Auditórium

Marcano el 21N: ¿Nuevo gobernador de Anzoátegui?

Auditórium

Edgar Perdomo Arzola

"Uno de los más grandes errores es juzgar a los políticos y sus programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados". Milton Friedman.

Después del 21 de noviembre del 2021, Luis José Marcano humildemente, consciente de la tarea que le aguarda, deberá sentirse agradecido por la confianza que el pueblo ha depositado en el de ser elegido como gobernador.

Luego de prestar juramento como Gobernador, y reconocer lo que le costó llegar. Después de una larga lucha, donde tuvo que sobreponerse a muchas adversidades, donde necesitó mucha perseverancia: "A veces se gana, y a veces se aprende" dice una máxima popular. Donde el pueblo de Anzoátegui le enseñó a esperar, y le enseñará que siempre hay que seguir aprendiendo.

Debe saber que no debe abandonar nunca al pueblo, y si lo hace bien como "Tarek William Saab, el gobernador que mas le hizo a Anzoátegui" que los anzoatiguenses tampoco lo olvidaran.

La gente lo elegirá, y le dará un mandato, le encargará una tarea, y lo mirará día a día si le va cumpliendo.

Les deberá decir a los anzoatiguenses que vamos a despertar, al gigante que es nuestro, dotado de inmensas riquezas naturales.

Cada etapa tiene su tarea, y la de Luis José Marcano, es poner de pie a Anzoátegui nuevamente.

Es bien sabido que Venezuela está en medio de una profunda crisis económica, y social a nivel nacional, y en esta emergencia los problemas que le aguardan en Anzoátegui son reales, son graves, y son muchos. Se que no será simple resolverlos, no será inmediato, pero tiene que ser claro con todos los anzoatiguenses que: "Los vamos a resolver".

Esta emergencia se expresa no solo en la mala situación fiscal, sino también en los niveles de pobreza que avergüenzan en el país, y en Anzoátegui. Esto se manifiesta en el alto desempleo, donde algunos de nuestros municipios, presentan indicadores que nunca creímos que podían volver, en este rico estado turístico, petrolero, industrial, y agropecuario.

Y por ende sometido a una alta demanda alimentaria, a eso se suma algo de lo que muchos hablamos, lo que consideramos la emergencia en materia de seguridad ciudadana, debido a la alta criminalidad. Hay que ordenar a Anzoátegui en todo sentido.

En lo fiscal el resultado financiero es deficitario, como consecuencia de la hiperinflación los gastos vienen creciendo en lo que va del año, más que los recursos que entran.

Este comportamiento implica una fuerte reversión con respecto al resultado de épocas anteriores.

Es decir, si comparamos enero-diciembre 2020 con enero-diciembre de 2021, el ejercicio fiscal del estado se debe haber deteriorado en miles %, observándose un deterioro de semejante magnitud en la infraestructura de sus instituciones.

Esto se tornará más complejo aún, teniendo en cuenta que encontrará un elevado nivel de deuda flotante (hablando en criollo, sobre las posibles obras realizadas y no pagadas), como por ejemplo contratos de obras, pago a proveedores, contratos de servicios, gastos de funcionamiento etc.

Tendrá el gobernador Marcano, el empezar a cuidar los recursos, a gastar con prudencia. Eliminar las sospechas de corrupción, y hacer su tarea a la luz del día.

No empezar a utilizar con demagogia, el tema de la pesada herencia recibida, como suele decirse. Se como político, que a las crisis no se le llora, a las crisis se les enfrenta, y se les derrota.

El pueblo anzoatiguense si va a saber desde donde debe arrancar, y así va a saber cómo marcharan las cosas en este Estado.

Hable de emergencias, y diga, emergencia en seguridad. Sin orden no se puede disfrutar de las libertades.

No se puede vivir en Paz sin un sistema de seguridad pública eficiente en la resolución de los conflictos sociales, las violencias y los delitos que tienen lugar en los municipios.

Esto requiere, entre otras condiciones, de una policía adecuada a la legalidad democrática, y eficiente en el cumplimiento de sus funciones de protección ciudadana.

No existe otra posibilidad de afrontar de manera eficiente los desafíos que se presentaran sin el compromiso mancomunado del poder ejecutivo, legislativo, judicial, y la comunidad en su conjunto.

El aumento, y la expansión del delito en nuestro estado durante los últimos tiempos, han puesto en tela de juicio el sistema de la seguridad ciudadana.

La policía del Estado hoy intervenida, adolece de severas deficiencias institucionales en el cumplimiento de sus funciones de prevención delictiva, y de investigación criminal. En gran medida, esas deficiencias derivan del deterioro en los derechos y las condiciones laborales de los funcionarios policiales. Basta verlos con sus uniformes desteñidos, y las botas rotas.

La policía del Estado, la crisis la ha divorciado de la sociedad, y ésta le ha perdido la confianza.

La sociedad se ha replegado, y se ha refugiado a sus ámbitos privados, afrontando los riesgos con los medios a su alcance, no tenemos que perder de vista que las principales víctimas de los delitos son los pobres, los trabajadores, las personas de los estratos sociales que tienen menos protección del Estado, y menos capacidad de protegerse a si mismos frente al crimen. La policía lo que hace es cuidar los comercios de árabes, y chinos para rebuscarse. Una mención específica merece la cuestión de la criminalidad articulada en torno al narcotráfico. Este perverso negocio se ha expandido al amparo de la desidia, y la ignominia estatal.

Tal como hemos visto a lo largo de estos últimos años en casos de notoriedad pública, el desdeño estatal se manifiesta en la "vista gorda" policial pero también judicial y política, cuando no en la complicidad asentada en una especie de: "pacto de gobernabilidad" directo o indirecto con el delito.

Esto se debe acabar: debe haber una clara línea infranqueable que divida sin más a la institución policial, y la legalidad, de un lado, y el mundo delictivo, del otro. Hay que cortar los vínculos con la delincuencia.

Y la otra prioridad para vivir más seguros, que el gobierno regional vuelva con toda la fuerza donde nunca debió retirarse.

Con toda la fuerza en la: Educación, Salud, Deporte, Cultura, y la formación en oficios productivos. Allí en cada barrio o sector.

La magnitud de la crisis a Luis José Marcano, lo obliga a estar codo a codo para demostrarles a los anzoatiguenses que son su prioridad.

Queremos un Anzoátegui convencido que por mandato constitucional, es el camino para el desarrollo económico y social. Un Anzoátegui fuerte en la defensa del trabajo, y de la industria nacional. Que agregue valor a sus materias primas agrícolas. Que exporte, y lleve el trabajo de su gente al mundo.

Seguro de que la educación es el principio de la libertad. La falta de educación aumenta la brecha social. Por ello los niños deben estar en la escuela, y no en la calle.

Tiene que poner en marcha el Programa del Pasaje Estudiantil Gratuito. No puede ser un obstáculo para las familias más humildes el alto costo del transporte para no recibir educación.

Necesitamos un Estado Anzoátegui que genere, y cuide el talento de su gente. Cuidar el talento es la base para lograr un crecimiento económico inclusivo y sostenible.

El futuro de Anzoátegui, de cada municipio depende cada día más del talento de nuestra gente. Y esto implica una política de atención.

Hay que cuidar su educación, salud, alimentación, seguridad.

Retener esos talentos, para que no emigren, impulsando, y financiando sus proyectos e internacionalizarlos, todo esto debe dejar de ser una opción, es una necesidad. Así, cuidando el talento de nuestro pueblo, no me cabe duda que podremos ser uno de los principales estados de la economía del conocimiento en América Latina. Hay que creer en la producción, y en el trabajo.

Un Estado donde campo, industria, servicios, educación, marchen juntos. Hay que creer en eso, creo en el valor del esfuerzo creador, en el valor de hacer las cosas bien.

Hay que empezar a separar lo que marcha bien, de lo que marcha mal. No todo puede ser, más de lo mismo.

Los valores de hacer las cosas bien no son nuevas, el respeto, la solidaridad, el esfuerzo, la transparencia, hoy más que nunca deben tener plena vigencia.

Lo que no entienden los politiqueros, y ciertos sectores políticos y sociales es que la crisis, y el coronavirus nos han cambiado.

Que la picardía, la trampa, y el tumbe, y el derrumbe de la vieja política, ya no funcionan. Sus modos, y sus formas son parte de ese viejo paradigma hamponil.

Las revoluciones en el mundo han fracasado, por las formas y modos que son utilizadas a la hora de pretender alcanzar oscuros objetivos. Hay que repensar sobre esas formas. Porque son parte de un pasado cruel.

Con este mensaje solo hago el intento de aportar ideas, con proyectos que beneficien a Anzoátegui, ojalá sean escuchadas.

Les pido a todos los sectores políticos que apoyan a Luis José Marcano que lo ayuden, que propongan ideas.

Usted será el Gobernador de todos los anzoatiguenses, de los que lo votaran, y de los que no lo votaran.

A crecer, y a desarrollarnos sin perder tiempo, ni energías. Para progresar y vivir mejor, sin excluir a nadie. Somos un Estado con dimensiones de país. Vamos a despertar a la enorme fuerza que tenemos para producir, para trabajar, estudiar, y generar riquezas.

Que su gestión le diga al país, que va a convertir Anzoátegui en un estado ordenado, moderno, para que la gente de trabajo, y decente, pueda vivir, y prosperar en paz.

Se debe Trabajar activamente en los programas nacionales de defensa de la industria, y el trabajo venezolano. Avanzar mucho en lo que estén de acuerdo con el gobierno nacional, el trabajo común, une, potencia.

El futuro no viene solo a Anzoátegui, al futuro hay que ir a buscarlo. Y no hay mañana sin jóvenes, no hay transformación sin ellos.

No hay destino sin progreso para nuestra gente, mientras avanzamos, solidaridad para los más necesitados.

Proponga cuatro años de trabajo serio, y eficiente para hacer un Anzoátegui digno de su historia. El desafío es hacer las cosas bien, con la responsabilidad que las circunstancias exigen.

El futuro no es lo que va a venir, no es lo que va a pasar. Sino lo que juntos seamos capaces de realizar. Con este artículo contribuyo al arranque de la campaña de Luis José Macano, a la gobernación de Anzoátegui hoy 28 de octubre del 2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: