Alquimia Política

La Tesis Doctoral: principio y fin

En la experiencia académica de los últimos años, en el área doctoral, me he encontrado con algunas posturas que se hace necesario ir aclarando en ese escrito razonado que se llama Tesis Doctoral. Se ha creado en torno a ella toda una fábula de mentiras y dobles intenciones; ni es el "elefante blanco" que impide la culminación de un programa de estudio, ni es el juego de dados de algún aspirante improvisado. Es un discurso razonado, con metodología y con criterio interpretativo. Nunca podrá ser el informe de avance de una política pública, ni las estrategias de acción de un grupo de estudio que busque articular, operativamente, soluciones para problemas puntuales en el ámbito situacional.

La Tesis Doctoral es, desde el punto de vista pragmático, un estudio escrito sobre una investigación de carácter original, efectuada por un investigador que aspira un nivel doctoral o ya en el nivel doctoral aspira profundizar una investigación ya abordada. Se enmarca entre dos paradigmas que son el cuantitativo y cualitativo; lo cuantitativo, según Fidias Arias, son aquellas que se expresan en valores o datos numéricos; y lo cualitativo, volviendo a Arias, son características o atributos que se expresan de forma verbal (no numérica), mediante palabras.

Las Tesis Doctorales se caracterizan, según Umberto Eco, por varios modelos de aproximación e indagación: modelos de simulación, cuya experimentación puede ser un trabajo de campo o de laboratorio, es un modelo de método usado para la simulación seria teórico, conceptual o sistémico; modelo teórico, caracterizado por contener los elementos que se precisen para la simulación; el modelo conceptual, que se establece por un cuestionario y con trabajo de campo, dando importancia a la discriminación o rechazo en una colectividad y hacerlo por medio de un cuestionario en forma de una simulación con una escala de actitud; y el modelo Sistémico, que es una representación de los elementos de la totalidad y su vinculación funcional y operativa.

La Tesis Doctoral, a todas estas, es una investigación donde se desarrollan los planos de conocimiento a través de teorías; es un estudio riguroso de valores éticos y estéticos, de análisis, cuestionamiento de conocimientos y creencias en forma racional; el conocimientos se obtiene mediante la participación activa en hechos o fenómenos sociales que se plasmen en estudios de carácter objetivo, sistemático y de elevado rango académico. Se pone énfasis en la originalidad del aporte a la ciencia, la tecnología y las humanidades; debe reflejar la formación humanística y científica del autor.

En la época actual cotidianamente se vive constantes cambios en las reglas existentes, establecidas y aceptadas sin cuestionarse por ser evidentes, pero al transcurrir el tiempo aparecen nuevas formas y modos de abordar la realidad por lo general se anticipan y aparecen nuevos paradigmas que son innovadores y cuestionan los ya existentes.

Partiendo de lo anteriormente expuesto se puede concluir que a medida que la humanidad ha pasado por diversas revoluciones en el ámbito científico, se han producido cambios, han aparecido nuevos paradigmas surgidos de esos momentos de crisis, como un nuevo modo de hacer las cosas. Por tanto como investigadores es necesario tener un conocimiento amplio de los diferentes paradigmas existentes y de los emergentes a la hora de emprender cualquier proceso investigativo en la espera de realizar trabajos intere­santes e inno­vadores surgidos de prácticas investigativas exito­sas que se apoyadas en alguna de estas posturas teóricas.

El ser humano, a todas estas, interpreta la realidad, enfrenta las situaciones problemáticas que se presentan cotidianamente, ha utilizado sus capacidades para enfocar y solucionar los problemas, estableciendo reglas de comportamiento, creencias, costumbres. Estas reglas al asumirse como verdades incuestionables en las sociedades, en el ámbito humano y científico se tornan en un paradigma que rigen una visión del mundo convirtiéndose en un patrón o modelo que influye en la manera de ver la realidad, originando un conocimiento más objetivo, verificable y científico para encontrar soluciones y en el transcurso del tiempo han permanecido originando los diferentes paradigmas.

El término paradigmas hace referencia al conjunto de creencias, actitudes, visión científica compartida sobre como explotar los avances conseguidos en el pasado a problemas existentes, creando soluciones universales.

Esto quiere decir que un paradigma es un esquema básico que comprende supuestos teóricos generales, leyes, técnicas que adopta una comunidad científica específica. Un paradigma en investigación se refiere a la postura que asume el investigador la vía técnico instrumental que guía las acciones de estudio, el fondo filosófico de ver el mundo para interpretar la realidad , la forma como aborda el conocimiento humano y proceso de producción para la toma de decisiones de la investigación. Un paradigma de éxito es aquel que logra imponerse sobre los otros paradigmas competidores es cuando tiene más poder explicativos que los otros y se adapta adecuadamente a la investigación.

En un aspecto puntual, los principales paradigmas son el positivista cuantitativo que utiliza los métodos estadísticos y basa en fenómenos observables susceptibles a medición, análisis matemáticos y control experimental para este paradigma la realidad es externa objetiva hecha y acabada. Nuestro aparato cognoscitivo es capaz de copiar la realidad tal cual como es. Solamente se acepta lo que se puede verificar empíricamente y el objetivo de la ciencia es descubrir leyes generales que sirvan para explicar y predecir.

Dentro de este paradigma se pueden incluir el empirismo, el analítico y racionalista. Su origen se remonta al Siglo XVIII y principios del Siglo XIX y logra su consolidación con el capitalismo y la burguesía con la finalidad de analizar los conflictos sociales, sus fundadores son Auguste Comte y Durkheim. Su nacimiento parte en las ciencias naturales, posteriormente, en las ciencias sociales, y por ende en la educación. De acuerdo a la manera de abordar el conocimiento desde el paradigma positivista, este reúne las siguientes características: El empirismo, conocimiento fiable que se produce y se valida por medio de datos recogidos por vía sensorio perceptiva en situaciones de los eventos estudiados; y el Racionalismo: el conocimiento fiable se produce y se valida por cadenas de pensamiento y de los mecanismos controlados. Las características del positivismo, como paradigma moderno, son: estudia científicamente los hechos, los fenómenos, el dato experimental, lo observable, lo verificable, entre otros; se basa en los postulados de la mecánica clásica newtoniana, que expresa que todo lo que existe debe estar dentro de una realidad establecida en las coordenadas del espacio, tiempo y masa. La investigación científica se basa en la observación. Todo conocimiento es fenoménico, descansa en la experiencia, obedeciendo a las leyes naturales.

A todas estas, los fenómenos sociales son estudiados por transposición de las leyes naturales. Si cambia la ley natural existe la posibilidad de estudiar los cambios sociales. Los fenómenos sociales son cosas. En cuanto a la relación del positivismo con la figura del paradigma Cuantitativo, son expresiones que tienden a ser usadas como sinónimo, pero no lo son realmente. El positivismo es más riguroso en cuanto a la comprobación y verificación de resultados; mientras que lo cuantitativo se refiere a la generalidad de los datos numéricos, sean o no comprobados. De acuerdo a la fuente de los datos y la aproximación a ellos empírica o teórica, es que se da el nuevo conocimiento, desde los fines que persigue, Teóricos o Prácticos, son investigaciones pura o aplicada. Según el nivel de profundidad del conocimiento, son exploratoria, descriptiva, diagnostica, explicativa, evaluativa. Según la estrategia Metodológica: documental, de campo, experimental, participativa; y según el lugar, de campo y laboratorio.

El paradigma cualitativo se contrapone al racionalismo debido a que existen fenómenos que ameritan un análisis distinto a lo cuantitativo. También llamado interpretativo fenomenológico, naturista, humanista o etnográfico se centra en los significados de las acciones humanas y la vida social. En este paradigma el elemento subjetivo es preponderante y el diseño de la investigación es flexible. El origen, concepto, características del paradigma cualitativo, se remonta a la antigüedad pero en el siglo XIX y XX, surge con el auge de las ciencias sociales para dar respuestas a disciplinas como la sociología y antropología.

Las principales características de este paradigma cualitativo son: Las interrogantes iniciales son vagas, y se perfeccionan de acuerdo al avance de la investigación. El hombre y los escenarios no son reducidos a variables. Existe una perspectiva holística se amerita una contaminación entre el sujeto y el objeto. Se intenta entender al hombre dentro de su marco de referencia Se busca una comprensión detallada de las perspectivas de otras personas Mantiene el lado humano de la vida social, al no reducir los actos y las palabras a ecuaciones estadísticas .El investigador adapta o crea su propio método y no es esclavo del existente. Dentro del paradigma cualitativo se encuentran la Hermenéutica, Fenomenología, Etnografía, Investigación- acción, Historias de vida, Estudio de caso, Investigación endógena, Investigación Teórica, Método comprensivo y Método Naturalista

El paradigma socio crítico, por su parte, surge como una respuesta a las tradiciones positivista e interpretativos y pretende superar el reduccionismo admitiendo la posibilidad de la ciencia social no sea solamente empírico ni solo interpretativo. Introduce la ideología en forma explícita y la autorreflexión crítica en los procesos del conocimiento, tiene como finalidad la transformación de la estructuras de las relaciones sociales y dan respuesta a problemas más generados por ellas. Los paradigmas es una manera de interpretar una realidad, una metodología que sirve para abordar los problemas típicos, para abordarlos el paradigma está estructurado sobre tres planos del conocimiento: 1. La ontología: es la naturaleza de la realidad a investigar. (El ser como ser. El ser como objeto que es conocido o lo que son las cosas); 2. La epistemología: naturaleza de la relación entre la realidad que se investiga y el investigador. (La construcción del conocimiento); y 3. La metodología: procedimiento de obtención de conocimiento (modo de producción del conocimiento).

A partir de la información, se analiza los diferentes paradigmas investigativos, estos sirven a disposición al enfrentar cualquier problemática planteada por tanto, es necesario conocer para tener en cuenta el paradigma para seleccionar el que se adapte mejor a la problemática ya sea para dar mayor profundidad investigativa o por el contrario si se busca la generalización y universalización de la información a producir.

En una palabra, la Tesis Doctoral, por su carácter de investigación original, se enmarca en la creación de nuevos referentes teóricos desde donde analizar y explicar los fenómenos que se dan, y que son de interés, en la realidad circundante. En el contexto de la complejidad, esta se inserta a través de la incertidumbre, como premisa significante en la búsqueda de soluciones teóricas que vengan a responder a las necesidades de un colectivo.

Haciendo un resumen teórico y descripción, muy general, de los distintos tópicos que constituyen las fases en una investigación tanto cualitativa como cuantitativa, en una Tesis Doctoral (o como debería de organizarse la misma), se tiene:

1. Momento preparatoria y exploratoria

• Título: debe recoger los conceptos generales que identifiquen el proyecto.

• Identificación del problema: definir o describir la problemática a abordar.

• Cuestiones de investigación: preguntas que nos planteamos como investigadores para concretar la problemática sobre el tema. De aquí saldrán los objetivos, las hipótesis y las variables a investigar.

• Recursos informativos diversos: para conseguir información: asociaciones, otras investigaciones, tesis, trípticos, Internet (documentos, revistas electrónicas…), instituciones que trabajan sobre el tema…

• Perspectiva teórica: marco teórico que guiará nuestra investigación, metodologías, estrategias, métodos...

2. Momento de planificación

• Selección del contexto a investigar: escoger el escenario más adecuado al objeto de estudio o problema a investigar.

• Selección de la estrategia de investigación: centrada en una sola fuente de información o con triangulación metodológica (contemplar diferentes perspectivas para conocer en profundidad, contraste intersubjetivo...)

• Redefinir el problema y cuestiones de investigación: en función de las decisiones anteriores, plantearnos si continuamos con la misma dirección o procedemos a introducir modificaciones que mejoren nuestra investigación.

• Preparación y formación del investigador: se prepararán actividades de formación para el investigador para optimizar la recogida de datos "todos los investigadores deberían actuar de la misma forma, como un mismo instrumento". Por ej. En técnica de entrevista, de recogida de información mediante cuestionarios…

3. Momento de entrada en el escenario:

• Negociación del acceso: solicitar los permisos necesarios para acceder a las fuentes informativas.

• Selección de los participantes: decidir los sujetos concretos de la población con la que queremos investigar en función de los temas o tópicos a estudiar. Técnicas de muestreo.

• Papeles del investigador: determinar el rol del investigador (observador participante, grado de participación). Deberá estar relacionado, lógicamente, con su formación.

• Piloteo cuantitativo-cualitativo: una vez que hayamos decidido las estrategias y técnicas de recogida y análisis de la información (ver momento siguientes) podemos realizar un piloteo cualitativo para recoger información previa y adaptarla al contexto (mapeo). Estudios piloto, tanto cualitativo como cuantitativo, para rodar y pulir los instrumentos que hemos diseñado. También habremos desarrollado los apoyos necesarios para introducir los datos en algún procedimiento informático (bases de datos, procesadores de textos, grabación y transcripción de entrevistas…)

4. Momento de recogida y análisis de la información:

• Estrategias de recogida de información: decidir las estrategias más coherentes con el marco teórico que orienta nuestra investigación y los estudios piloto realizados. Decidir los procedimientos definitivos de introducción de los datos recogidos.

• Técnicas de análisis de información: establecer criterios, condiciones y técnicas para el análisis de la información (apoyo de software tanto cuantitativo como cualitativo…). Muchas veces las técnicas de análisis "determinan" la información que hay que recoger.

• Rigor del análisis: Adecuación y suficiencia de la información. Saturación informativa. Contraste con los informantes.

5. Momento de retirada del escenario:

• Finalización de la recogida de información: Asegurarse de tener toda la información necesaria y con la fiabilidad necesaria.

• Negociación de la retirada: Preguntar a todos los informantes si es necesario completar la información recogida negociando sobre cualquier aportación nueva. Pactos sobre el análisis de las conclusiones obtenidas en la fase de borrador del informe.

6. Momento de elaboración del informe:

• Tipo de informe: Decidir quiénes serán los receptores del informe. De ello dependerá el estilo, terminología y aspecto general del informe (formal, crítico, impresionista, analítico, literario, fundamentado, entre otros.).

• Elaboración del informe:

Descripción de todos los elementos previos al análisis de datos:

Introducción

Objetivos

Marco conceptual

Recogida de la información

Entre otros.

Análisis de datos: Preparación de los datos, reducción de datos, disposición y transformación de datos, obtención de resultados y avance de conclusiones.

• Presentación del informe:

Borrador: Elaboración de un borrador para presentárselo a los participantes como un medio más de verificación de conclusiones.

Definitivo: Elaboración del informe definitivo en función de las sugerencias recibidas por todas las fuentes.

• Difusión del informe: Establecer los sistemas de difusión del informe (Internet, prensa, entre otros.).

Es muy conveniente ir elaborando un diario de investigación donde se recoja lo más importante de lo que se está indagando, así como los cambios respecto a lo previsto, entre otros. No hay que olvidar que la Tesis Doctoral es básicamente un informe de investigación. Si todos los informes de investigación llevasen el mismo trabajo que una tesis doctoral, nadie investigaría en todo el mundo. Esto es un hecho. Lo especial de la Tesis Doctoral es que el doctorando debe demostrar que conoce el método necesario para realizar la investigación, por tanto debe argumentar y justificar de forma muy sólida sus decisiones y el proceso en conjunto. Por tanto, es un informe de investigación especial, muy extenso (o más extenso de lo normal).

En este aspecto, la Tesis Doctoral (como informe de investigación que es) suele contener unas partes principales y unas partes complementarias. Las partes principales son: introducción, marco teórico, método, resultados, discusión y conclusiones. Las partes complementarias son: títulos, apéndices, referencias bibliográficas, índices, divisiones y subdivisiones, figuras, anexos. La Tesis de Doctorado es un trabajo académico inédito, resultado de un proceso de investigación individual sustentado en conocimientos y razonamientos teóricos obtenidos con métodos y técnicas con rigor y coherencia científicos.

Esto lleva a formular una incógnita básica: ¿Qué es lo que debe proponer un discurso científico para que sea considerado doctoral? Hay que entender, en la generación de teorías y nuevo conocimiento, dos aspectos puntuales: Sintagma (Qué designa una integración de corrientes, teorías o paradigmas, la cual permite aproximarse a los eventos de estudio indagados); y Gnoseológico (El conocimiento como tal; se basa en el saber anterior sobre el tema para alcanzar conocimientos más complejos).

La combinación de estos dos términos, Sintagma Gnoseológico, significa el desarrollo conceptual, teórico, referencial, legal y contextual, que el investigador hace, a partir de la revisión bibliográfica, y con un acercamiento integrador. En el trabajo doctoral se espera que el investigador vaya más allá de un marco teórico ya existente y genere su propio sintagma.

La Tesis Doctoral, en contexto de complejidad se adecua a lo expresado por Ugas (2010), para quien la complejidad es un "modo de pensar que nos refiere a la comprensión de un objeto o situación que amerita un esfuerzo intelectual del que piensa…En la construcción del conocimiento, la complejidad es una categoría a partir de la cual algo se explica, por eso es una comprensión de lo real" (p.8). Para Ugas (ob.cit.), la complejidad no es una disciplina ni una metodología, pero en este aparte no se converge con este autor. Se piensa que si hay una metodología que orienta el contexto complejo.

El pensamiento complejo, según destacan Lipovetsky y Serroy (2010), es un objeto de reflexión para la generación de algo que se denominará metodologías de creación múltiple, la cual parte del principio de Edgar Morin (moriniano), de la "Unidad en la Diversidad"; la metodología de la complejidad busca, en ese proceso de orden de las ideas y constructos, una reflexión sobre la utilización del meta-método intersubjetivo, entendido como vía alternativa para acceder al pensamiento complejo; partiendo desde la síntesis y el diálogo entre la ciencia y la técnica en la sociedad moderna, se crean espacios de discernimiento para una nueva visión de las representaciones múltiples de lo invisible. De este modo que la complejidad como metodología, ha de asimilarse como fundamento del pensamiento humano, y sus propuestas, reconocidas como fórmulas en toda experiencia del hombre, caracterizada por la creación e investigación en fenómenos sociales, políticos, culturales, religiosos, entre otros; lo que tenga que ver con la incertidumbre y la reflexión de esa incertidumbre en un contexto racional y metódico.

Es la metodología de la complejidad, una metodología creativa compleja, cuya realidad es lo vivivencial y la teoría entorno a esa vivencia que atraviesa el hombre. Una experiencia que se manifiesta como múltiple y paradigmática, en tanto en cuanto toma de la complejidad (incertidumbre) los elementos que la hacen implícita en la posibilidad de una multiplicidad de modulaciones temporales, y entre las que destaca la dinámica en forma de bucle de repetición y transformación, responsable de la mayoría de las paradojas.

Se busca, a todas estas, repensar la experiencia humana desde el campo de lo múltiple, expandido a partir de los nuevos sistemas mutantes de generación, producción y consumo, en una realidad dialógica y reflexiva sobre las teorías del pensamiento en la praxis de los cambios y transformaciones que la sociedad va dando a lo largo de senderos cuya cartografía común son laberintos. El punto inicial de la experiencia del hombre en el arquetipo de complejidad y de multiplicidad, son las formas de creación múltiple del pensamiento, en unidad con la evolución de los procedimientos tecnológicos más avanzados de información y comunicación. ¿Qué prácticas se reconocen en la actualidad como deudoras de la filosofía de lo múltiple como contenedor y espacio del pensamiento moderno? ¿Qué propicia este cambio de lo múltiple a lo complejo? ¿Qué factores intervienen en este desarrollo a nivel técnico, social y cultural en esta evolución hacia la complejización de la experiencia desde lo múltiple actual?

La complejidad como metodología creativa o método complejo, parte de un metamétodo, el cual, según Tudela (2014), es Arte e investigación, metodologías compartidas desde la transversalidad, que va de lo simple y lo complejo del método, resaltando el orden y el caos, lo original-múltiple, la fragmentación, la multiplicidad, el todo y sus partes, desde una serie de repetición y transformación, que eleva la praxis a completar la trilogía secuenciada, espacio y tiempo. El pliegue como módulo base de desdoblamiento, y el pliegue de papel al despliegue virtual, buscando la transformación de la praxis artística en las nuevas condiciones digitales de creación y consumo, dando formas a la disipación, y a las perspectivas futuras, una visión múltiple del infinito.

Uno de los precursores de esta metodología de la complejidad, escenario en donde las Tesis Doctorales toman forma y cuerpo, es Edgar Morin. Para él, la ciencia ha brindado innumerables avances; la ciencia ha fungido como la protagonista dando pasos sólidos constituyéndose como el logro de la razón en su máximo apogeo.

El pensamiento del hombre ha buscado, desde una visión reduccionista, un conocimiento de fenómenos y objetos que le permitan ordenar y clasificar datos; es un pensamiento que ha perfeccionado los postulados de Descartes y mejorado un método analítico que brinda claridad para la investigación.

En este aspecto, el método experimental hace del conocimiento científico una forma fuerte y sólida para generar avances; la ciencia generó un lenguaje que fluyera entre la comunidad científica, dando categorías sólidas para formar una columna de significados en común, este lenguaje en común ha permitido la comunicación efectiva en el seno de las investigaciones, creando claridad para debates, y promoviendo colaboraciones entre colegas a partir de la objetividad Dice Morin (ob.cit.), al quitar al Sujeto y simplemente ver el objeto de estudio, dio frutos a gran velocidad gracias a que la subjetividad es eliminada (al menos aparentemente), y así el conocimiento se volvía uno solo: el de la ciencia. Pero en las últimas décadas, esta misma se tropezó con avances que parecían comenzar a poner en jaque esta claridad y esta sencillez de explicación. Al buscar un elemento simple y buscar la explicación reduccionista de un objeto, sin querer la ciencia se topa con la complejidad de este mismo elemento; la búsqueda de lo simple y la aparición de la complejidad.

El principio de simplificación, que ha animado a las ciencias naturales, ha conducido a los descubrimientos más admirables, pero son estos mismos descubrimientos los que, finalmente, arruinan actualmente toda visión simplificadora. La complejidad de realidad, reitera Morin, es posible desde un modelo para poder comprender esta complejidad. La palabra complejidad por sí misma no nos dice nada; la complejidad por el contrario de lo complicado, trata de describir un fenómeno con instrumentos de medición (metodología) más efectivos, para distinguir las partes sin perder de vista la pluri-dimensión de un fenómeno.

Morin, frente al método de Descartes, separa la realidad en dos: una es el pensamiento y la otra es la realidad de los sentidos. Descartes dice, en su "Res cogitan" (Alma), que el hombre tiene acceso al pensamiento, y permite distinguir una realidad objetiva; al contrario, la "Res extensa" (Cuerpo), que puede confundirse y no ver una realidad clara y distinta (Subjetiva). Descartes sostiene que existe una jerarquía donde la razón predomina sobre el cuerpo, por tanto, la razón funge como la dirección, verdad y lo "uno"; lo sensible queda supeditado ante el poder del pensamiento y queda en segundo término lo sensible por ser subjetivo y poco fiable. El método de Descartes se va transformando en el método científico, y con cada Científico-Filósofo va quedando más perfeccionado hasta llegar a como lo conocemos.

Una de las características de este método, es la postura de que en la investigación, se elimina al Sujeto para poder observar el Objeto en sí; el científico observa la realidad tal como es, objetiva, cuantitativa, única y comprobable. Para Morin (ob.cit.), el Sujeto forma parte del objeto de estudio; en la metodología de la complejidad, el Sujeto adquiere relevancia pues se comprende que existe una simbiosis entre Sujeto-objeto a diferencia del método cartesiano. El método de la complejidad de Morin lo sintetiza en seis volúmenes: 1.- "La naturaleza de la naturaleza", que es un avance de la Física que hace que el lector se dé cuenta de que las leyes que operan en el macro-mundo no operan de la misma manera en la micro-naturaleza. Las leyes de la termodinámica no operan de la misma manera al interior del átomo por ejemplo; 2.- "La vida de la vida", donde el autor teoriza acerca del progresos de la ciencia (ADN, clonaje, bioética) son el origen de una verdadera "revolución biológica" que hace necesaria nuevos pensamientos sobre la vida y su destino, invitándonos a reconsiderar las relaciones de autonomía y dependencia entre cada organización viva y su medio ambiente; 3.- "El conocimiento del conocimiento", donde los errores o ilusiones del espíritu humano nacen de una paradoja central: se trata de conocer el mundo sin saber ni siquiera lo que significa el acto de conocer; el 4.- "Las Ideas", donde Morin aborda la cuestión de la organización global las ideas (en particular las nociones filosóficas de lenguaje, de lógica y de paradigma) y complementa así el tomo anterior precisando la dimensión colectiva, social del conocimiento ("Noología"); el 5.- "La humanidad de la humanidad", donde el autor intenta pensar una humanidad enriquecida del encuentro complejo todas sus contradicciones (egoísmo y altruismo, moralidad y barbariedad, afectividad y racionalidad, determinismo y libertad), para mejor pensar el destino de la identidad humana a la hora de la planetarización; y el 6.- "La Ética", en el cual hay se aborda la noción de ética, a la vez como punto de llegada y como sustrato que, reflexivamente, invita a leer de nuevo los cinco tomos anteriores a la luz de estos nuevos desarrollos. En efecto la conciencia moral no se puede deducir de lo intelectual, sino requiere pensamiento y reflexión. Si se busca un orden pre-establecido para orientar la metodología de la complejidad, se inferirían los siguientes puntos: la complejidad como necesidad contemporánea; los grupos interdisciplinares vitales para el avance de la ciencia; y la multidisciplinariedad como metodología. Ese orden pre-establecido se orienta desde un constructo. El constructo, definido por Ugas (ob.cit.), es una construcción teórica que se desenvuelve desde su espacio analítico-reflexivo, para explicar unos ciertos fenómenos de interés en el proceso de indagación; según la epistemología, se trata de un objeto conceptual o ideal que implica una clase de equivalencia con procesos cerebrales.

Ahora bien: ¿cómo se entiende en la metodología de la complejidad los niveles de complejidad del proceso de investigación? Los niveles de complejidad del proceso de investigación son cuatro: 1.-nivel perceptual (relacionado con los sentidos); 2.- nivel aprehensivo (relacionado con lo analítico); 3.- nivel comprensivo (relacionado con el diseño y propuesta de una solución); y 4.- nivel integrativo (relacionado con la valoración de una solución presentada a un objeto en estudio).

En la metodología de la complejidad, esos niveles de complejidad del proceso de investigación, se circunscriben a dos: el 1.-nivel perceptual (relacionado con los sentidos); y 2.- nivel aprehensivo (relacionado con lo analítico); porque en esos niveles se da la creación de nuevo conocimiento. El nuevo conocimiento es aquel cuyo sintagma está vinculado con disciplinas distintas y sus matices en la conjugación asoman nuevos vestigios explicativos de la realidad. Para abordar esto, desde el punto de vista ontológico, es necesario recurrir a los modelos epistémicos.

Los modelos epistémicos hacen referencia a una postura filosófica con respecto a la noción de conocimiento; se orientan acerca de cómo se aproxima el investigador al conocimiento, cuáles son las fuentes y cómo se es válido ese conocimiento, desde su método, sus técnicas, sus preferencias por ciertos tipos de investigación (en este aspecto están los aportes de Jacqueline Hurtado de Barrera y Marco Fidel Barrera). En su texto "Modelos Epistémicos" (2002), su autor Barrera Morales, destaca la cualidad integradora de la comprensión holística, mencionando algunos modelos que conducen a maneras específicas de hacer investigación, en cuanto a métodos y técnicas: el Naturalismo o paradigma naturalista, asume como premisas fundamentales que la realidad está construida por la convergencia de un conjunto de intersubjetividades; el Humanismo, viene a fundamentarse en el movimiento pedagógico, literario, estético, filosófico y religioso, surgido en Italia, durante el Renacimiento, y basado en la idea de que el hombre como centro del Universo, proporciona una base amplia y sólida de conocimientos, principios éticos y capacidad de expresión escrita y hablada; el positivismo, como postura filosófica explicada por el filósofo francés Augusto Comte (1798-1857), dirigida a exaltar los hechos por encima de las ideas, la cual se concentra en los problemas de la ciencia y del método científico, conocido también como paradigma positivista o empírico, se le ha denominado cuantitativo, empírico-analítico, racionalistas, y surge de las ciencias naturales y se extrapola a las ciencias sociales. Sostiene que las predicciones son una explicación del hecho; y el Pragmatismo, que surge como reacción frente al materialismo y el dominio del positivismo, donde los objetos del conocimiento eran definidos por operaciones activas, mientras que el conocimiento era producto de la acción humana. Considera la ciencia como un modo de actuar práctico y dirigido, cuyo objetivo es solucionar problemas prácticos mediante la acción, de allí que Kart Lewin haya propuesto como método del pragmatismo, la investigación-acción.

Barrera Morales, aborda los modelos epistémicos desde los Modelos originarios (Naturalismo, Idealismo, Realismo, Humanismo, y Materialismo); y Modelos derivados (Racionalismo, Escepticismo, Criticismo, Relativismo, Mecanicismo, Empirismo, Positivismo, Fenomenología, Pragmatismo, Funcionalismo, Estructuralismo, Constructivismo, Dogmatismo, Modelos binarios, Maniqueísmo, Dialectismo, y Dualismo). Episteme, es una voz griega que significa "conocimiento", "logos", "teoría"; se define como una rama de la filosofía que trata de los problemas filosóficos que rodean la teoría del conocimiento. La epistemología se ocupa de la definición del saber y de los conceptos relacionados, de las fuentes, los criterios, los tipos de conocimiento posible y el grado con el que cada uno resulta cierto; así como la relación exacta entre el que conoce y el objeto conocidos. A principios del siglo XX, los problemas epistemológicos fueron discutidos a fondo y algunos matices de diferencia empezaron a dividir a las distintas escuelas de pensamiento rivales. Debido a esto, se prestó especial atención a la relación entre el acto de percibir algo, el objeto percibido de una forma directa y la cosa que se puede decir que se conoce como resultado de la propia percepción.

Los neorealistas sostuvieron que se tienen percepciones directas de los objetos físicos o partes de los objetos físicos en vez de los estados mentales personales de cada uno. Los realistas críticos adoptaron una posición intermedia, manteniendo que aunque se perciben sólo datos sensoriales, como los colores y los sonidos, éstos representan objetos físicos sobre los cuales aportan conocimientos. Durante el segundo cuarto del siglo XX, surgieron dos escuelas de pensamiento, ambas del filósofo Ludwig Wittgenstein.

Por una parte, la escuela del empirismo o positivismo lógico, tuvo su origen en Viena, Austria, pero pronto se extendió por todo el mundo. Los empiristas lógicos hicieron hincapié en que sólo hay una clase de conocimiento: el conocimiento científico; que cualquier conocimiento válido tiene que ser verificable en la experiencia; y, por lo tanto, que mucho de lo que había sido dado por bueno por la filosofía no era ni verdadero ni falso, sino carente de sentido. Luego, siguiendo a Hume y Kant, se tenía que establecer una clara distinción entre enunciados analíticos y sintéticos. El llamado criterio de verificabilidad del significado ha sufrido cambios como consecuencia de las discusiones entre los propios empiristas lógicos, así como entre sus críticos, pero no ha sido descartada.

Estos modelos se comparten ampliamente en la sociedad, con el resultado de que grupos sociales tienen en común ciertos modelos culturales. No obstante, también se reconoce la posibilidad de que otros modelos alternos operen en la misma sociedad de manera paralela. De acuerdo con la antropología cognitiva, cultura es cognición, por lo que podemos suponer que estos modelos también sirvan para describir otras actividades cognitivas que no hemos considerado tradicionalmente parte de la cultura.

En concreto, la Tesis Doctoral, recorriendo estas estructuras complejas y metódicas, asume la conjunción del nuevo conocimiento desde las diversas tipologías en las que se presenta: como conocimiento común que se adquiere de manera diaria, donde la planeación del mismo no el indispensable; conocimiento científico, que requiere mayor tenacidad, ya tratando así de hallar conocimientos para predecirlos y explicarlos, es un saber crítico, verificable, universal, objetivo, racional, que predice hechos por medio de leyes; conocimiento empírico, se basa en la experiencia y en la percepción, nos da explicaciones de lo que existe y sus características. El conocimiento empírico se divide en: Particular, cuando no puede garantizar que lo conocido se cumpla siempre y en todos los casos, como ocurre en el conocimiento; contingente, donde el objeto al que se atribuye una propiedad o característica es pensable que no la tenga; el empirismo considera que todo conocimiento de la Naturaleza es a posteriori, sin embargo el filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804), creyó que una parte de éste conocimiento es a priori (universal y necesario), y ello en base a que "todo conocimiento empieza con la experiencia, pero no por eso todo él procede de la experiencia".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12069 veces.



Ramón Eduardo Azócar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: