General Carneiro, déle una patada a la mesa en Vargas



GENERAL CARNEIRO, EN VARGAS DELE UNA PATADA A LA MESA!..

Cuando un ser humano alcanza el liderazgo de miles o millones de personas, todo lo que dice o hace, tiene repercusiones y ecos asombrosos entre la gente.

Cuando Julio César dijo que “la mujer del Cesar no solo debe ser honesta, sino debe parecerlo”, todavía esta frase continúa repercutiendo a través de las edades.

Bolívar, expresó en millares de frases, cosas que aún nos impactan. Por ejemplo, aquello de Angostura, en donde dijo que “si no se producían elecciones contínuas, el gobierno de un solo hombre…etc.”. Es tanta la importancia de nuestro Líder Histórico, que hasta los “escuas”, lo utilizan interesadamente y fuera de contexto para atacar la ENMIENDA, presentada por este otro gigante llamado Hugo Chávez.

Alrededor de nuestros gobernadores playeros, igualmente de acuerdo a sus palabras o acciones, se van tejiendo leyendas urbanas. Así pasó con Alfredo Laya, luego con Antonio Rodríguez y seguramente lo será con Jorge Luís García Carneiro.

Por ejemplo, corre la voz o como diria Ignacio Laya, la “chismazon”, que “el General le dio un trancazo a la mesa, porque a la reunión convocada no asistieron dos personajes…”

“El general viene por la goma y no come cuentos…”. “El general dijo que…y además que iba a…”

LA MUERTE DE BERNARDO:

Bernardo Samuel Ferrer, iba como lo hacia desde hace mas de 25 años, acompañado de su mujer Eustaquia Ferrer a comprar huevos al mayor en un productor de Carayaca, para luego vendérnoslos en el mercado libre del Cesar Nieves, en Catia La Mar.

Este ejemplar y humilde matrimonio, sudando la gota gorda, levantándose de madrugada y a pulso, fueron levantando una digna familia. Creo que un hijo es oficial de la Marina Mercante. Dos malandros en una moto, los interceptaron y les dispararon a mansalva. Bernardo murió en el acto y el vehiculo se fue por un barranco de 6 metros, produciéndole graves heridas a Eustaquia, además de llevar un tiro en una mano.

Los malandros sabían que eran gente trabajadora y a lo mejor llevaban algún dinero para hacer su consuetudinaria compra de huevos de gallina.

Conocíamos a Bernardo y a Eustaquia desde hace 25 años y junto a mi mujer, le hemos comprado los “cartones” de huevos en todo este tiempo.

Es por eso, que sin ser amigos cercanos, éramos conocidos y siempre conversábamos cada vez que ibamos a ese pedazo de mercado que esta mal puesto en el César Nieves.

Por otra parte, en Catamare, Polivargas tuvo un enfrentamiento con siete malandros y dejo tendidos a dos y el resto escaparon a tiro limpio. Falta acostar a cinco!.

Es por todo esto que le escribo general Carneiro: Ya basta!.

Me importa un c.. los “derechos humanos de los choros” y quiero pedirle que “malandro que ande armado, mate o haga armas contra la autoridad”, debe ser reprimido severamente pensando que “quien a hierro mata, no puede morir a sombrerazos”.

Si el malandraje entiende que en Vargas, a los malandros le demos “bollo”, se van a aterrorizar y a lo mejor muchos se mudarán o se morirán.

Y mi General, el que le venga con pendejadas de “derechos humanos”, pregúntele sobre esos derechos de las familias desgarradas, como la familia Ferrer.

General, déle una patada a la mesa de la Inseguridad en Vargas!.

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2878 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: