Monedas, valor bursátil

as medidas de carácter mundial sobre la moneda estadounidense y China hace tambalear a Washington para buscar una flexibilización de la situación interna de su país y los vertientes de cada implicación internacional. USA, se resquebrajó y desea financiamiento asiático para liberar tensiones, con el fin de atacar el Sur, como una manera sutil de la consolidación democrática. No desean correr más riesgos como Afganistán, Pakistán, Irak y lo que fue Vietnam en el pasado. Aunque buscan mantener un espíritu cooperativo, sus colonias se debaten en la banca mundial para no ir a la mendicidad económica. Sólo basta discutir unos instrumentos para lograr su financiación y dinamizar una derecha fascista que esta acostumbrada a ejecutar sus convulsiones guerreristas en ésta zona atlántica y del océano pacifico.

China y Estados Unidos, están involucrados en el crecimiento del Estado, pero, a pesar de manejar cuantiosos recursos se ven en la urgencia de una reforma estatal y política, para, emitir una contención en la Bolsa de Valores y una banca internacional inestable por estar provocada de mafiosos del mundo bursátil. Estos cambios, deben hacerse relativamente de una manera abierta y rápida, porque, consideran pertinente avanzar en el campo social promoviendo bienestar y mejor acceso a una vivienda digna.

Por eso, existe una ofensiva electoral en el universo terrenal de Barack Obama. La tarea es obstruir a los republicanos en sus andanzas guerreristas y cada discurso compasivo, debe convertirse en combativo para generar confianza en lo concerniente a la recaudación de fondos para los demócratas. Mientras, una ONU ejerciendo un perfil más eficaz le anuncia a los países desarrollados que incremente el empleo para generar nuevas leyes y fortalecer el testimonio mercantil, como, una manera eficaz para luchar contra la pobreza, el desempleo y el hombre.

Entramos a una nueva etapa histórica de la postmodernidad, que, algunos se atreven a definirlo como contemporáneo. Solo la razón, ciencia, tradición y autoridad nos darán un sólido impulso para el progreso humano y el conocimiento de los objetivos verdaderos. En este tiempo, surge el socialismo democrático como un sistema político en el cual se sustentaba la gobernabilidad y el desarrollo de la gran mayoría de los países más avanzados del planeta. Por lo tanto, el comunismo es una utopia del fascismo en éste período histórico. La post modernidad son principios y valores fundamentalmente subjetivos, hacia los cuales, la humanidad ha evolucionado a través de etapas históricas que se iniciaron en la edad moderna, fundamentada en la autoridad y tradición, que estaba determinada por la conducta de los individuos, razón por la cual algunos catalogan a la Iglesia Católica como una de las instituciones características de la premodernizad. Por ello, el modernismo fue sustentado en el orden, como valor fundamental al igual que en el conocimiento y la verdad, como factores del progreso de la sociedad de ese entonces.

De allí, la importancia de las pequeñas y medianas industrias para un Estado benefactor, son conocidas como las Pymes. Ellas, son un enjambre para las grandes empresas y sirven de flotadoras y como corporaciones se adaptan de una manera rápida a los cambios estructurales de carácter productivo y controlan su entorno económico. Por eso, es necesario venezolanizar los grandes complejos industriales del Estado que procesan alimentos, porque, son sometidas a divergencias ideológicas y son factores de distorsión por la acción de la Iglesia Católica en ellas.

La idea es que a través de la globalización derrotar las estructuras internas del Estado y su economía, dañando las cooperativas agrícolas y los mismos consejos comunales.

La frontera de éstas industrias no han sido derribadas, USA les mantiene un control exhaustivo por medio de las ONG y, en vez de dinamizar el debate, crean competencias a nivel internacional que no vitalizan a nuestra moneda- El Bolívar- dañando el patrimonio interno de nuestro país. Es asunto de sobrevivencia el nuestro. Esta nueva democracia, constituye una perspectiva sociopolítica que nos lleva a una estructura legal en el mercado bursátil y determina una postura ante la libertad económica. Por esto, el capital privado debe desaparecer de algunas coyunturas políticas y solo las empresas estables y de carácter privado deben contribuir al crecimiento del Estado para favorecer a los humildes y crear a corto plazo escuelas de corte político para preparar a empresarios y obreros en el arte de leer textos adecuados al bolivarianismo y avanzar hacia lo dialéctico.

Hay que evitar las contrahistorias. Somos parte de una ran masa laboral que, en el orden constitucional nos permite formar la nueva historia del país y avanzar hacia un campo comunicacional realista y enmarcado en los verdaderos dispositivos de una ley que arropa nuestros sueños históricos.

*escritor.


emvesua@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1978 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /tiburon/a110550.htmlCd0NV CAC = Y co = US