La pasión por la literatura rusa: Ana Karénina. Aspectos médicos

("La razón no me ha enseñado nada; todo lo que sé me ha sido revelado por el corazón".)

1

Ana Karénina (1875-1877) de Lev Tolstoi es la novela más filmada de la literatura rusa, tanto en su patria como en el extranjero. Y no es casualidad: su publicación por entregas y uno de sus temas semejan la estructura pasional de las telenovelas.

Digo "uno de sus temas" porque la obra tolstoyana va más allá de la tragedia conyugal de la familia Karenin: Levin (el propio Tolstoi) encarna el hombre de trabajo que siempre busca el sentido de la vida. Vronsky (el amante de Ana) se arrepiente y llega a la sublimación freudiana cuando parte a la guerra para tratar de rehacer su vida de manera heroica (la muerte no será obstáculo, más bien pudiera ser el medio) y así encontrar la paz interior.

Además, hay otros relatos que reflejan muchos cuadros políticos, psicológicos y sociales, incluyendo aspectos médicos.

2

Tolstoi inicia su obra con palabras que son emblemáticas en la literatura universal: "Todas las familias felices se parecen unas a otras, cada familia desdichada lo es a su manera".

La novela recibió el aplauso inmediato de los lectores. Tolstoi dijo: "No me lo esperaba, y estoy verdaderamente asombrado de que algo tan vulgar y mezquino guste así…".

Dostoievski escribió: "Es una obra de arte perfecta", pero a Turguenev no le entusiasmó la obra.

3

Alexei Karenin es el verdadero héroe de la novela: soporta estoicamente su tragedia, trata de salvar a su familia y de proteger a su esposa por todos los medios posibles.

Los perros son animales nobles y fieles. La perra de Tomas y Teresa a la que Milan Kundera, en la Insoportable levedad del ser, dedica un capítulo entero, se llama Karenin y no Karenina, como correspondería al género femenino. ¿Casualidad?

4

-Karenin leía todas las noches sobre política, religión, filosofía y arte.

- Perdona a Ana cuando le dicen que puede morir después del parto. Los sentimientos ajenos despertaron en él una tierna compasión, de la cual se avergonzaba antes por considerarla una debilidad perjudicial. Se alegró por saber perdonar. Eso calmó su dolor y sintió en su alma una serenidad que nunca antes había experimentado.

-Ana odiaba a Karenin porque era un hombre bueno, excelente, magnánimo.

-Karenin tenía una regla general: abstenerse ante la duda.

-Cuando se casó con Ana en un matrimonio por conveniencia no vaciló en darle todo su afecto de que era capaz. Y cuando supo de la infidelidad de su esposa se sintió muerto y no encontraba sitio ni en sí mismo. Se sentía avergonzado, pero una amiga lo consuela: lo admiro porque usted realizó el acto sublime de perdonar a su esposa.

5

Vronsky sabía que la acción del hombre que asedia a una mujer casada y pone su vida por encima de todo para llevarla al adulterio tiene algo bello y grandioso y nunca puede ser ridículo.

6

Aspectos médicos:

Interesantes resultan algunos párrafos relacionados con la medicina de la época:

-Cuando Kitty enferma, el médico tiene algunos problemas para realizar el examen físico porque los prejuicios sociales no permitían "que un hombre reconociese el cuerpo desnudo de una muchacha".

Ese prejuicio provenía desde la Antigüedad: En China los médicos utilizaban una figurilla femenina para que la paciente, por razones de pudor, indicara la localización de la enfermedad.

-Levín una vez dijo: Me propongo enriquecer la Medicina con un nuevo término: Arbeitskur (cura por el trabajo) Aquí hay una clara referencia a la terapia ocupacional, llamado tratamiento moral por Philippe Pinel (padre de la psiquiatría moderna), quien prescribió ejercicios físicos y trabajos manuales para curar las enfermedades mentales.

Lactancia paterna:

-Alguien dice: un hombre no puede amamantar. Otro responde: Un inglés que viajaba en un vapor amamantó a su hijo. En la Historia de la Medicina han sido descritos varios casos de ginecomastia, galactorrea y lactancia paterna, ya que las estructuras anatómicas de las mamas son semejantes en ambos sexos. Incluso los hombres pueden sufrir de cáncer mamario.

0-0-0

- Ana Karénina luego de dar a luz, de su relación con su amante, sufrió de fiebre puerperal. El mismo Tolstoi escribe que "el noventa y nueve por ciento de los casos son mortales". En efecto, esa estadística era común para finales del siglo XIX, antes de los descubrimientos de Pasteur, Lister y sus medidas higiénicas y la aparición de los antibióticos.

- En la obra hay descripciones detalladas sobre la tuberculosis, difteria y la escarlatina.

-Tolstoi habla del sufrimiento de los enfermos terminales y también de los familiares que los cuidan. En el fondo, todos, al estar conscientes de que no hay posibilidad de sanación, quieren que mueran pronto, pero se avergüenzan de expresar este sentimiento contradictorio.

https://drive.google.com/file/d/1j_pX5aT6PkHX7k4CEAiePbVUUiy3Ityr/view



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2107 veces.



Edgardo Malaspina

Médico. PhD en Medicina. Docente universitario y poeta.

 edgardomalaspina@gmail.com

Visite el perfil de Edgardo Malaspina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: