AD en el PSUV Anzoategui y las políticas adecas del gobierno

Está mañana, la puerta de mi cómodo apartamento en la Nueva Barcelona, parecía que la estaban arrancando a golpes. Salté de mi modesta Hästens y tomé un casco de seguridad que tenía en un pasillo como recuerdo y me lo coloqué en la cabeza por precaución. Salí a ver y cuando me dispuse a revisar el dispositivo de cámara que tiene mi modesta puerta Synua, vi al camarada y gran amigo tuqueque. Respiré profundo.

Se me había olvidado, la veces y la manera como el tuqueque le daba a la puerta del decanato de la facultad de ingeniería, cuando Piar Sosa fue su decano. Abrí y apuradito me mostraba su celular pero por su tartamudeo nada entendía. Lo noté desesperado y esta angustia, no me facilitaba entenderlo. Al rato más calmado, me dice: ahora sí se montó la gata sobre la batea.

¿Qué pasa camarada?

Al instante y con el teléfono en la mano hacía movimientos para que lo viera. Vuelve a respirar profundo y me dice: no te extrañe camarada, si dentro de poco, vemos al camarada Otto Padrón Guevara conduciendo el partido de la revolución en esta entidad y llevándolo por la ruta de este neoliberalismo, que apenas ayer, no sonaba salvaje y hoy tiene notas y tonos revolucionarios.

Le quité el teléfono de la mano y aún no entendía nada. Si veía una foto muy bonita y una de las personas, tenía su cara metida en un recuadro. Leo la leyenda de la foto y me doy cuenta de la menudencia. Según la leyenda, una persona que funge como dirigente del PSUV en Anzoátegui, estuvo en las filas de AD. https://onx.la/ef753

Vi a la cara al Tuqueque y le dije: Coño camarada, usted iba a tumbar la puerta de mi apartamento, que es Synua y con la cual, me saco el clavo de los zapatos de 1.500$ que usan nuestros revolucionarios.

Mira camarada, ojalá que esta foto fuera la única situación que produjera dolor de cabeza hoy en la revolución. Eso es normal camarada. Los votos que sacó Chávez no fueron chinos. Esos votos fueron Adecos y copeyanos que se cansaron del julepe del pacto de punto fijo. Entiende camarada, que ahora se cocina otro pacto, que no es de la guanabana. Es el pacto de la pomalaca.

Estamos viendo, que esta revolución en mucho ha superado a los Adecos. En la pobreza camarada, ya lo superamos y conste, que nos quejamos de eso y hay que acordarse de las arrecheras que cogían en la Liga Socialista cuando aumentaban el pasaje. Los aumentos están permitidos e indexados y el camarada Maduro no le pica ni coquito. Nos dicen, que esto es por el bloqueo y las sanciones. ¿Cuál es el salario en Rusia, Siria e Irán? ¿Qué pasó con el nuevo modelo y los objetivos del llamado plan de la patria?

Los Adecos y copeyanos entregaban la riqueza y se cuidaban de guardar las apariencias con las regalías. Hoy, con las Zonas Económicas Especiales, entregamos las riquezas, los impuestos y mantenemos las piernas abiertas. Para colmo, hay revolucionarios que están preocupados con el tema del Esequibo y no han visto todavía el Arco Minero y las leyes que permiten todo esto.

Lo preocupante camarada, es que desde hace rato nos fuimos para AD y el bloqueo y las sanciones se usan como "argumento" para mantenernos rodilla en tierra y caminando hacia el partido del pueblo.

Mientras que países con más sanciones y bloqueo que Venezuela, tienen salarios altos. En Venezuela rodilla en tierra; el salario está cerca de los 6 dólares y eso es revolución y es socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1762 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: