismos pasando por la llamada “edad media”: cruzadas, inquisición, apartheid de espíritu capitalista y protestante; hispanocentrismos, de espíritu católico, fascista y neofascista, “raza cósmica” vasconceliana, hasta llegar a la idea falsificada en extremo de “pueblos nuevos”, sin pasado y sin raíces(que lleva al colonizado al nihilismo o derrotismo cultural, como lo llamara César Rengifo). Con un presente de evasión, de vacío, dislocado, caldo de cultivo para las drogas y el autosuicidio. Muchos han definido la cultura occidental como una cultura de evasión, refugiada en cualquier tipo de drogas. El radicalismo pseudo-cristiano encuentra incluso puntos de ruptura con la naturaleza en grados extremos: por ejemplo, el amor a la naturaleza de Francisco de Asís era sospechoso para el catolicismo de su época bajo el supuesto de que no estaban suficientemente sepultadas las religiones paganas en Europa y ese espíritu franciscano, podía hacerlas resurgir. De igual forma el personalismo cosmocéntrico de Teilhard de Chardín, paleontólogo y místico católico, sus libros fueron llevados al index librorum prohibitorum, bajo sospecha de “herejía panteísta”. La poesía de Whitman dentro del espíritu protestante norteamericano, aparecía como un culto bárbaro a la naturaleza. Bien, si con la Europa y el pensamiento europeo de reconciliación con la naturaleza y con la humanidad se procede tan a ciegas y con tanta intolerancia inquisidora: ¿qué podrían esperar de ese Occidente racista y colonialista, la América Profunda y la África Profunda? Usando el concepto en el sentido que le daba el mexicano Guillermo Bonfil Batalla.

LA CONQUISTA SOBRE LAS PROPIAS MICROSOCIEDADES EUROPEAS Y LAS INTERMINABLES RECONQUISTAS

-Sus propias microsociedades europeas siempre fueron tratadas con desprecio, como “rémoras del pasado”. Sus idiomas o lenguas locales fueron tratados como accidentales “dialectos” (como –por ejemplo- el atropello cometido con el llamado proceso de “italianización lingüística”). Nos referimos al colonialismo interno en Europa para imponer macro-etnias a lo interno de los imperios, la traición a sus propios proyectos de nación. Y cuyos niveles de integración, no necesariamente deben llevar a la negación de etnias-naciones internas, salvo que se quiera por razones ideologizantes confundir nación con Estado. Como se hace a menudo para decir, que ya la nación originaria está en proceso de “desintegración”, llamada también en forma engañosa “integración” a la “vida nacional”. O como es capaz de afirmar hoy Domingo Alberto Rangel (el viejo), que la nación desapareció como consecuencia de la llamada globalización. Es la óptica más clásica, como impertinente del desarrollismo occidental.

COMPLEMENTARIEDAD CULTURAS ORALES Y CULTURAS ESCRITAS

-Otras veces se confunden las culturas orales vistas como síntoma de atraso global con respecto a las sociedades con escritura. Y se habla alegremente de “sociedades sin historia”. Pero las verdaderas sociedades sin historia corren el riesgo de serlas las de la actual “Era Digital” de la idiotización de niños, niñas, jóvenes, viejos y viejas, con aquello de “borrón y cuenta nueva”, como la reciente propuesta de Obama a Hugo Chávez en Trinidad. Aunque para Hégel las “sociedades sin historia” eran las sociedades sin Estado y sin un Estado fuerte: por eso -para él- en plena época de la Independencia, Bolívar, San Martin, Hidalgo y todos nosotros los países de Nuestra América, éramos “monos sin rabo”, así como ya todos nuestros Libertadores y próceres eran y siguen siendo “sudacas” (razón por la cual a 200 años de nuestras independencias, se nos desconoce ese derecho bajo pretexto de continuidad y eternidad del derecho a la crianza: criollo viene de “crio”, “criado”, “menor de edad”). Ver en google: “Matriz ideológica de la dominación occidental”. Y también: “La dominación de la juventud por la ideología tecnocrática neoliberal”.

