Llevo una semana sin internet, señores del servicio de ABA… (y no tengo deuda)…

  1. saben cómo llega uno después de un viaje de cinco horas conduciendo un carro rústico por caminos destapados. Arreglamos en la nevera algo para el condumio diario: unos cambures, limones, un queso, huevos, yuca y un trozo de requesón con leche del aprisco del niño Tonito. Enciendo la computadora y veo que no tengo internet. Tampoco tenemos deuda con CANTV, y me digo "menos mal que existe el 1x10, ¿pero cómo, si no tengo internet?".

  2. Todavía al día de ayer jueves, 9 de junio, seguía sin internet. Tuve que pedir ayuda a un familiar y me mudé con armas y bagajes, para poder ver mensajes viejos y tratar de enterarme de esas cosas que sólo se ven por las redes y que forma parte de este mundo moderno que no podemos evitar (aunque a veces lo busquemos por todos los medios), incluso hasta para sentir que se vive y que se piensa un poco.

  3. Hay que ver todas las cosas que uno tiene que cargar, porque prácticamente he hecho una mudanza a otra casa para así poder hacer uso del internet y también alimentar con algunas notas la página ENSARTAOS. Porque el problema es lo difícil que resulta consultar el internet por retazos, solamente un ratico, cuando todo es tan ágil y la vez cuanto llega tiende a volver rancio. Envié un artículo a Aporrea que tenía tiempo que no lo hacía, tanto tiempo que algunos amigos supusieron, o que estaba enfermo o me había muerto. Por ahí, Juan Veroes escribió un maravilloso artículo con elogios que para nada merezco, y a quien le envío un gran abrazo.

  4. Llevé conmigo, pues, a esta casa de un familiar, porque como digo tengo cortado el internet desde hace casi una semana un moderado bastimento: cambures, limones, panela, haría de maíz, un trozo de queso, galletas, tres huevos, cinco mangos, y para hacerme té metí en una bolsita orégano y cidrón.

  5. Aclaro que esto no tiene nada que ver con una queja, sino más bien con una duda: ¿qué está pasando con el internet en el país, porque desde allí se hace casi todo en este mundo interconectado digitalmente? Quiero que se entienda que por lo general estos problemas no son sólo culpa del gobierno sino del ser del venezolano todo, que no somos ningunas joyitas. Yo soy un pobre diablo, infinitamente desconocido, si a ver vamos, pero que al menos cuento con el recurso de relatar este caso por algunos portales, pero por lo general esta es una situación que la sufren cientos de miles, a los que no les queda más remedio que morir callados, sin poder hacer nada, a la vez teniendo que pagar las mensualidades (que han ido en aumento), no sea que mañana repongan intempestivamente el servicio y entonces se lo corten para siempre.

  6. No quiero culpar a nadie, aunque salgan por allí y se diga que soy un fanático chavista, jalabolas que consiento males como éste. Insisto, esto es un tipo de comportamiento que tiene que ver con muchos males que venimos arrastrando desde que Colón vio las dulces aguas del Orinoco en plena mar del Caribe: improvisación, abandono, indolencia, burocratización de las instituciones, desgano y que cada cual se defienda como pueda, porque ¿cómo hace uno para meterle mano a unos aparatos tan complejos, o cómo se busca a un técnico que jurungue sin el permiso de CANTV?

  7. Debo aclarar que vivo en la Pedregosa Sur del Estado Mérida, en las residencias Trigales. Ojalá fuese posible que este mensaje llegase a alguien con capacidad de resolver este caso. Es todo y gracias de antemano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 890 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: