¿Cuál será el modelo de gestión de Henri Falcón o las torpezas del PSUV?

“La coincidencia exacta sería considerada como un caso límite análogo al de la ausencia de rose en una máquina. Aunque la integración completa de un sistema social de motivación con un conjunto plenamente congruente de tipos culturales es empíricamente desconocida… (Parson, citado por C. Wright Mills, 1959, La Imaginación Sociológica. FCE. 12va reimpresión México. 1987. P. 49).

Tal como reza el epígrafe anterior, hay proposiciones vacías, como una cáscara de nuez o la ausencia de rose en una máquina; si uno tiene la paciencia suficiente de oír alguna entrevista al ciudadano gobernador del estado Lara, como esa del debate con su homólogo de Anzoátegui Aristóbulo Istúriz, en José Vicente Hoy, de acuerdo con la perorata, más invocando a la práctica que a la teoría, el llamado Gober., de Lara, termina uno convencido. No de que en esta entidad haya un modelo de gestión novedosa: con presupuesto participativo, grandes obras y servicios bajo los principios gerenciales de eficacia y eficiencia. Sino de que este personaje debe aplicarse a sí mismo, aunque lo niegue y se espante, aquella cancioncilla “Mentira fresca”; de su pana burda Willy Colón, (que los muy perversos grabaron con muchos denuestos contra el candidato presidencial de la Revolución Bolivariana. Que de nada les valió. Por cierto. Porque el Hijo de Hugo Chávez les ganó democráticamente).

“Mentira fresca habló otra vez por televisión…”, claro, porque no hay coincidencia exacta entre lo declarado en José Vicente Hoy, por el Sr. Falcón y lo que la gente de a pié percibe en la realidad con el tal modelo de gestión, pues parafraseando a Parson es empíricamente desconocido. Cualquiera que haya oído eso pudiera pensar que en el estado Lara las cosas andan de maravilla. No es así.

Mientras se daba ese debate en Televen entre Falcón e Istúriz por aquí mi barrio Voz de Lara, de Barquisimeto, no había agua; y aún cuando escribo esta nota, miércoles 29 de enero por la noche, los sectores populares de la ciudad capital están siendo surtidos con cisternas; que las propias familias pagan de su bolsillo. O no duermen pendientes si llegan algunas goticas de agua por la tubería y recogerlas en tobos, como si uno estuviera en la región del semi-árido larense.

Si es por lo del presupuesto participativo y las llamadas caminatas como forma de inserción social, eso es de una precariedad espantosa de participación. En realidad son unas carreritas que Henri Falcón hace de madrugada por algún barrio y a la gente la deja con la mano extendida, recoge algún papelito, pide que atiendan algún viejito con alguna caridad menor o grande…Puro asistencialismo, sin saldos organizativo alguno ni concientización. Todo en esos eventos son caóticos. Yo los he visto, de puro curioso u ocioso. Aunque ha dicho que después dizque sistematizan esas peticiones y vuelven con sus dos o tres cosas para regalar.

Lo cierto es que eso ha reportado el respaldo electoral suficiente para su reelección y para la organización política del gobernador Falcón varios diputados al parlamento regional, alcaldes y concejales. ¿Misterios de la ciencia? La principal virtud del personaje viene a ser su proximidad con la gente, su demagogia y marketing electoral tradicional: besar viejitas, abrazar, prometer, publicitar; la otra es que sabe hablarle a los sectores medios de la población, la llamada clase media profesional, comercial y empresarial. Aunque todo sea realizaciones a medias, más es la bulla que la cabuya…Ahí tiene un record largo de ineficiencias, en educación y cultura, por ejemplo. Pero todo también, como lo dijo ahí en José Vicente Hoy, lo atribuye a la falta de presupuesto. Aunque del nivel central le transfieran un platal, se la pasa llorando por la plata. Nada más con decir que le aprobaron 64 millones o casi 50 milones para cancelar deudas de homologación a los maestros estadales y no lo quiere hacer. Moralmente es un tipo deleznable. Malo, como dice Claudio Nazoa, yo lo conozco, de tanto padecer su famoso modelo de gestión. Aunque se la pase con Dios y la Virgen en la boca, en la práctica es ateo. Pregúntenle a los profesores Orlando Herrera o la admirable lideresa de Sinmemal. Tozudamente no quiere pagar a los maestros, no los quiere, tal vez porque son muy críticos. ¿Es esa actitud de un modelo de gestión en el estado Lara? Dios Santo…¡ Y pensar que, bueno cada quien de su camisa hace un saco, muchos de esos docentes contratados y fijos votan por don Henri, ¿qué cosas, no? Será que padecen el Síndrome de Estocolmo…

Pero conviene para finalizar que el PSUV de Lara no ha sabido capitalizar los descontentos de la ciudadanía larense respecto a la gestión de marras, la torpeza de alguno de sus dirigentes es proverbial; dígame no que llaman Andrix Cordero, que por cierto a veces escribe en aporrea también, con un lenguaje violento, descalificador y argumentación obtusa, el pobre será que se cree que es Mario Silva. Lo acabo de ver en la Televisora Somos, en el programa de uno de los periodistas más perspicaces de la región, el Lic. José Israel González. ¡Y es miembro de Buró regional del Psuv-Lara!

En fin, si las cosas en Lara no estuvieran tan malas, sobre todo en lo atinente a los servicios públicos como el agua potable, dieran ganas de reír con una dirigencia que cree que se la está comiendo pero ese discurso no tiene referencia empírica alguna. Más es la bulla que la cabuya, si fuera que sus pendencias, falencias y torpezas no nos afectaran. Pero no es así.

“Hoy en día los hombres advierten con frecuencia que sus vidas privadas son una serie de añagazas. Se dan cuenta de que en sus mundos cotidianos no pueden vencer sus dificultades, y en eso muchas veces tienen toda la razón: lo que los hombres corrientes saben directamente y lo que tratan de hacer está limitado por las órbitas privadas en que viven; sus visiones y sus dificultades se limitan al habitual escenario del trabajo, de la familia, de la vecindad, en otros medios, se mueven por sustitución y son espectadores. Y cuanto más cuenta se dan, aunque sea vagamente, de las ambiciones y de las amenazas que trascienden de su ambiente inmediato, más atrapados parecen sentirse”, (C. Wright Mills, (1987). La Promesa, en: La Imaginación Sociológica. FCE. México. P. 23).

luissaavedra2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1439 veces.



Luís Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a181002.htmlCd0NV CAC = Y co = US