Matria tovareña (20)

¡Dos tovareños que pudieron ser presidentes!

No lo lograron: "Uno por la premura y el otro por quedado"

Dedicado al Dr. Vladimir Altuve

"Hay que saber tomarle el pulso a los pueblos. La historia es una novela que se repite"

Rafael Gallegos Ortiz

Del libro "Los Presidentes se confiesan en el infierno" (1995)

En una oportunidad que el Dr. José Ramón Rangel Molina (n. Tovar, 17/4/1898 - m. Caracas, 22/8/1989) visito a Don Julio Ramírez, con el saludo le dijo: "Usted perdió dos veces la oportunidad de ser padre de un presidente de la República, una por la premura y la otra por quedado"(1), en clara alusión al destino de sus hijos: el general Luis Enrique (n. Tovar, 17/06/1929 - m. Fort Lauderdale, Florida - USA, 24/07/2017) y el Dr. Domingo Alberto Rangel Bourgoin (n. Tovar, 17/05/1923 - m. Caracas, 22/09/2012). Aunque esto ya forma parte del anecdotario y buen humor tovareño no deja de ser una verdad inobjetable y controversial.

Sin lugar a dudas, ambos al igual que su padre fueron tres lumbreras, tres eximios venezolanos, tres constructores de ciudadanía, tres tovareños de marca mayor, tres hombres intachables de una verticalidad absoluta y una conducta ejemplar. Sus vidas son ejemplo para las presentes y futuras generaciones, sus legados una lección perenne en la Venezuela que se resiste a morir en la intemperie.

Aunque difiero de Don Julio Ramírez, uno y otro se apresuraron y no le tomaron "el pulso al pueblo", quizás por su desinterés y falta de cálculo ambos se quedaron en el aparato porque no fueron ambiciosos, su partido de militancia fue Venezuela y no el de turno o uno en particular. Fueron aficionados de la política, nunca politiqueros fanáticos. Y en política como bien lo dice el Dr. Gallegos Ortiz: "Lo fundamental en la vida es saber colocarse… después viene el caudal de agua y nos empuja" En otras palabras, en política la inercia hace milagros, por eso nos alertó de manera categórica: "¡Ah! qué generales dignos de no pasar de soldados rasos, han llegado a ser Jefes. Qué enanos se han convertido en líderes. Cuantos hombres –sin otra virtud que ponerse de espaldas para que los empujen- culminan en rectores. Lo que importa es arribar a cualquier precio"(2) De esto, en la Venezuela actual sobran los ejemplos, de quien no debió pasar de chofer de la Cancillería y ahora es el presidente, del soldado sin plomo que supo colocarse y ahora es el cuatrisoleado que realmente ostenta el poder y unos cuantos enanos mentales que se autoproclaman líderes opositores y los otros imprescindibles del proceso sin revolución. Ni el General Luis Enrique ni el Dr. Domingo Alberto codiciaron colocarse, tuvieron cómo hacerlo… prefirieron confesarse en la tierra y dejar que otros lo hagan en el infierno.

En descargo del Dr. Domingo Alberto es oportuno narrar una aseveración que le dijo el Dr. Juan Pablo Pérez Alfonso al Dr. Guillermo Morón, quien una vez me la confió: "Rómulo -refiriéndose al presidente Betancourt- tiene dos alfiles a su lado: Carlos Andrés que llegará lejos y Domingo Alberto que en cualquier momento se le va de su lado", cuando el Dr. Morón le pregunto la razón, su respuesta no dejo lugar a dudas: -"Carlos Andrés acepta coscorrones y hará cualquier cosa por mantenerse cerca del poder. Domingo Alberto es ingobernable y a la primera desavenencia se irá", palabras premonitorias y en la realidad ocurrió así. El Dr. Domingo Alberto Rangel nunca aspiró a ser presidente ni de la junta de condominio de la urbanización donde vivió, ni siquiera cuando logró separarse de AD y fundar el MIR en 1961, su intención fue ejercer un contra poder y demostrar su condición nata de líder que aspiraba una mejor Venezuela. Su mayor arma de combate fue la palabra, que dejo plasmada en sus casi 100 libros, 10.000 artículos y de manera especial en 1958 en el "Anteproyecto de tesis política de Acción Democrática"(3), que de alguna manera fue recogido en la "Tesis Política"(4) aprobada por la XIV Convención Nacional de AD celebrada en Caracas, del 13 al 20 de septiembre de 1964. El anteproyecto de 1958 en 88 páginas, está pensado y redactado -entre la cárcel de San Juan de los Morros y el exilio-, por uno de sus líderes fundamentales, -aunque contó con la colaboración de varios compañeros sometidos a las mismas circunstancias- es el Proyecto País adaptado a la Venezuela que acababa de salir de la dictadura. Basta con leer su contenido para darnos cuenta de la profundidad y de lo radical de su pensamiento, por eso le dieron largas y no fue aprobado. En cambio, la Tesis aprobada en la Convención de 1964 en 24 páginas, responde a los intereses de un partido ya en el poder que empezaba a olvidarse de los cambios revolucionarios prometidos y buscaba mantenerse gobernando. He ahí la diferencia entre DAR el ingobernable y su partido que aspiraba gobernar por y para siempre. Aunque las similitudes en la estructuración y postulados son coincidentes, en la tesis se anteponen los intereses del partido a las bases para echar a andar una mejor sociedad. Lo ocurrido en 1998, bien pudo evitarse al adoptarse principios contundentes y apartarnos del centralismo vigente desde la Constitución de 1811.

Por su parte, el general Luis Enrique Rangel Bourgoin quien pasó a retiro a los 52 años, después de haber ejercido durante un año como Ministro de la Defensa en 1979 -parecido ahora que Padrino seguirá ejerciéndolo hasta alcanzar la edad de Matusalén-, si aspiró a la presidencia de la Republica en 1983 por el Movimiento Rescate Nacional, durante su campaña iniciada en 1982, en el programa "Buenos Días" con Sofía Ímber y Carlos Rangel, expreso sin ambages: "…Vemos que la situación está sumamente deteriorada por la acción de los políticos durante los últimos años y por la incapacidad de los gobiernos de AD y de Copei, y diariamente la prensa publica informaciones que son evidentes traumas para la población. El venezolano hoy día no es un hombre feliz. Ningún venezolano está feliz con la situación de nuestra patria y queremos aunar esfuerzos en torno a nosotros para buscar esa felicidad que se nos inculcó desde niños que debían gozar todos los venezolanos, el bienestar perfecto", más adelante manifestó su punto de vista sobre el descontento militar que ya era notorio en las fuerzas armadas y alertó que: "Una conspiración militar prácticamente se produce porque no hay satisfacción con el gobierno que está ejerciendo la función de gobernar y esa insatisfacción va tocando a todos los diferentes entes de la nación y va destruyendo la confianza en el gobierno y luego de ello, la gente que tiene interés en una salida de fuerza, va moviendo al cuerpo militar con el propósito de que derriben a ese gobierno"(5) En otras palabras, se adelantó a lo que sucedería una década más tarde, por no tomar los correctivos necesarios.

El lema de su campaña como demócrata convicto y confeso era "El golpe es con el voto", por eso asumió que la vía era y sigue siendo electoral. Aunque tenía el prestigio y ascendencia que le facilitaban tomar un atajo y a lo mejor le calentaron las orejas, pero prefirió fundar "Rescate Nacional", inscribirse y participar en las elecciones en busca del voto popular que no lo respaldo. Tampoco les interesaba a los partidos del status un presidente que señalaba: "…no puede ser una auténtica democracia un sistema que prácticamente patrocina la corrupción"(6). ¿Cuál sería su opinión ahora que convivimos dentro de un narco estado y rebosamos en la corrupción?

Luis Enrique y Domingo además de hermanos, practicaban idénticos valores y militaban en la misma causa: una nueva y mejor Venezuela sin retrovisor, con la mirada puesta en el futuro, para ellos el porvenir de la Democracia venezolana dependía primero de adecentar el país y segundo de desarrollar todas sus potencialidades. Cualquiera de los dos hubiese sido un Señor Presidente y no estuviésemos deshojando la Margarita y tratando de buscar un nuevo mesías o un nuevo hombre a caballo.

Sé que el general Luis Enrique y Domingo fueron excelentes hermanos y mejores amigos, que se guardaban respeto mutuo. De Domingo no conozco un escrito en específico donde se refiera al general, en la literatura quedó para la historia un texto que los unió "La Batalla casi perfecta", en cuyas "palabras preliminares" Domingo le dedica cuatro líneas donde afirma y confiesa: "…he estado discutiendo con mi hermano, el general Luis Enrique Rangel Bourgoin, acerca de esta batalla y de él he recibido lecciones de estrategia que aparecen en este libro sintetizadas a guisa de apéndice especial"(7). Por su parte, el general Luis Enrique en el Apéndice fechado en Sorokaima el 17 de mayo del 2006 -día del cumpleaños 83 de Domingo-, señala que: "Domingo y yo, guardamos un profundo amor y respeto a lo que él simplemente llama ´Ejército´; tal vez porque ambos heredamos almas de centinelas de la patria. Esto hace que Domingo Alberto sea bien amado por mí, los míos y multitud de mis colegas militares"(8), además le reconoce "…ser toda la vida un revolucionario sin par…" y concluye reafirmando que: "De un revolucionario indubitable e íntegro como Domingo Alberto, deberíamos conocer sus solemnes opiniones y razones. Y confrontar éstas con las nuestras. Reafirmando y defendiendo nuestro pensamiento, cuando así lo queremos y es necesario o ajustándolo, si pareciera lógico, a la nueva vida, reformadora constante, de ideas y escenarios del orbe"(9), palabras consagratorias entre dos hermanos que bien pudieron ser la diferencia de la Venezuela posible, donde faltan hombres de su estatura y sobran enanos que nos gobiernen.

Néstor Abad Sánchez

La Abadía, mayo 7, 2022

nestorabadsanchez@gmail.com

Notas:

  1. Esto se lo contó el mismo Julio Ramírez a su médico y confesor de confianza el Dr. Vladimir Altuve.
  2. Rafael, Gallegos O.: ¡Perros del mundo, unios! Vadell hermanos editores, impreso por Miguel Ángel García e Hijo. Caracas, 1978. p. 9.
  3. Domingo A., Rangel: Anteproyecto de tesis política de Acción Democrática, material mimeografiado 1978. Conservado en la biblioteca Nacional bajo la Cota: 324.287072 R196.
  4. Acción, Democrática: Tesis Política. Aprobada por la XIV Convención Nacional de AD celebrada en Caracas, del 13 al 20 de septiembre de 1964. Publicaciones del Departamento Nacional de Prensa y Propaganda. Caracas, 1965.
  5. Disponible internet <https://1library.co/document/y8g2vv0z-bourgoin-enrique-candidato-presidencial-partido-rescate-nacional-venevision.html>. Consulta: 7/05/2022.
  6. Ídem.
  7. Domingo A., Rangel: La batalla casi perfecta. Apéndice especial del general Luis Enrique Rangel Bourgoin. Impreso en Venezuela por Editorial Libros Marcados, C. A. Caracas, 2006. p. 8.
  8. Ídem. p. 160.
  9. Ibídem. p. 161.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: