Cuento o razón

¿Por qué el hombre envejece pronto?

- Te juro, Pipo, que cuando vi la playa El Crepúsculo, en Juangriego, observé un espejo que reflejaba parte de mi niñez. Ahí estaba el potro de mi infancia cabalgando por aquella arena fina y blanca, con la cual jugué con ella bastante, cuando allí, en dicha bahía, me bañaba con mis amiguitos.

El periodista Juancho Marcano, una vez que había llegado a su casa, luego de hacer unas diligencias en la ciudad crepuscular de Margarita, le contaba a su perro Pipo, las impresiones que le causó la playa a la cual acudía cuando niño con sus compañeritos de aquellos años idos desde hace ya mucho tiempo. "Te digo, amigo, que quise regresar atrás y volver a corretear como un infante y recordar y vivir épocas pasadas, pues me recordé de aquello que las personas de cierta edad les encanta ver para atrás, porque hacia adelante no ven los tiempos seguros. Sin embargo, desistí de la idea y pensé en algo que alguien dijo: "No veas el pasado, que no te promete nada, observa siempre el futuro que cualquier cosa te puede ofrecer", dijo el periodista.

El perro Pipo, oía atentamente a su amigo Juancho, sin tratar de interrumpirlo, pues cuando el periodista le entraba a la nostalgia, era como una pistola de repetición hablando de "aquellos tiempos que no volverán, y si vuelven no son como los primeros", sin embargo, pidió un permiso y acotó: "Mira, Juancho, si mal no recuerdo, en cierta oportunidad hablamos de la nostalgia y creo que concluimos que era mejor no hablar de las añoranzas. ¿Cierto o falso?".

El reportero con un gesto aprobó las palabras de Pipo y mirándole fijamente, le manifestó: "Es verdad, Pipo, y es más, el hombre debe entender lo que decía José Ingenieros: "La Juventud muere cuando muere el entusiasmo", y por eso debe tener siempre la mira hacia el futuro, hacia nuevos proyectos para justificar la vida, de lo contrario, se convierte en viejo, así sea joven o adulto mayor".

El perro sin pensarlo dos veces, exclamó: "Exactamente, Juancho, creo que diste en el clavo, porque me hiciste recordar una pregunta que alguien formuló por ahí que dice: ¿Por qué el hombre envejece pronto? Y tú sabes ¿Por qué? Porque no se alimenta de sus sueños, y eso lo dijo un tal William Shakespeare. ¿Qué te parece?.

"Excelente", dijo el periodista y se decidió a almorzar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1179 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: