Corto, claro y raspao

Un general llamado Justo

1.Gracias Presidente Maduro

Los empleados, trabajadores, jubilados, pensionados, sobrevivientes e incapacitados de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) le damos las gracias al Presidente Nicolás Maduro por haber mandado como Presidente de esta empresa a un general justo. No es cualquier cosa. Encontrar a un funcionario justo en este país, es muy difícil. Y si es general, más difícil aún. Pero no sólo es justo este hombre de verde, sino que se preocupa por los trabajadores de la CVG, como ninguno lo ha hecho en la historia de este emblemático organismo regional. ¿Por qué me atrevo a decir esto? Lean esto: otro brillante y cabal general, como lo es Carlos Osorio, firmó el Contrato Colectivo de la CVG, antes de que el Presidente se antojara de premiarlo llevándoselo a Miraflores, después de una ejecutoria espectacular.

2. Llega el hombre justo a la CVG

Cuidado, lector, con creérselo. Quien llegó fue el general Justo Noguera Pietri. Y llegó, como buen torero, cortando oreja y rabo. Lo primero que hizo este valiente general fue desconocer la firma del otro general, en torno al Contrato Colectivo. Desconoció todos los beneficios económicos aceptado por Carlos Osorio. Argumento que él no sabía nada. Que él no estaba allí. Esa actitud del señor general, no gustó a los trabajadores y se procedió a una huelga de brazos caídos. Fue así como el general "justo", de justicia, ordenó pagar una porción. Solo una porción. Para lo cual, según su versión, tuvo que "vender" unos búfalos de la CVG para poder cumplir con tales exigencias. Así como lo lee. Ahora, para el 15 de octubre corresponde otra porción, según el cronograma de pago. Pero la voz del general dice que no hay real.

3. Un ejemplo más de la ineficiencia y la injusticia

Ya el general Justo, se convirtió en injusto. No tiene real, y ha dicho que tendrá que seguir "vendiendo activos" de la CVG, para poder pagar la deuda. Porque para eso no hay real. Bendito, Dios… No hay real. El Estado está en quiebra. No puede cumplirle a número importante de trabajadores. Todo y a pesar de que estamos ante un Presidente obrero. Mire señor general: usted no es de esta zona. Usted es un arribista. A usted no le duele la Corporación Venezolana de Guayana, ni a sus trabajadores. Pero sepa esto: son estos trabajadores quienes están entregando sus vidas por este organismo. Son quienes lo han dado todo, en un pasado, por servir a la patria y al desarrollo de Guayana. Pregunto al general: ¿Por qué usted no cumple con su deber? ¿Por qué usted no presenta un Punto de Cuenta al Presidente Maduro, para que él saque esos recursos de unos del Fondo Chino, del Fonden, o de dónde sea. El Presidente ha dicho pidan, pidan, pidan, que aquí hay. ¿Y entonces, general? ¿Usted va a provocar otra huelga? No sea injusto.¡Se cansa uno! Chao. ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2482 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a194648.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO