Lo que simboliza el celular Huawei que el presidente chino regaló a Maduro

El madurato está que brinca en una sola pata por la alianza con China. Pero tienen un problema: cómo presentar al pueblo, a los obreros, esa alianza antiobrera y antisoberana. Muchas palabras se han derramado para demostrar que China no es un país capitalista, que es algo nuevo, un sistema inédito que algunos llaman “socialismo de mercado”. Hasta el presidente maduro ha dicho que china no es imperialista. No es intención nuestra entrar en esta discusión, sólo tocaremos el asunto desde el punto de vista de lo que significa para Venezuela esta alianza.

Primero, ese sistema chino, cualquiera sea su nombre, ¿explota a los obreros?, ¿su trabajo va a enriquecer a unos pocos propietarios de los medios de producción? La respuesta es afirmativa. Allí, en China, existen empresas de propiedad privada; Huawei es una de ellas y de las mayores.  China cuenta con más de nueve millones de compañías privadas y más de 36 millones de negocios de propiedad individual registrados en todo el paísEl número de empresas privadas en China aumentó de 10,85 millones en 2012 a 44,57 millones en 2020En 1996, China sólo contaba con 443.000 compañías privadas, pero ese número escaló hasta 14,369 millones en 2017.

El sistema chino, cualquiera sea su nombre, ¿produce mercancías? Es correcto, y esa mercancía encierra el trabajo obrero no pagado. Es expresión, símbolo claro, de la explotación capitalista.

La ganancia en la economía China, ¿está por encima de cualquier consideración? Si, es correcto, en China se encuentran uno de los mayores índices de contaminación del mundo. En China se encuentran algunas de las ciudades más contaminadas del mundo.

Ya tenemos datos para afirmar que esa alianza, ese enamoramiento con el capitalismo enmascarado de China no conviene al país, a la gente, a los trabajadores. Y si esto fuera poco, debemos considerar que Venezuela queda en el medio de una confrontación entre las grandes potencias, que amenaza con llegar a una guerra nuclear.

En esta rápida revisión vemos que China reúne las peores características de lo que se ha llamado capitalismo: explotación obrera, contaminación ambiental, disputa comercial internacional. Debemos pensar que ese capital chino debe buscar, por ley, nuevos mercados, nuevos territorios, nuevas energías. Y en esa necesaria expansión entrará en pugna con los demás países capitalistas con intereses similares. La situación es compleja y espera por estudios profundos, sólo considerar que el mayor socio comercial de China es los Estados Unidos nos dará una idea de las nuevas relaciones de la geopolítica mundial que se sobreponen a lo meramente nacional.  

El celular Huawei que le regalaron a maduro simboliza la explotación obrera en China, la contaminación brutal de la industria china, simboliza la pelea entre los imperios mundiales. Es un regalo griego, lleva dentro la destrucción de los mejores sueños del Comandante Chávez, y la traición a su legado.

Venezuela está llamada a cumplir un papel en la difícil geopolítica, distinto de ser furgón de cola de alguno de los polos capitalistas. La humanidad reclama un polo alterno al capitalismo, y esa fue la misión que asumió el Comandante Chávez, construir el Socialismo, impulsar el polo socialista, única manera de detener la ruta hacia el abismo que plantea el capitalismo, y poder construir la felicidad de los pueblos, para esta generación y las generaciones futuras.

 

¡CHÁVEZ, SOCIALISMO, SOBERANÍA, HUMANISMO!  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3367 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: