EL Poeta Pereira y la Revolución en Anzoátegui y el País

Los poetas suelen ser así, breves pero punzantes. Pienso que es una habilidad que desarrollan con el trabajo de la creación poética y luego se vuelve para ellos una manera muy regular de comunicación. Eso explica posiblemente, la importancia del uso de la metáfora y otras figuras para darle sentido a la palabra.  En el caso de los poetas que militan con la revolución, digamos que su mayor contribución ha de estar orientada a ser los centinelas del proceso y desde sus trincheras, comunicarnos su manera de observar el desarrollo de una criatura que trata de vivir entre valores y contravalores.

Gustavo Pereira como sabemos, es un gran poeta que convive con nosotros en Anzoátegui. Es Margariteño, pero su familia echo anclas en Puerto la Cruz y tiene el privilegio de ser hijo de Anzoátegui e hijo del pueblo de Margarita. A Gustavo Pereira, solemos verlos en apariciones ocasionales ofreciendo entrevistas y en las muy pocas que ofrece, no pierde la oportunidad para dejarnos un mensaje muy preciso, breve, punzante, cargado con una sugerencia en donde logramos  observar sus angustias y los reclamos que nos hace desde su trinchera de lucha. Cumple así Gustavo, con ese rol de centinela.

En ocasión de una entrevista que ofreció al Correo del Orinoco en los días cercano al recibimiento de un nuevo premio; el Poeta Gustavo Pereira no regaló una frase breve y con un mensaje que ha debido retumbar en la conciencia –colectiva- del partido y de toda la militancia. Dijo el Poeta Pereira, “la inconformidad es un deber”. Tomé esa frase para escribir o argumentar parte de un artículo que publiqué e Aporrea. Lamentablemente, creo que muy pocos nos detuvimos en esta frase, porque tal vez; Gustavo Pereira en su condición de poeta no solemos verlo como muy cercano al proceso. Pienso a veces, que entre los revolucionarios se ha instalado una percepción sobre la poesía, que nos la hace ver como una palabra adicional o una palabra ociosa.

Sin tener seguramente ninguna afinidad con la ciencia administrativa y de gestión, con esta frase: “la inconformidad es un deber”, el Poeta Gustavo Pereira nos dejó un mensaje. Como se ve, la frase es corta y va con el estilo del poeta  y con ello nos quiso de decir que en este momento y después también; la revolución y los revolucionarios debemos entender que una de las razones sobre las cuales debe cabalgar el proceso, tiene que ser sobre la necesidad de desplegar el máximo esfuerzo para intentar la mayor efectividad y que aun siendo efectivo; las metas deben ser cada vez más exigentes. Ser inconforme es una manera de ser revolucionario, porque la inconformidad nos obliga a ir por mejores metas: Mejor vivir viviendo.

Este domingo en el programa “José Vicente Hoy”, Gustavo Pereira dejó verse y ahí conversó sobre la importancia que tienen los valores para la sostenibilidad de la revolución. Si los valores son una especie de vela para aprovechar el viento; los antivalores es sentirnos desguarnecido en alta mar y en medio de una tempestad. En una parte de la entrevista, el poeta nos regaló otra frase que ha debido ser muy considerada por nosotros y temo, que fue una palabra más que sobró o quedó ociosa. El poeta dijo más o menos esto: Un corrupto es una amenaza más delicada y peligrosa que el imperio.

Cada lunes en la mañana, cuando me encuentro con mis panas de la tercera edad para distribuirnos nuestra soledad y sobrellevarla, discutiendo los aspectos más interesantes del sábado y domingo, hubo espacio para finiquitar situaciones que quedaron pendientes del viernes sobre la cumbre de la Celac. Siempre en esta primera reunión de la semana, hay un espacio para comentar el programa de “José Vicente Hoy”, pero este lunes, nadie hizo mención al programa y me quedé con la duda y la pregunta: ¿Vieron el programa y oyeron al poeta Pereira? ¿Lo vieron y no les interesó? Me regresé a la soledad de mi apartamento con esa angustia y con la pregunta en la conciencia: ¿Oímos al poeta Gustavo Pereira? ¿Le prestamos atención a su angustia? ¿Tienen sentido sus frases para la revolución en Anzoátegui y el país?

La manía de la “formación ideológica”, cuela o filtra un mensaje que nos ha hecho ver al imperialismo, como nuestra peor amenaza, mientras tanto; los caballos de la corrupción colocan sus quintas columnas en los sitios claves. Los “distraídos” que pecan por “omisión”, dejan que el discurso sobre el imperialismo abra las trincheras para mantenernos ocupados en espera de estos enemigos.  Claro que el imperialismo y la posibilidad de una invasión es una real amenaza, pero el discurso insiste o pone más énfasis en el asunto de la posible invasión norteamericana; mientras tanto la otra invasión que puede ser más efectiva que la norteamericana, ya ha tomado varias colinas y va por sus respectivas playas. Algo de eso fue los que nos quiso decir el poeta Gustavo Pereira cuando nos dejó esta  nueva breve frase en el programa de “José Vicente Hoy”


@ClaudioElcuaco

Dominguezclaudio15@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2392 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a134902.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO