En el Valle del Turbio, no hay propiedad privada que valga aunque tenga titulo

En el marco de la campaña mundial por la defensa de la madre tierra se impone no mirar tan lejos para emprender dicha protección, solo con mirar cerca, aquí mismo en Barquisimeto tenemos el valle del turbio, que desde años se ha tratado de imponer allí una política de conservacionista con la finalidad de preservar para generaciones futuras un espacio ambiéntal indispensable para los habitantes de la ciudad.

Este resguardo natural de arboleda y biodiversidad es un patrimonio de los barquisimetanos, larenses y venezolanos y el mismo genera lo que los expertos llaman un microclima agradable para todos en la ciudad.

Movilicémonos entonces para declarar patrimonio de todos los ciudadanos y ciudadanas de Barquisimeto el valle del turbio por cuanto este derecho ambiéntal esta por encima de cualquier derecho de propiedad privada sobre esas superficies. Sabemos que todo apunta desde el punto de vista de la investigación documental, realizadas por los cronistas a ser una propiedad social porque no se ha demostrado la tradición de la titularidad de la tierra, lo que si se ha demostrado es la cantidad de irregularidades administrativas cometida por los registradores públicos que alteran de forma premeditada y con conocimiento causa los documentos para favorecer a poderosos intereses. Por otra parte, para estos señores que alegan esa supuesta titularidad se traduce en la circunstancia para utilizarla y sembrarla de concreto premezclado todo valle, urbanizarlos y venderlo a personas con alta capacidad de ingresos. Es decir, su interés particular no puede estar por encima de los intereses del colectivo popular. Es importante, asumir desde nuestra trinchera de lucha, como sindicato revolucionario la defensa del valle del turbio de los supuestos amos del valle, tal cual lo hicieron en Caracas que la convirtieron de sucursal del cielo por su clima fresco en una metrópoli del calor por el concreto.

Invitamos a la zona educativa del estado Lara a asumir en todas las escuelas bolivarianas del estado, esta defensa del valle del turbio y dejar de estar defendiendo el derecho privado de la educación, como ha sido las posturas de algunos de sus funcionarios en contra del liceo bolivariano Simon Rodríguez.

El valle del turbio comprende una extensión de alrededor 22000 hectáreas al sur de la planicie que conforma la ciudad de Barquisimeto. Allí se fundaron los primeros poblamientos iniciales de la ciudad bajo la denominación nueva Segovia de Buria.

Su floresta responde a característica de bosques húmedos tropicales y sus tierras fértiles tienen una larga tradición agrícola. Nos imaginamos cuantas fuentes de conocimientos para nuestros niños, niñas y estudiantes de todas nuestras escuelas bolivarianas sobre los saberes populares, indígenas, sobre historia, el clima, la fauna, la flora, la geografía, en fin una muy buena experiencia rica y viviente para nuestro pueblo.


delfin191@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2175 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a89515.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO