La feria contra El Orinoco

Una feria es un evento social, económico y cultural —establecido, temporal o ambulante, periódico o anual— que se lleva a cabo en una sede y que llega a abarcar generalmente un tema o propósito común. Puede tener por objetivo primordial la promoción de la cultura, alguna causa o estilo de vida, generalmente en una forma divertida y variada. Es una manifestación donde los habitantes de un lugar muestran lo mejor de sí a propios y visitantes. Hasta allí vamos bien pero, llega agosto y una vez más Ciudad Bolívar y NUESTRO hermoso río se enfrentan a un espectáculo denigrante, deprimente y cada vez más decadente: La “feria del Orinoco” alias “feria de la zapoara” (no pana, no es supuara) o popularmente la "feria del pote".

Para mí el cúmulo de preguntas es cada vez mayor: si el objetivo de una feria es mostrar lo mejor de la ciudad y sus habitantes ¿eso es lo mejor que tenemos? ¿Si la mayor parte de los habitantes de la ciudad no están de acuerdo con el desarrollo de semejante desastre por qué la siguen permitiendo? ¿Si por un lugar para montar un tarantín cobran entre uno y dos mil Bolívares por qué entran a las arcas municipales solo un unidad tributaria (107 Bs.) por puesto? ¿Quién se lucra con eso? ¿No son suficientes los buhoneros locales? ¿Qué producto “hecho en Ciudad Bolívar” se promociona? ¿cual producto de excelente calidad con amplios beneficios a la población se comercializa? ¿No es suficiente la basura que el municipio no recoge? ¿la merma en la pesca de la zapoara tendrá algo que ver con el embarbascado de las lagunas? ¿La zapoara y bocachico que se venden no los traen de la población de el Manteco? ¿los guarañeros son patrimonio cultural? ¿Las moscas del mercado de la Carioca son gratis o te lo incluyen en el precio de feria? ¿No es un peligro para la población el estado de las barandas que el municipio no mantiene? ¿Quién se beneficia de la venta de cerveza? ¿Cuál es la actividad cultural o conservacionista que se desarrolla? ¿Este año nos dejará la feria el tradicional número de muertos tiroteados? ¿Cómo se promociona la ciudad como destino turístico con los museos cerrados? ¿los turistas tomando fotos asustados por la inseguridad son éxito de quién? ¿Cuántos locales donde tomarse un café o comerse una pizza en un ambiente sano y bonito tenemos? ¿Las autoridades municipales van a mostrar el estado del asfalto del Paseo Orinoco como indicador de su gestión? ¿la basura en las islas del paseo Orinoco es un nuevo atractivo ornamental? ¿Dónde queda el trabajo de MOPROFAO y sus colaboradores? ¿Esta vez van a llamar de nuevo a los ambientalistas a que recojan el desastre al terminar la feria?

Alguna vez soñé con un parque de ferias a orillas del Orinoco, con todos los servicios adecuados para los buhoneros, tarantineros y demás especies aromáticas. Soñé con una feria internacional que promoviera a la Ciudad como destino turístico seguro y confiable, con el desarrollo de congresos y eventos ambientalistas, con la visita de grupos excursionistas y conservacionistas de esos con centenares de personas que darían lo que no tienen por tener un Rio Orinoco en la orilla de la ciudad, con la realización de un campamento Jamboree internacional de los Boy Scouts. Soñé con centenares de personas luchando por preservar el ambiente completo y no el “medioambiente” condenado a la basura, a la delincuencia y al mal vivir al que nos han sometido quienes han tenido en sus manos la conducción de los destinos de la Ciudad. Me toca reconocer que la mediocridad, el conformismo y la ranchificación mental nos están ganando la partida. Pero sigo soñando…


Twitter: @xavuno

*Ambientalista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2237 veces.



Luis Xavier Rodriguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: