Carta a Adán

Te escribo estas líneas pensando que puedan ser útiles, no sólo para reiterarte mi respaldo en esta nueva jornada electoral, cosa que ya hice desde El Salvador en la pasada campaña, sino para manifestarte que, nunca como ahora, se hace necesaria una victoria de tu candidatura a la gobernación del estado Barinas. Y que, además, debe ser contundente y vigorosa.

Debes saber que en el proyecto del Estado Comunal, tanto las gobernaciones como las alcaidías, serán superadas en los hechos por un nuevo concepto del poder popular, el cual será la columna vertebral en la transición hacia el socialismo, sin embargo, aun cuando a futuro ello tendrá esa tendencia, mientras tanto es preciso mantener y ganar los espacios ya conquistados, sobre todo si se tiene en cuenta que el presidente ganó en veintidós estados del país y que, para fortalecer lo logrado, es fundamental salir victoriosos aquí, estado simbólico de este proceso.

Desde luego, cada proceso tiene sus particularidades, pero no por ello hay que pensarlos separadamente del todo nacional, una interconexión orgánica e histórica los recorre transversalmente, no en vano, la victoria en Barinas en 1998 fue el prolegómeno del  primer gran éxito de Hugo Chávez en el país.

Hay que considerar, además, que para el cumplimiento del programa político, presentado por el presidente, pasa por al menos dos premisas fundamentales, a la par que la consolidación de la independencia; una, la superación del rentismo petrolero, requisito indispensable para el socialismo y la Venezuela potencia y, la otra, la ya mencionada concreción del Estado Comunal.

Lo anterior nos impone como tareas en las regiones coadyuvar ambas directrices estratégicas. Quiere decir esto que la simbiosis entre Estado, gobernaciones y alcaldías, con una sola orientación de trabajo, siguen siendo articulaciones necesarias en esta larga ruta democrática.

Si alguna cosa puede favorecer tu aspiración a una nueva gestión de gobierno, ello radicará en presentar los logros particulares de tu actual gobierno,  de forma clara y precisa, socializándolos, bajándolos a las comunidades, misiones y demás organizaciones populares. Aclarar aquellos que no se han podido cumplimentar y deslindar las críticas malsanas de la oposición derechista. Afinar las estructuras del PSUV, conversar con los aliados y amigo e, inclusive, con aquellos que por alguna razón no votaron por nosotros.

Camarada y amigo, desde la estructura de la Parroquia Barinas, desde la calle, radio prensa y televisión, contigo estamos. Por las tablas no.

wladimiruiz_t@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1640 veces.



Wladimir Ruiz Tirado


Visite el perfil de Wladimir Ruiz Tirado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Wladimir Ruiz Tirado

Wladimir Ruiz Tirado

Más artículos de este autor