Valencia, tan lejos de dios y tan cerca de drácula

Desconozco la situación del país en detalles pero no tengo dudas que en términos generales es idéntica a la misma que padece la ciudad de Valencia, con la diferencia tal vez de que no tienen ningún drácula que les chupe la vida. El asunto es que apenas se pone un pie en la calle comienza uno hacer parte de un drama social colectivo sin contar que en la intimidad del hogar se vive el propio, pero en tal escenario cree uno tener uno más control y decisiones.

Valencia,desde hace ya varias administraciones, no cuenta con un subsistema moderno de aguas servidas,tampoco tiene un subsistema de distribución de gas comunal, no goza de un subsistema de transporte público,no se beneficia de un subsistema de salud pública ,no disfruta de un subsistema de educación, mucho menos sostiene un subsitema de comercio de precios justos al detal, ni que decir de un subsistema de desarrollo artístico cultural, no tiene un subsistema de comunicación telefónica ni de internet avanzado y eficiente ,no tiene un subsistema de seguridad pública,no cuenta con un subsistema de mantenimiento de las redes cloacales,menos tiene un subsistema de prevención de desastres naturales y no sabemos si tenemos Alcalde. Es decir, estamos viviendo (sufriendo es más correcto decirlo) la continuidad de la negligencia y desidia. Entonces,cuál es la transformación.O acaso, quienes han gobernado en nombre del Chavísmo la alcaldía de la ciudad de Valencia son política e ideologicamente de la también de la oposición.Digánlo.

La ciudad es un fenomeno complejo, habitado por un entramado de relaciones ecológicas. Por tal razón su gobernabilidad no puede entregársele a personas que no tengan ni la preparación técnica ni la comprobada moral y sensibilidad para coordinar su destino, sobra decirlo, es el destino de millones de personas. La irresponsable ligereza con la que se viene imponiendo a dedo estos cargos ponen en peligro la estabilidad y continuidad de una ciudad.Puede haber la crísis que haya pero la naturaleza de un estadísta se demuestra en facilitar orientaciones estratégicas para salir del pozo y no la de ahondarlo más.

Es por estás razones que venimos pregonando que la ciudad de Valencia debe transformarse en una comuna socialista libre de las determinaciones de la burocracia obstaculizante del ministerio de las comunas, sino el resultado de la emergencia mismas de las comunidades. Que Activé el mecanismo constitucional del presupuesto participativo utilizando toda la tecnología de la informática para planificar democraticamente el conjunto de respuestas concretas a los problemas que hoy padecemos y diseñar democraticamente el desarrollo que se requiere para organizar una ciudad donde se viva bien.

Las crisis se presentan diversas, distintos procesos en curso que deben abordarse, se necesita combinar tenacidad y rigurosidad. Se requiere un compromiso social manifiesto y una postura firmemente crítica, que valore resultados,presupuestos y las herramientas teoricas metodológicas. Significa valorar la labor científica, sus procedimientos y practicas, dándole la importancia estratégica que tiene la ciencia en la sociedad actual.No es con draculadas que solucionaremos los problemas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 772 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Aguilar Dorta

Arnaldo Aguilar Dorta

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a266590.htmlCd0NV CAC = Y co = US