Las empresas del sector aluminio

Uno se queda perplejo, que después de más de ocho años de gobierno del señor Presidente de la República Hugo Chávez, la plana mayor de la CVG, nos diga que la situación precaria y cada vez más acentuada en los últimos años, de nuestras empresas básicas es un problema estructural; esa frase parece que esta de moda en el proceso revolucionario y para este servidor no es más que la excusa para demostrar la incapacidad de los trenes gerenciales y de las directivas que han dirigido a estas empresas en los últimos años.

Para nadie es un secreto la difícil situación que atraviesa la empresa Alcasa y que ha llegado a limites en los cuales no ha cerrado por los auxilios dados por el ejecutivo, sumado a lo que llamaríamos un subsidio dado por otras empresas como Bauxilum y Edelca, debido a la morosidad en las cuentas por pagar de Alcasa a estas empresas en materia de suministro de insumos como lo son la electricidad y la alumina. La gestión del señor Lanz pasó sin pena ni gloría, por no decir otra cosa; de las otras empresas ni hablemos, salvo algunas exenciones. El pasivo ambiental de estas empresas con los habitantes de Ciudad Guayana esta llegando a límites intolerables; solo tiene uno que mirar por la ventanilla del avión cuando se aproxima a Puerto Ordaz y mirar la nube toxica que estas empresas arrojan sobre la sociedad civil todo los días.

Sobre el sindicalismo capitalista que maneja estas empresas ni hablemos, solo están pendientes de cómo esta el aluminio en el ámbito internacional, que entre el dinero producto de las ventas a caja, para estar pidiendo cada día mayor prebendas saláriales, aún a costa de la situación financiera de la empresa; en algunos casos hablamos de beneficios propios de las oligarquías sindicalistas más aberrantes.

Lo que me causa asombro es que cada día llegan más eruditos desde Caracas, acompañando a los nuevos trenes directivos de estas empresas, como si en el Estado Bolívar no existieran compatriotas suficientemente capacitados para enfrentar estos retos; algunos de estos señores llegan a cargos de los cuales no tienen la mínima formación académica y la experiencia necesaria para poder dar los verdaderos cambios que estas empresas requieren.

Cada día estas empresas se van deteriorando y como siempre será el soberano que con el dinero que les pertenece y que espera sea usado en mejorar su calidad de vida; asuma su cuota de sacrificio y ponga los reales para que las mismas sigan operando, eso sí con los mayores privilegios para este grupo de la sociedad civil que siempre mirará a quien le da de comer y de poder vivir como reyes, por encima del hombro. Esas la realidad de nuestras empresas básicas.

henryantonio@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1970 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: