Arremetida brutal

Es tanta la arremetida de los medios de comunicación al servicio del golpismo en contra del Gobierno nacional y todo lo que de alguna manera esté cerca o vinculado con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, que pese a ponerse en evidencia ante la opinión pública, no se detienen y, más bien, de cara a las elecciones de noviembre, arrecian al punto de creer que los venezolanos estamos ciegos, sordos y mudos.

Ni siquiera por táctica, estrategia, le atribuyen alguna virtud a la gestión de Gobierno. Se lanzan con todos los hierros en agravio al líder de la revolución, sin más argumentos que el odio que los caracteriza y que al fin y al cabo se les revierte en derrotas las cuales pretenden luego manipular con mentiras y falsedades.

Y así como atacan a Chávez, repito, igualmente agreden a los adeptos al proceso. Lo digo con conocimiento de causa. Aquí en Maracaibo, en esta calurosa región del Zulia, se experimentan los ataques más arteros en detrimento de los políticos chavistas que tienen mayor chance en los próximos comicios.

Quiero advertir, antes de continuar, que estoy de acuerdo con que los candidatos salgan de las bases del Psuv, pero este proceso de selección no se ha dado en la organización. De modo que mi posición no se trata de preferencias políticas ni nada por el estilo.

Solamente creo que es honesto alertar sobre la canallada cometida en perjuicio del alcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino. En mi opinión, es víctima de un ataque brutal por parte de los medios adversos al oficialismo, a tal magnitud que en cualquier información uno siente que desean destruirlo de un sólo plumazo.

Tampoco critico que quizás mucha gente tenga ya candidatos tentativos, pero eso es una cosa y otra desconocerle la obra de gobierno mediante manipulaciones perversas.

Para aniquilar a Di Martino es tan bestial la guerra, que esa oposición llega, por ejemplo, a un barrio de diez calles, de las cuales hay nueve impecables y en una se encuentra una bolsa de basura por equis causa y al día siguiente, mi amigo lector, usted puede observar en los medios adversos, tremendo escándalo sobre insalubridad en esa comunidad.

Si entrega un lote de buses, como recientemente, pues bien los adversarios se ponen a escudriñar entre algún chofer descontento, para echar por tierra el programa de sustitución de vehículos dignos por chatarras, Maracaibo Siglo XXI.

Por eso, no me cansaré de decirlo: allí es donde se equivocan. En este municipio como en cualquier otro, hay problemas –sería de ilusos no reconocerlo- pero también es una inconciencia no admitir el trabajo de Di Martino en las comunidades.

Se pudiera aceptar que hay gestiones que se debieron mejorar, incluso, que haya errores y que aún falta mucho por hacer, pero desconocer acciones como la entrega de materiales y equipos ortopédicos, las jornadas médicas y de vacunación, los mercados populares, pienso que es una insensatez, por cuanto esos beneficios los recibe directamente el pueblo.

Además, cómo ocultar el Mercado Simón Bolívar, el Comedor Divino Niño, Centro de Desintoxicación, la modernización del Polideportivo, la Vereda del Lago, el Turismo (Tranvía, Chivas), los avances culturales y deportivos, escuelas de gaitas, lecturas en colegios, Mercamara, Planetario, Plaza del Buen Maestro, refacción de fachadas y conjuntos residenciales, entrega de viviendas, de microcréditos, así como los trabajos de bacheo, aceras y brocales.

Quién podría olvidar el tarantín de la vieja sede de la Policía de Maracaibo y en consecuencia la construcción de la novedosa que funciona en la Vereda y todo el desarrollo experimentado por esa institución de seguridad y orden público.

Para colmo, cuando le colocan un micrófono o un grabador, los enemigos pretenden que Di Martino no se defienda, que calle y otorgue esa sarta de cobardía de la cual es víctima.

Creo innecesario extenderme. A la vista está la obra del Alcalde marabino. Sólo les recuerdo a sus alevosos oponentes, que esas embestidas en la comunicación a veces resultan peligrosas, porque victimizan y la gente termina solidarizándose con las personas a las que vilipendian y dañan impunemente.

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2019 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a55158.htmlCd0NV CAC = Y co = US