UNA TÉCNICA CONOCIDA: DESTACAR LO MÁS NEGATIVO Y OCULTAR TODO LO POSITIVO EN EL COLONIZADO PARA INVISIBILIZARLO

-En otras oportunidades hemos denunciado que se hace un lugar común con los pueblos, culturas y clases dominadas el interés del gran capital y de oligarquías nativas de poner el énfasis en los factores más negativos (que de paso lo tiene todo pueblo o cultura) así como en un ocultamiento de sus potencialidades creativas y de los aportes a la formación de los nacientes Estados nacionales, sus identidades y nacionalidades. Un mal manejo del Estado Nacional discurre entre una sobrevaloración de su reciente historia y consolidación, en detrimento de la historia larga y compleja de sus pueblos y culturas milenarias, de gran arraigo histórico o ya, en desconocer y descalificar totalmente su papel bajo la afirmación ligera de que todo Estado es de naturaleza opresiva y sin tomar en consideración los ensayos de transición en la construcción del socialismo, que supone el desmontaje progresivo del viejo Estado y políticas de alianzas con los sectores patrióticos enfrentados al imperialismo. O la ligereza de afirmar como lo hacía el neoliberalismo, con la complicidad de ciertos sectores progresistas,, de que la nación y el Estado Nacional habían desaparecido o perdido vigencia ante la globalización.

DIVISION DE LOS ESTADOS NACIONALES Y NEGACIÓN DE LAS MICROSOCIEDADES INTERNAS, CARAS DISTINTAS DE LA MISMA DOMINACIÓN OCCIDENTAL

-Mucha gente se mueve frente a las microsociedades, etnias-naciones, sean sociedades minoritarias o mayoritarias, con un acusado temor sobre potenciales desmembramientos de los Estados Nacionales. Lo cual no ocurre necesariamente, y casi nunca bajo el impulso de los mismos pueblos ancestrales. Es por ejemplo dudoso pensar que los Emiratos Árabes, como Estados petroleros se formaron por necesidad y demanda interna de sus propios pueblos. O que esas nuevas demarcaciones político-territoriales vendrían a beneficiar a sus pueblos. Por el contrario en la década del 70 se aprobó una legislación supuestamente liberal para transferir el poder político a ciertos sectores de la inmigración en directa conexión con las transnacionales del petróleo. Lo cual, bajo el nombre de “igualdad de derechos políticos” ocultaba el progresivo despojo del nativo de sus recursos del suelo y del subsuelo y de sus derechos políticos. Algo parecido quiso hacerse aquí en Venezuela en esa misma década, llamada Enmienda 2 a la Constitución propuesta por Gonzalo Barrios y que derrotáramos en la Cámara de Diputados con el diputado Gustavo Márquez (cosa que algunos sectores de la izquierda más europeizada, no vieron con agrado).

Es fácil comprobar cómo ambos movimientos (desmembramiento del Estado Nacional y negación de los derechos de los pueblos nativos), representan piernas distintas del mismo cuerpo ideológico en movimiento: de la misma matriz ideológica de la dominación occidental. Quiere decir que el movimiento de recolonización que desmembra pueblos originarios y culturas dominadas y el que niega la vigencia de los Estados Nacionales en el marco de procesos de integración mayores, como el ALBA o Unasur en el caso Sudamericano, o la unidad Sur- Sur, comenzando por Sudamérica y África y los países árabes, como lo ha propuesto acertadamente el Comandante Chávez, responden al mismo juego del ajedrez imperialista de Occidente. Sigamos usando ejemplos de nuestro continente: viene a la memoria un testimonio de Rafael Iribarren en la década del 60, quien confesaba su asombro de sentirse en una calle de Trípoli, casi como en nuestras propias tierras, al percibir un agradable aire de familia (conversación personal).

La integración sudamericana o continental indoamericana-caribeña, no supone una supresión de las nacionalidades que han originado los Estados Nacionales, ni tampoco debería significar el desarrollo de un colonialismo interno que desconozca la diversidad étnica, cultural o plurinacional a lo interno de nuestros países y en los complejos espacios fronterizos binacionales o trinacionales, según el caso. En este orden de ideas, planteamos la construcción del perfil de la integración con la participación directa de sus propios pueblos. (Ver: Perfil intercultural de la integración emancipadora de América Latina y el Caribe. Entrevista a Saúl Rivas-Rivas Por Carolus Winmer. Caracas. Revista Debate Abierto. Año X.Nº29. Caracas.2006 ps. 65-83)

La integridad político-territorial de los Estados Nacionales, guarda relación con la convicción de que los pueblos originarios y los históricamente arraigados, afrodescendientes e indodescendientes criollos y mestizos múltiples se vayan sintiendo realmente incluidos y con participación protagónica en los destinos y conducción de sus propios países. Esto hay que verlo dialécticamente, combinado con ciertos niveles de autonomías y desarrollo sostenible en los procesos concretos y en el movimiento real de la historia. Todo lo cual no está nunca al margen de los procesos intervencionistas internos y externos, particularmente cuando la misma dominación imperial que desconoce las realidades específicas de los pueblos originarios, desconozca también la vigencia del Estado Nación y busque propiciar su desmembramiento si ello se corresponde con sus propios intereses. Véase por ejemplo el giro que la situación ha tomado en Bolivia, donde los menos interesados en la secesión son los pueblos, movimientos y comunidades indígenas a la luz de una constitución de carácter plurinacional. Evo Morales acusaba en una oportunidad a la derecha de sabotear las autonomías indígenas. Resulta curioso aquí, que los separatistas, camuflados antes en banderas supuestamente autonomistas, luego, nada querían con las autonomías para los pueblos y comunidades indígenas en el marco del Estado Nacional de Bolivia. Mucho menos con las filosofías indias del Buen Vivir o Vivir Bien.

De cualquier forma, el advenimiento de los Estados Nacionales es un hecho relativamente reciente y que no se corresponde con las áreas ancestrales de poblamiento originario. Por el contrario las invisibilizaciones, con el desconocimiento de estos pueblos y sus realidades específicas, las camisas de fuerza impuestas por Estados Nacionales, imperios y organismos internacionales representan la raíz potencial de muchas rebeliones. Muy pronto el Estado Nacional, con un mínimo de auto- observación podremos caer en la cuenta de los mecanismos concretos donde se articulan los intereses de oligarquías locales con los intereses de los grandes imperios y particularmente, del imperialismo. Se trata de la articulación dialéctica, no mecánica, entre opresión étnico-nacional y lucha de clases.

De la misma manera, cuando las oligarquías nativas comienzan a perder el poder político con sus mismos pueblos, ellas se van haciendo cada vez más anti-nativas, aliadas del imperialismo y más ganadas para los desmembramientos de sus propios países; buscando siempre las contradicciones internas para instrumentarlas a su servicio y según sus intereses en sintonía con los intereses foráneos, quedando con las migajas del nuevo reparto. En igual forma, se puede utilizar al proletariado para quebrar las empresas de interés social, mientras se ampara el interés privado en una especie de tácita paz laboral, no siempre declarada. Los financiamientos de ONG dependientes del Departamento de Estado, imperios europeos y empresas transnacionales se plantean siempre sus prioridades frente al movimiento obrero, los movimientos sociales, las mujeres, movimientos étnicos, juventudes, movimientos estudiantiles, ambientalistas etc. Todo ello con el propósito de mantener su control con fines desestabilizadores o ya para mantener oprobiosos sistemas, dictatoriales o formalmente democráticos, contra sus propios pueblos.

-La otra cuestión que no puede perderse de vista, como lo apuntaba la Directora de Asuntos Internacionales, es el viejo carácter instrumental al servicio de la dominación mundial del derecho internacional y de sus instituciones internacionales como la ONU, OTAN, OEA, entre otras. Carácter instrumental del derecho que ya había sido anunciado por Marx.

UNA BREVE RESEÑA DEL COMPLEJO POBLAMIENTO LIBIO

Ponemos estos ejemplos nuestros, un poco para entender la dinámica de estos procesos, tomando en consideración de que en cada país, en cada región o continente tiene sus especificidades y con mayor razón en África o en el Medio Oriente. O ya en el caso específico de Libia. Hagamos un poco de ejercicio de la memoria histórica al respecto para ver la complejidad que revisten estas especificidades, sobre el poblamiento múltiple y la formación unitaria del Estado Nacional:

-Líbico-bereber es un grupo lingüístico componente junto con el antiguo egipcio y el cusita, de la familia de lenguas camíticas, extendidas desde el norte de África, oeste de Egipto hasta las Islas Canarias, según lo describen diccionarios y enciclopedias de uso corriente. Guarda relación con otras lenguas, el kabili de Argelia, el tuareg y tamasceq del Sahara y otras variantes marroquíes (º). Debemos recordar que los canarios cuando revisaban su historia se declaraban guanche-bereber, esto en conversaciones con nosotros en el marco de la incorporación de Guaicaipuro al Panteón Nacional y los derechos originarios de los pueblos indígenas de Venezuela (Los Teques. Plaza Guaicaipuro: 15 de mayo. 1980)

-Dicen que al comienzo del segundo milenio (a de c), el territorio estuvo poblado por los libios. Cuyo espacio entre Túnez y Egipto, vale decir, entre Tripolitania y Cirenaica ha atravesado durante milenios por complejísimos poblamientos, frutos de proyectos de conquista los más de ellos, como veremos brevemente.

-S. VII ac, los griegos formaron la pentápolis cirinea.

-Los fenicios fundaron tres colonias en Tripolitania

-S.I ac, con la derrota de cartagineses y garamantes, los romanos ocuparon Tripolitania y el Fezzan.

-S.VII. Entran los árabes.

-Siglo XVI. Ciudades de la costa reconocen soberanía otomana.

-El jerife de Marruecos conquista el interior y funda la dinastía de los Beni Mohamed hasta 1811. ( surge luego, el Sultanato del Fezzán)

-Mediados del siglo XIX, la hermandad islámica de los senussis domina sobre la Cirenaica y el Fezzán.

En 1914 los italianos ocuparon el país.

1920. Acuerdo de Regina, reconocen al jefe de los senussis como emir de los beduinos. Pregunto: ¿Sabemos acaso como está internamente organizado un emirato? ¿Su organización social y política, su estructura de castas, clases o estamentos? ¿Con que instrumentos de las llamadas “ciencias sociales” abordamos el asunto?

-De allí que el advenimiento del Estado Nacional en Libia, es un hecho relativamente reciente.24 de dic. 1951.

-Su independencia es posterior al triunfo de los aliados, después de la segunda Guerra Mundial, sobre Italia y Alemania.

-Este territorio había sido conquistado por los italianos a partir de 1911 hasta 1947 cuando se derrota a Mussolini y a Hitler.---La independencia comienza con una especie de monarquía hereditaria, unida estrechamente a Gran Bretaña y USA. A quienes se les concede bases militares a cambio de cierta ayuda económica (humanitaria). La Asamblea Nacional Constituyente había elevado al poder a Mohamed Idris El senussi al trono.

-A pesar de todo eso se une a la Liga Árabe. 1953

-El Reino Unido de Libia es admitida en las ONU.1955

-en 1959.Comienza la explotación petrolera y surge una minoría privilegiada beneficiaria del petróleo a la sombra del Estado.

-La Constitución de 1965 abolió la Constitución Federal en 3 provincias: Tripolitania, Cirenaica y Fezzan. Con un sistema de gobierno unitario, amplia autonomía y un territorio dividido en 10 provincias. Parlamento bi-cameral. El Rey y el resto del Poder Ejecutivo.

-La monarquía es derrotada por Kadafi y proclama la República.1969.

-1973. Comienza la Revolución Cultural. Fortalecer los principios islámicos sobre la base de la III Teoría Internacional.

-La actualidad histórica del gobierno de Kadafi ha sido bastante iluminada por muchísimos historiadores y analistas actuales. De allí que no nos detendremos en ello para no hacernos tan extensivos.

CONTRA TODO FUNDAMENTALISMO DE CUALQUIER SIGNO

-CABE AQUÍ DESTACAR QUE LAS SOCORRIDAS BÚSQUEDAS DE “TERCERAS VÍAS”, CUANDO NO CUARTAS O QUINTAS, SIEMPRE ESTUVIERON ORIENTADAS POR LA INCOMPRENSIÓN DE LAS ÓPTICAS OCCIDENTALES, TANTO REACCIONARIAS COMO REVOLUCIONARIAS PARA DESCIFRAR REALIDADES COMPLEJÍSIMAS, QUE PRETENDÍAN SER APLANADAS POR CONCEPCIONES EUROCENTRISTAS DE UN MARCADO RACISMO-CULTURAL Y TEORÍAS UNI-LINEALES DEL ATRASO Y DEL PROGRESO, QUE SIEMPRE -O CASI SIEMPRE- DESCONOCIERON LA REALIDAD HISTÓRICA Y MULTISOCIETARIA EN CADA COYUNTURA HISTÓRICA, SIEMPRE ARRASTRADAS POR LAS GEOESTRATEGIAS DE LOS INTERESES OCCIDENTALES Y EN EL ÁMBITO DE LOS INTERESES DE LAS SUPERPOTENCIAS ; Y LUEGO DE LA RERROTA DE LA URSS, EN LA UNIPOLARIDAD DEL NEOLIBERALISMO Y LA ORFANDAD INICIAL DE LAS IZQUIERDAS YA NOS RESIGNÁBAMOS A PENSAR QUE ESA DERROTA ERA IRREVERSIBLE Y PARA SIEMPRE. (Nótese por ejemplo que a pesar de estos pueblos y países tener un ámbito geoestratégico más en común con la Unión Soviética que con Occidente, la Unión Soviética terminó por no entender ni el problema nacional, ni el problema religioso, ni el problema cultural. Dicho de otra manera, convirtió en un problema lo nacional, lo religioso y lo étnico-cultural o nacional.) Con el riesgo de que tanto allá como aquí sigamos expuestos a seguir cometiendo los mismos errores.

Nota al margen: Para poner un ejemplo concreto en nuestro caso particularmente americano, nosotros fuimos arrastrados en la segunda Guerra Mundial a la famosa “Unidad de las Américas contra el fascismo”, al margen de nuestras prioridades y de nuestros intereses específicos como pueblos y como continente. En esa fase quedamos sin líneas estratégicas propias, que permitieran acercarnos al aprovechamiento de la coyuntura histórica concreta para gestar una segunda independencia, como lo hicieron nuestros libertadores con la invasión napoleónica a España (y como lo hizo Haití antes, en 1804)

-AQUEL SOCIALISMO ÚNICO DECLARABA “QUE EL SOCIALISMO ERA UNO SOLO”. Incluso hubo fuerte resistencia para hablar de Socialismo en el siglo XXI, de indosocialismos, de socialismos históricos anteriores a los del siglo XX y contemporáneos del siglo XX. Para esto se acudía al clisé de “socialismo científico”, para decir, el último y el “definitivo”.

-QUE EL SOCIALISMO BUSCABA “UNA SOLA NACIÓN MUNDIAL”. Y para ello, había un discurso único mundial, así como para el capitalismo había sólo el discurso único del capital. Esto es, el Caballo de Troya de Occidente y la abolición de la historia de los pueblos, la continuidad de Occidente en el buche del supuesto socialismo.

-LOS PUEBLOS INDIOS DE AMÉRICA, DESDE SUS FILOSOFÍAS ANCESTRALES SIEMPRE CRITICARON ESA DICOTOMÍA ENTRE INDIVIDUALISMO BURGUÉS Y COLECTIVISMO CIEGO.

-QUE EL MARXISMO HABÍA “SUPERADO GLOBALMENTE” A TODOS LOS SISTEMAS DE CONOCIMIENTO, INCLUYENDO A LOS SISTEMAS DE CONOCIMIENTO DEL MISMO OCCIDENTE. QUE CUANDO QUERÍAMOS SABER SI UN CUERPO DE DOCTRINA ERA SUPERIOR A OTRO, DEBÍAMOS PREGUNTARNOS CUÁL DE ELLOS EXPLICABA MEJOR A TODOS LOS DEMÁS. QUE SI MARX ERA QUIEN MEJOR EXPLICABA EL CAPITALISMO Y EL CAPITALISMO HABÍA SUPERADO GLOBALMENTE TODA EXPLICACIÓN ANTERIOR, ESO SIGNIFICABA DE ANTEMANO, QUE EL MARXISMO QUIEN MEJOR EXPLICABA EL CAPITALISMO, ERA YA EL PINÁCULO DEL CONOCIMIENTO PARA EXPLICAR TODA LA HISTORIA HUMANA, COMO TAMBIÉN EL ÚNICO INSTRUMENTO VÁLIDO PARA EXPLICAR EL FUTURO. ASÍ LO REZABAN LOS CATECISMOS SOVIÉTICOS. LO ÚNICO QUE NO PUDIERON PREVEER ERA QUE IBAN A SER DERRUMBADOS POR EL PODRIDO Y DECADENTE CAPITALISMO. AUNQUE AFORTUNADAMENTE, NO EN FORMA IRREVERSIBLE.

-SIN EMBARGO, CUANDO CAYÓ LA UNIÓN SOVIÉTICA, LOS MISMOS MARXISTAS PENSARON QUE ERA EL GOLPE MORTAL AL SOCIALISMO (Y POR SUPUESTO, ELLOS NO IMAGINABAN NUNCA QUE CUBA SOBREVIVIRÍA, INCLUSO BLOQUEADA, FRENTE A LA HECATOMBE NEOLIBERAL. TAMPOCO ANTES ERAN CAPACES DE IMAGINAR QUE MUCHAS SOCIEDADES DEL DESIERTO QUE HABÍAN SIDO DESAHUCIADAS COMO “GLOBALMENTE ATRASADAS” SOBREVIVIERAN HOY. Y POR SUPUESTO, LAS SOCIEDADES INDÍGENAS DE AMÉRICA., AYUNAS DE LA LLAMADA RAZÓN INSTRUMENTAL O “RAZÓN SEGUNDA” DE OCCIDENTE. TODOS NUESTROS PUEBLOS ERAN VISTOS COMO PRE-CARTESIANOS, PARA NO DECIR “IRRACIONALES”. AUNQUE IRRACIONALES E” INDIOS SIN ALMA” TODAVÍA NOS LLAMAN. ¿Quién podía imaginar en aquel momento que la sociedad warao tendría más permanencia en la historia que la Unión Soviética? ¿Quién se podría imaginar que el ayllu de los Andes como unidad familiar y comunal, tendría mayor presencia –y resistencia- en la historia que los incas, el imperio español y las nacientes repúblicas después de la independencia? Hoy son ellas la médula del Buen Vivir.

-TAMPOCO HABÍAN PREVISTO LA FUERZA HISTÓRICA DESCOMUNAL DEL BOLIVARIANISMO ANTI-IMPERIALISTA, INTEGRACIONISTA Y EMANCIPADOR, SINO HASTA DESPUÉS DE CHÁVEZ.

OTROS POSTULADOS ANACRÓNICOS:

-QUE EL SOCIALISMO LUCHABA POR “LA CULTURA ÚNICA MUNDIAL”, PERO CURIOSAMENTE, ESA CULTURA ÚNICA MUNDIAL DEBÍA SEGUIR SIENDO LA CULTURA OCCIDENTAL (LENIN HABLABA DE LA URGENCIA DE “EUROPEIZAR A RUSIA”)

-QUE EL ATEÍSMO COMO FILOSOFIA DEL MATERIALISMO DIALECTICO ERA ESENCIAL AL MATERIALISMO HISTÓRICO Y EN CONSECUENCIA HABÍA QUE DESATAR UNA NUEVA CRUZADA, UNA NUEVA INQUISICIÓN DEL ATEÍSMO SOBRE EL MUNDO. Y ASÍ NUEVOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN. Como lo señalara alguna vez Rigoberto Lanz: ¡Tenemos que seguir perdiendo el tiempo preguntando ¿Quién fue primero, el huevo o la gallina?! O como declarara el padre Camilo Torres en su tiempo: Yo no voy a discutir con los marxistas si el alma es inmortal o no. Yo lo que sé es que el hambre si es mortal.

-PARA EL DIÁLOGO DE CIVILIZACIONES Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA INTERCULTURALIDAD. Sea anatema…

-EL INTERNACIONALISMO NEGABA LA ESPECIFICIDAD, LA IDENTIDAD Y LAS PRIORIDADES DE NUESTROS PUEBLOS, REGIONES Y CONTINENTES. LAS PRIORIDADES DE OCCIDENTE SE SEGUIAN CONVIRTIENDO EN NUESTRAS PROPIAS PRIORIDADES.

-ESTA CONCEPCION OLVIDABA QUE LA BURGUESÍA OCCIDENTAL CRISTIANA FUE ATEA EN SUS ORÍGENES ( Y NO TAN “IDEALISTA”, COMO LA SUPONEN) QUE NUESTROS LIBERTADORES SE ANTICIPARON A VARIOS TIPOS DE ALIANZAS CON LOS PRIMEROS PRECURSORES DE LAS TEOLOGÍAS DE LA LIBERACIÓN. Miranda, frente a su excomunión por parte de Mons. Hernández Milanés, respondía con la contrapastoral de los jesuitas expulsados, como la del cura Viscardo, por ejemplo.

-¿NOS HEMOS PLANTEADO TEOLOGÍAS DE LA LIBERACIÓN EN EL MARCO DEL ISLAN QUE SUMAN MÁS DE MIL MILLONES DE FIELES EN VARIOS PUNTOS DEL PLANETA Y CUANDO LOS PUEBLOS MUCHAS VECES DEMANDAN GOBIERNOS ISLÁMICOS? ¿LO PLANTEAMOS TAMBIÉN EN EL MARCO DEL JUDAÍSMO? ¿O ES SOLO EL CRISTIANISMO OCCIDENTAL LA ÚNICA RELIGIÓN CAPAZ DE PARIR DE SUS MADRES IGLESIAS TEÓLOGOS DE LA LIBERACIÓN? ¿PODEMOS ARRIBAR A ENFOQUES INTER-RELIGIOSOS, más ecuménicos, QUE VAYAN MÁS ALLÁ DEL APORTE DE LAS TRES GRANDES RELIGIONES MONOTEÍSTAS Y TOMAR EN CONSIDERACIÓN EL APORTE DE LAS RELIGIONES DE CONVIVENCIA, NO PROSELITISTAS?

-¿PODEMOS SEGUIR OLVIDANDO QUE NUESTROS PROPIOS LIBERTADORES EN LA PRIMERA INDEPENDENCIA FUERON AGNÓSTICOS Y MASONES, PERO NO POR ELLO CHOCARON CON LA FE DE LOS PUEBLOS? SIN EMBARGO CHOCHARON FUERTEMENTE CON LAS ALTAS JERARQUÍAS ECLESIASTICAS, CON SU DOBLE DISCURSO,SU DOBLE MORAL DE LLAMAR A LA PAZ MIENTRAS EN SECRETO SE PREPARABAN PARA LA GUERRA CIVIL.

-¿ES POSIBLE ASUMIR EL CARÁCTER HISTÓRICO DE LOS CONOCIMIENTOS ANTROPOLÓGICO DE MORGAN Y CONSTRUIR CON LOS PROPIOS PUEBLOS NUEVOS REFERENTES HISTÓRICO-ANTROPOLÓGICOS? ¿VAMOS A SEGUIR TEOLOGIZANDO SOBRE EL LIBRO DE ENGELS “EL ORIGEN DE LA FAMILIA, LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL ESTADO SIN SIQUIERA LEER BIEN, ENTRE LÍNEAS EL COMIENZO DE SU PRIMER CAPÍTULO?

-ES POSIBLE SUPERAR LOS SOCIOCENTRISMOS DE CLASE, LOS ECONOMICISMOS, LOS HISTORICISMOS, LOS CULTURALISMOS Y RELATIVISMOS CULTURALES PARA ARRIBAR A VISIONES MÁS PANCRÓNICAS Y DIALÉCTICAS DENTRO DE LO MULTIÉTNICO, LO PLURICULTURAL, LO SOCIOCULTURAL, LO INTERCULTURAL, LO INTERFILOSÓFICO, LO INTER-CIENTÍFICO, LO INTER-ARTÍSTICO, LO INTER-RELIGIOSO?

¿ES POSIBLE, COMO DECÍA MARX, RESTABLECER LA ECONOMÍA EN SU LUGAR DE ORIGEN, EN LO QUE REALMENTE LE DIO JUSTIFICACIÓN HISTÓRICA, MÁS ALLÁ DE LA MERCANCÍA? ¿ES POSIBLE COMO DECÍA MARX LUCHAR POR LA DESTRUCCIÓN DEL CAPITAL QUE ARRUINA LA TIERRA Y EL HOMBRE? ¿O PROSEGUIREMOS CON LA LÓGICA DEL CAPITAL ARRUINANDO LA TIERRA, LA VIDA Y EL HOMBRE? ¿ES POSIBLE IR UN POCO MÁS ALLÁ DEL DISCURSO RELIGIOSO SOLO COMO “OPIO DEL PUEBLO”.

-¿ES POSIBLE VER EL PATRIARCALISMO DE LOS PAÍSES ÁRABES CON OTRA ÓPTICA DISTINTA A LA ÓPTICA DE OCCIDENTE, SITUÁNDONOS EN SU PROPIO CONTEXTO HISTÓRICO Y CULTURAL? ¿ES POSIBLE NO OLVIDAR, COMO RECORDABA MOSONYI QUE TODOS LOS PUEBLOS DE LA HUMANIDAD, INCLUYENDO LAS SOCIEDADES MATRILINEALES INDÍGENAS HAN SIDO MACHISTAS DE UNA U OTRA MANERA?¿PODEMOS RESPETAR LA LUCHA DE GÉNERO ESPECÍFICA DE LAS MISMAS MUJERES DEL ISLAM?

-¿ES POSIBLE CONCEBIR SOCIEDADES SIMPLES CON EXISTENCIA MILENARIA EN PLENO DESIERTO? ¿NOS TOMAREMOS LA MOLESTIA SIQUIERA DE EXAMINAR LOS COMPLEJOS SISTEMAS DE ADAPTACIÓN A ESAS ECOLOGÍAS, ESPECIALMENTE SUS MODELOS DE VIVIENDA DESCRITOS POR ANTONIO ELIO BRAILOVSKI, UNO DE LOS POCOS HISTORIADORES DE LA ECOLOGÍA?

-FUE NECESARIO QUE LOS INDIOS BOLIVIANOS LLEGARAN AL PODER PARA QUE EL MUNDO COMENZARA A CONOCER LAS FILOSOFÍAS DEL VIVIR BIEN O BUEN VIVIR.¿SEREMOS CAPACES DE INCORPORAR AL REPERTORIO DE LAS FILOSOFÍAS DE LA LIBERACIÓN LAS FILOSOFÍAS Y MODOS DE VIDA DE LAS MICROSOCIEDADES MILENARIAS DE AMÉRICA, ÁFRICA, ASIA, AUSTRALIA, NUEVA ZELANDA Y DE LA MISMA EUROPA? ENRIQUE DUSSEL YA NOS ANUNCIA QUE SÍ. Pero advierte que el 80% delos filósofos son eurocéntricos empedernidos.

EL DERRUMBE DE LA SECUENCIA UNILINEAL SALVAJISMO-BARBARIE-CIVILIZACIÓN DE LEWIS MORGAN (O EL DILEMA “CIVILIZACIÓN O BARBARIE”)

Permítasenos entonces, rechazar el consabido esquema simplista, de que África es un continente emergente, que vive un proceso de supuesta “destribalización” compulsiva, para alcanzar el estatus de Estados Nacionales. Ello no es más que el mismo pretexto del colonialismo occidental para saquear de nuevo este continente como lo comenzaron a hacer con América a partir de 1492, con la consiguiente destrucción de sus pueblos nativos.

-Mientras vivamos con esos referentes, no será posible en ningún momento entrar en sintonía con esos pueblos, incluyendo dentro de la mayor justicia a sus microsociedades y no solo a las sociedades monumentales de las famosas pirámides. (º)

Valle del Guaraira Repano y Altos de Guaicaipuro, 15 de marzo de 2011

ºººººº

(º)-Otra cuestión de las insuficiencias ya más ligadas al campo de los componentes históricos –que no celestiales- del marxismo, es lo tocante al papel de Lewis Morgan como fuente irremplazable del marxismo original, su influencia primero en Marx y luego, con mucho más énfasis en el desarrollo de posteriores trabajos de Federico Engels. Particularmente aquel sobre “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”. Vale recordar lo que a mucha gente se le pasa por alto. Si bien Engels tiene fama de ser el que más dogmatiza sobre Marx y Morgan, en el primer capítulo del libro señalado, Engels señala el carácter histórico de los conocimientos antropológicos de Morgan, el autor entre otros, de “La sociedad primitiva” (). Allí Engels señala, que tanto él como Marx disponen de los conocimientos antropológicos de Morgan –provisionalmente, se entiende- hasta tanto la antropología como ciencia, arrojara nuevas perspectivas, nuevos conocimientos. O como diríamos hoy, nuevas rupturas paradigmáticas, que nos obligue a buscar otros horizontes teórico-metodológicos en ese campo.

Todo esto es importante señalarlo porque muchos le han dado casi un contenido ahistórico a los conocimientos antropológicos de Morgan o a la pretendida sucesión unilineal de “salvajismo-barbarie-civilización”. Algunos otros terminan creyendo que la crítica a Morgan hoy a la luz de una antropología dialéctica y multilineal, invalidaría de antemano la vigencia de algunos planteamientos generales del citado investigador norteamericano, quien mucho se nutrió de los pueblos indígenas norteamericanos y fue de alguna manera, un defensor de sus tierras y territorios. Dicho sea de paso, debemos señalar, que aunque con una óptica deformada por el punto de vista de Morgan como investigador occidental, pudiéramos afirmar que los pueblos indígenas de Norteamérica, también se constituyeron de hecho, en otra fuente irremplazable del marxismo (aunque todavía tabuado en su unilinealidad y procesado como “comunismo primitivo”). No constituyen tampoco los indosocialismos sólo socialismo utópico, como supuesta fase, globalmente superada por el llamado “socialismo científico”, aunque Marx, según sus estudiosos nunca habló por su propia voz como otro positivista más, de “socialismo científico” alguno. Quien acuña el término es Engels.


guaicaipurosrr07@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4057 veces.



Saúl Rivas-Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI