La maniobra de la derecha brasileña en torno al ingreso de Venezuala a Mercosur

La derecha no se anda con cuentos ni con complejos morales cuando se trata de mantener su hegemonía, dicha hegemonía pasa por mantener en los países, gobiernos dóciles, obedientes a sus designios y lineamientos imperialistas, si esto no ocurre recurren a distintos métodos, entre ellos los que van desde "la legalidad burguesa" hasta los golpes "institucionales" tipo Honduras, los golpes de estado directos como el de abril de 2002 en Venezuela, el de Bolivia, etc, entre otras muchas formas que la burguesía usa "adecuadamente" para mantener su supremacía en detrimento de los pueblos y todo lo disfrazan dentro de los parámetros de la legalidad e institucionalidad burguesa. Lo que está ocurriendo con la derecha en Latinoamérica merece estudiarlo con detenimiento, la capacidad de unirse cuando ve en peligro sus intereses supera cualquier aparente diferencia, cosa que si se permiten en tiempos de vientos favorables y situaciones relajadas, pero inmediatamente al verse en peligro el imperio las une y cohesiona. Las reacciones coordinadas de toda la derecha internacional para cerrarnos el paso solo obedece a una coordinación central que sabemos está en Washington y se despliega en distintas formas y modalidades a lo largo y ancho de Latinoamérica y el mundo. La decisión del senado brasileño, dominado por la derecha de ese país, nos corrobora la superficialidad de los análisis de estas instancias a la hora de acomodar cualquier decisión y los intereses que defienden concretamente; según la lógica del senado brasileño, Venezuela debe permitir que la colonia imperialista de Colombia, con dolor lo decimos, sabemos que no es el pueblo sino la clase dominante colombiana, la oligarquía de ese país, que entregó la patria a los EEUU, nos agreda y nos instale en nuestras propias fronteras cualquier cantidad de elementos militares agresivos solo porque unos burócratas del senado brasileño pertenecientes a la derecha más rancia lo decide, es esa misma derecha que nos quiere ver bajo tierra, "les molesta" la posición autónoma e independiente de Venezuela al convocar a su defensa a nuestro propio pueblo y quieren obligarnos al "discurso diplomático" que sólo es manejado dentro de los límites del derecho burgués y no del derecho soberano de los pueblos, es la hegemonía capitalista actuando. "cosas veredes mi querido Sancho", diría El Quijote, es decir, tenemos que ir como dóciles corderitos al matadero solo porque queremos ingresar a Mercosur y debemos mantener un "discurso diplomático"... ¡Que vaina! ¿El presidente constitucional de los venezolanos, el líder de esta revolución, el hombre que ha interpretado de la mejor manera las aspiraciones de este pueblo tiene que permitir cualquier cosa de Colombia y además cerrar la boca? ¿Qué podemos esperar de las reglas de juego de la oligarquía imperialista si incluso pretende obligar a un presidente constitucional a callar ante una evidente agresión como la ejercida por el imperialismo, utilizando, para desgracia de su pueblo, a la patria colombiana?

De la oligarquía colombiana, para aclarar las cosas, que es de donde se incuba la agresión, instigada por el imperio, solo porque vamos a ingresar a Mercosur; según los designios imperiales estamos obligados a callar. Sabemos que esto obedece a una burda maniobra, el imperialismo y sus operadores políticos en todo el continente actúan en consonancia al discurso diseñado en el corazón del imperio. Si recordamos, hace unas semanas, el gobernador del Táchira, Pérez Vivas, de oposición, hacía “llamados" a los gobiernos de Brasil, Chile y Uruguay para intermediar en el conflicto con la oligarquía colombiana, y esto lo debemos aclarar todo el tiempo, el conflicto jamás será con el hermano pueblo colombiano, el conflicto siempre será con la oligarquía de ese país, sobre eso hemos escrito ya; el gobernador opositor, acusado por el gobierno de Venezuela de colaborar con los paramilitares de Colombia, hace ese "llamado" a la intermediación de esos países amigos de Venezuela desde luego; advertimos en aquella oportunidad que luego llamarían al gobierno de EEUU a servir de mediadores, sin recato alguno, la derecha tiene la cara dura para esto, es la experiencia de toda una vida mintiéndole al pueblo y ocultándole la verdad, pero ¡Que casualidad! Hacen ese llamado, promovido por la derecha venezolana, luego "institucionalizado" por Thomas Shannon, con su posición pública de “respuesta exagerada” por parte de Venezuela y ahora, el senado de Brasil, controlado por la derecha, retrasa la aprobación del ingreso pleno de Venezuela a Mercosur...¿No les perece muchas coincidencias, o simplemente corroboramos que es parte de la madeja imperialista?

Es importante para intentar entender mejor las cosas, que analicemos distintos elementos que son movilizados por la derecha internacional en esta batalla y para ello las estructuras burguesas cumplen con la misión de conservar el estado burgués a toda costa, es así como el parlamento de Honduras avala un golpe de estado contra un presidente electo constitucionalmente, la razón, haberse mantenido firme con la ALBA y coincidir con los gobiernos revolucionarios de la región; allí se condenó Zelaya, y el imperio, el verdadero operador de todo esto, hoy avala el ritornelo en que se convirtió el caso de Honduras, aunque la respuesta del pueblo hondureño es una clara señal de hasta donde son capaces de llegar los pueblos, a qué son capaces de enfrentarse cuando se deciden a ser libres, no obstante, la realidad es que si ese pueblo no tiene la conducción revolucionaria, bajo los cánones de la legalidad burguesa, será imposible llevar a cabo los cambios que anhela el pueblo hondureño que pasa por una nueva legalidad basada en la justicia para el pueblo y eso solo se logra derrumbando la filosofía y la lógica del derecho burgués. En el caso específico del ingreso de Venezuela a Mercosur, las derechas de Brasil y Paraguay, con mayoría en sus respectivos parlamentos, hacen todo lo posible para bloquear dicho ingreso, contrariando toda lógica; económica, política, social y cultural, sobretodo porque es un golpe en la estructura financiera del capitalismo el hecho que un país como el nuestro se incorpore a estos foros proponiendo cosas como el Banco del Sur, el SUCRE (Sistema de compensación Regional) y además se fortalezca una relación comercial basada en la complementariedad y la unión por encima de los intereses meramente comerciales y mercantiles donde, por su propia naturaleza, se basa toda acción capitalista. Lamentablemente un líder como Lula, líder obrero, luchador social, llega a ser presidente del gigante del sur, cierto, sin embargo, la estructura capitalista brasileña sigue intacta y la "legalidad burguesa" no ha cambiado un ápice. El imperio sabe que un Mercosur unido, ejecutando y estructurando una nueva forma de complementación comercial marcha en contravía a sus intereses hegemónicos y es por ello que se agarran de las declaraciones de Chávez este domingo en donde como cualquier líder responsable hace un llamado a su pueblo, a nuestra Fuerza Armada y a todos nosotros para prepararnos ante la agresión de la oligarquía colombiana contra nuestro pueblo, porque lo que debe tener presente el imperialismo es que esta revolución la defenderemos en masa por millones; ejército, trabajadores, estudiantes y pueblo en general defenderán a Chávez y la revolución socialista, esto que lo tengan claro los imperialistas y los pitiyanquis de acá y de cualquier parte del mundo.

Seguramente el senado brasileño no se paseó por el asesinato de nuestros soldados en la frontera por acción de grupos paramilitares concebidos por la oligarquía colombiana, tampoco se han paseado por el desangramiento que somos objeto motivado por el contrabando de extracción hacia Colombia, eso incluye hidrocarburos, alimentos, etcétera...La penetración de paramilitares colombianos para desestabilizar a nuestro país, incluso, hace unos años, el ingreso hasta la capital de la república de más de un centenar de paramilitares con el objeto de asesinar al presidente Chávez, eso no lo recuerda la derecha que controla el senado brasileño, para ellos es un juego la instalación de 7 bases militares gringas en territorio colombiano, seguramente pronto dirán que las mismas son para promover el turismo en ese país, porque el discurso de la lucha contra el narcotráfico cada vez se diluye más y más a medida que reflota la verdad y se confirma que las bases son instaladas para mantener la hegemonía imperialista en la región.

En el portal Web del diario la nación de Chile encontramos una pequeña y escueta nota sobre el tema, (recomendamos leerla) http://www.lanacion.cl/noticias/site/artic/20091110/pags/20091110204728.html, referida la misma a la decisión del senado brasileño, sin embargo, en los canales de la derecha venezolana se hace eco del aplazamiento y "los sesudos analistas" desde ya se devanan los sesos para justificar lo injustificable y lanzar hipótesis para hacer ver a Venezuela como "el país agresor", algo absurdo completamente pero que tiene la lógica imperial la cual repiten como verdaderos loros. La derecha venezolana hasta hace poco cuestionaba el ingreso de Venezuela a Mercosur, por obra y gracia del imperio, ahora "se lamentan" y dirigen sus cañones contra Chávez por hacer el llamado a la defensa nacional, según dicen ellos “en detrimento” del ingreso de Venezuela a Mercosur ¡Vaya cinismo! Nunca reconocen que todo obedece a un plan imperial, sería ingenuo pensarlo, pero se trata de un plan coordinado y concertado entre toda la derecha internacional contra la patria de Bolívar y los pueblos que se levantan contra la injusticia imperialista y todo tipo de injusticias.

Desde luego que los actores reaccionarios de Brasil no desaprovechan oportunidad para "matar dos pájaros de una sola pedrada", por un lado atacan internamente a Lula, por su posición de independencia ante el imperio, y por otro lado atacan a Chávez y a Venezuela en un desesperado intento por tergiversar el carácter pacífico de nuestra revolución y crear condiciones favorables para una ulterior agresión.

Los agoreros pitiyanquis nuestros hacen conjeturas, atacan por todos lados, al unísono actúan por distintas vías, la oligarquía Colombiana reacciona y condena "la agresión" de Venezuela, algo estúpido desde todo punto de vista lógico, pero que en la maquinaria imperial de desinformación cumple un cometido. Coincide el discurso opositor en "la necesidad de conversar" con la oligarquía colombiana, ya para hoy el propio Uribe, por boca de sus parlamentarios allegados ven con beneplácito la aclaratoria de Chávez en torno a que simplemente hizo referencia a un axioma militar, "si quieres la paz prepárate para la guerra", aunque, dicho axioma es una permanente en todo pueblo que intenta hacer una revolución y la nuestra es una revolución socialista, que a nadie se le olvide.

Lo que está ocurriendo en toda Latinoamérica no hace sino corroborar que la batalla de los pueblos es universal, no se trata de fronteras, es la lucha entre los pueblos y el sistema capitalista, es la lucha entre el capitalismo y el socialismo; así mismo como la derecha internacional actúa en bloque, los pueblos estamos obligados a actuar unidos; así como el pueblo Hondureño reaccionó ante el golpe gorila, nuestros pueblos están obligados a organizarse y prepararse para defender sus logros y conquistas. El imperialismo da la batalla en todos los frentes, desde ya celebran triunfos en algunos países de Suramérica en el ámbito electoral y el retorno a los mismos de la derecha recalcitrante, la ofensiva imperial es evidente. Fidel Castro nos advierte que durante el periodo de Obama la derecha intentará posicionarse, sobretodo en aquellos países donde no se profundizan los cambios y se pretende mantener la vieja estructura capitalista intacta, subrayado nuestro...Si Correa en Ecuador no promueve la constituyente en el marco de La Revolución Ciudadana, el peligro sería aún mayor, lo mismo pasaría en Venezuela y Bolivia. Es en este contexto donde nuestra revolución junto a la gloriosa Cuba, ahora Bolivia, Nicaragua y Ecuador tienen la responsabilidad de vanguardia y primordialmente Venezuela, por ello todo el ambiente de confrontación y la instalación de las bases militares en Colombia que tal y como avizora Fidel, para el imperio no es problema solo dejar a Obama cuatro años y luego venir con cualquier loco planteando que es necesario invadir a Venezuela, nada de eso nos debe extrañar, mientras tanto los ejercicios de calentamiento siguen su curso. La derecha imperialista hará el trabajo de presentar a Obama al término de algún tiempo como "un presidente de mano débil" y a fuerza de temor y manipulación sembrará en los ciudadanos estadounidenses "la necesidad" de un hombre de mano dura cuyo discurso central será "luchar contra el eje del mal" y la meta principal será invadirnos y para ello utilizarán a su nueva anexión, Colombia.

Por último debemos señalar que, para nuestra patria la defensa y preparación para librar esta batalla no puede ser solo un asunto circunstancial, es un deber consolidar las áreas estratégicas en la revolución bolivariana y socialista: Pueblo, Fuerza Armada, Trabajadores, Estudiantes y todo el mundo en defensa del futuro y la paz.


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2584 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas