Fisiología y filosofía del sueño

1

En la Antigüedad los sueños eran confundidos con la realidad y por eso la gente hablaba con ángeles y personajes maravillosos. Heráclito aclaró que los sueños son un fenómeno natural.

2

Hay quienes ven premoniciones en los sueños, y un ejemplo es el sueño del faraón con las vacas y la interpretación que le dio José. El marqués de Sade decía: es una verdad universalmente comprobada que el hombre concede mayor importancia de la debida a los sueños y presentimientos.

3

Los médicos antiguos pedían a sus pacientes relatar sus sueños. Un sueño o pesadilla puede ser una manifestación de alguna enfermedad: soñar que corres y te cansas puede ser la forma como una taquicardia se manifiesta.

Rafael Barrett creía que los órganos enfermos avisaban en sueños antes de ser padecidos sus dolores "en la conciencia normal, hecho que constituye el primer síntoma de algunas lesiones en las partes internas e insensibles del organismo".

4

Existió una teoría según la cual soñar que te estás cayendo es una reminiscencia de cuando fuimos monos y brincábamos de rama en rama. Ahora sabemos que eso se debe al movimiento brusco de las piernas cuando dormimos.

5

En el sueño el cerebro sigue trabajando: el químico alemán Augusto Kekulé vio en sueños una culebra mordiéndose la cola y así descubrió los anillos del benceno; y el matemático hindú Ramanujan vio en sueños el número pi.

6

Soñar con los seres queridos que se han ido es una manera peculiar de seguir teniéndolos cerca.

Los sueños del alba son proféticos, decían en la Edad Media.

7

Calderón de la Barca escribió que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. ¿Y si la vida es un sueño, la muerte es un despertar?

8

Freud dijo que nuestros sueños son deseos reprimidos.

9

Rabindranaz Tagore afirmó que dormir sin soñar es la oscuridad, mientras que Baudelaire consideraba que la verdadera realidad sólo se halla en los sueños.

10

Argenis Rodríguez escribió: "…Yo sueño todas las noches, y me desvivo por soñar, tanto, que cuando no sueño me digo que he perdido mi noche" . (Los caminos nocturnos).

11

La Premio Nobel Tomasa Transtromer expresó que soñar es una fiesta y despertar es una desilusión.

12

Los rusos dicen: soñar no es malo, malo es no soñar.

13

"Los primeros instantes del sueño son la imagen de la muerte…" (Nerval).

14

"Hay algo en estas soledades que a cada paso nos recuerda la muerte. Aquí es donde mejor se comprende que, después de morir, no hay nada; que la muerte es el fin irremediable y definitivo. Recorriendo las llanuras he aprendido a negar la existencia del alma". (Pedro Sotillo en su relato "Los caminos nocturnos")

15

No hay más nada después de la muerte. Así lo entendía el médico y escritor ruso Antón Chejov : "Creer en la inmortalidad del alma es una cobardía que reconforta".

16

"Si la vida es sueño, soñar es vida y fuente oculta en que beben las almas tristes y supersticiosas. El sueño, hijo del cansancio y de la noche, imagen de la muerte, tiene quizá secretos parecidos a los que la muerte encierra…"

"…El éxtasis religioso es un sueño también".

(Rafael Barrett).

17

"Vemos de noche los restos desgraciados de lo que hemos omitido en la vigilia. El sueño suele ser el desquite de las cosas despreciadas, el reproche de los seres abandonados. De ahí su imprevisto y su melancolía a veces" (Dechartre).

18

Hagamos el siguiente experimento mental al despertar descansados en la mañana: preguntémonos dónde estábamos. La respuesta es: en ninguna parte. Hacia allá vamos: hacia ninguna parte. En efecto, el sueño es el mecanismo fisiológico de reparar nuestras energías y la manera filosófica de preparase para la muerte.

19

El sueño es una cuota de la muerte. Ya lo dijoVicente Gerbasi: venimos de la noche y hacia la noche vamos.

 

edgardomalaspina@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 740 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a271974.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO