El problema de hampa en Vargas es de educación al igual que en el resto del país

El Gobernador Carneiro le ha puesto un mundo en su combate contra la delincuencia: destrucción de armas de fuego, intensificación del patrullaje policial, integración de los todos los cuerpos de seguridad, decretos sobre control de motorizados con irregularidades en la documentación personal y del vehículo, expulsión de 18 Polvaredas por salir positivos en una prueba anteponga.
 
    En la reja de un edificio de Sabana Grande ubicado al frente del estacionamiento de La Previsora - zona altamente peligrosa, delincuenciaL -, un hermoso niño, catirito él, a lo sumo, seis años de edad, está tratando de abrir la cerradura y salir a la calle. Mientras su mamá, a lo mejor está viendo televisión, o no está en su casa, o simplemente no está pendiente de su hijo. Qué tal si en ese momento pasa un malandro y se lo lleva. He allí uno de los factores que nutren a la delincuencia: la falta de educación familiar.

     Me causa risa leer a algunos especialistas tratando de culpar a Chávez  del auge delictivo durante su gobierno. El problema de la delincuencia es estructural. En él inciden numerosos factores y el principal es no haber educado al pueblo durante los años de los gobiernos cuartorepublicanos. Un pueblo sin educación, sin trabajo y sin ser tomado en cuenta no puede ser sano. Ante un mundo tan hostil a los pobres no le queda otra alteranativa que delinquir para sobrevivir o para satisfacer las falsas necesidades creadas por el Mercado a través de costosas y copiosas campañas publicitarias. 

      No son suficientes mil millones de policías ni dos mil trillones de armas de fuego para acabar con el hampa en Venezuela ni en ningún país del mundo si no hay educación. La mejor artillería para combatir la delincuencia son las escuelas, las fábricas, los liceos, las universidades. Eso que está pasando en nuestro país, donde la inseguridad campea por doquier es la resultante de varias decadas de gobiernos anteriores que no se ocuparon de educar al pueblo.. No puede nadie en 10 años de mandato solucionar un problema de varias deécadas de descuido, de desaciertos. No puede Carneiro acabar con la delincuencia en Vargas en menos de un mes de trabajo real al frente de la Gobernación. Bueno ni que fuera Mandrake El Mago.

        Si los gobiernos anteriores hubiesen aplicado un buen regímen penitenciario, donde el reo al salir libre estuviese preparado para resinsertarse a la sociedad; si hubiesen dedicado grandes sumas de dinero en dotar a los barrios de miles de canchas deportivas, miniteatros, salas de manualidades, casas de la cultura, casas de enseñanza musical venezolana. Si la televisión no hubiese sido tan transculturizante y hubiere reforzado los valores humanos de solidaridad, de hermandad, generosidad, humildad, del bien hacer en lugar de "posicionar" el facilismo, el egoismo, la individualidad. Si los gobiernos cuartorepublicanos hubiesen invertido más recursos en satisfacer las necesidades del soberano, hoy viviríamos con mas tranquilidad, con menos delincuencia.

        Pero no. Los gobiernos de la IV República no se ocuparon de otra cosa que de forrarse de dinero sin importarle la educación del pueblo. Las grandes riquezas generada por el petróleo se la repartían cuatro gatos, las familias privilegiadas ( léanse los 12 apóstoles de Américo martin), mientras tanto el pueblo se moría de hambre, apretujados en míseros ranchos, sin ninguna posibilidad de desarollarse, de crecer, de ser alguien en la vida. Por ser excluidos no tenían derecho a nada.

         Por eso la gente se arrechó y se fue a la calle el 27 de febrero de 1989. Y desde entonces los partidos tradicionales (AD y Copei)se convirtieron en las esponjas del odio de los venezolanos, hasta el punto de casi desaparecere después de ser tan poderosos. Por eso eligieron a Chávez, y él está fajado en todos los frentes para sacar el país hacía adelante. Por eso ha creado escuelas, universidades, ha creado las misiones, ha creado miles de empleos y va a rumbo a convertir a nuestro país en una potencia.

          Aquí en Vargas el Gobernador Carneiro le está echando un camión de bola en su combate contra la delincuencia del hampa. Ha ordenado redoblar la vigilancia diurna y nocturna; ha unificado todos los cuerpos de seguridad y militares en un comando permanente. Dictó dos resoluciones de control de los motorizados en horas nocturnas y de madrugada, y otro de permanencia de menores en la calle sin la compañía de sus padres. También destruyó casi 200 armas de fuego. Aparte de redoblar la vigilancia e instalar puntos de control policial. Expulsó a 18 poliviargas por salir positivos en una prueba antidomping, iguamente asignó 40 apartamentos a funcionarios de distintos cuerpos de seguridad. Es decir. Ha hecho bastante en ten poco tiempo.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3103 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: