El Gobernador Carneiro y su guerra contra las drogas

Es criterio del Gobernador Carneiro que el consumo de drogas se combate con educación y mucho amor. Eso lo ha aplicado con creces durante su gestión al frente de la Gobernación de Vargas. A través de la Fundación Oasis, que presidente el pastor evangélico Freddy Romero, ha recuperado a cientos de jóvenes que habían caído en el tenebroso mundo del consumo de cocaína, mariguana, piedra, alcohol. Y algo muy importante; una vez que los ha rescatado y recuperado los incorpora a las labores de saneamiento ambiental y embellecimiento de los espacios públicos que con tanto éxito ha acometido en Vargas y que ha recibido el reconocimiento no sólo de los varguenses sino de todo el país.

Los muchachos y muchachas de la Fundación Oasis ahora limpian y embellecen las plazas, parques y jardines donde ante dormían y hacían sus necesidades. Hoy gracias a Carneiro tienen comida caliente y buenas camas, aire acondicionado, asistencia médica, ganan platica, recuperaron sus hogares, sus familias, y los hay quienes se han casado. No sólo se trata de la recuperación y sanación de estas almas sino de su reinserción social.

Pero el trabajo de Carneiro en su combate a las drogas va muchísimo más allá cuando observamos lo que está haciendo en Yare, a través de La Milagrosa, especie de Universidad Comunal, donde los jóvenes, una vez que han avanzado mucho en su recuperación espiritual y humana y que han demostrado ganas de superarse profesionalmente, reciben clases de técnicos y operadores de maquinaria pesada así como de especialistas en injertos de plantas e invernaderos. Aparte de ganar excelentes salarios y recibir todos los beneficios contemplados en los estamentos laborales y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; cuentan con dormitorios dignos, un buen comedor, asistencia médica, deporte y reciben la palabra de Dios. Ingresar a La Milagrosa es una especie de premio a los muchachos talentosos, de buena conducta y que han demostrado durante su proceso de sanación querer ser alguien en la vida.

Es importante destacar que La Milagrosa comprende una arenera y un invernadero. Que presta servicios a las comunidades a través de los Consejos Comunales y a las instituciones públicas que tengan a bien solicitar sus servicios en materia de paisajismo, resiembra de árboles y repotenciación integral de plazas, parques y jardines. Para ingresar a este centro los jóvenes son evaluados. Además deben cumplir un período de pruebas Demás está decir que muchos sueñan con ingresar a La Milagrosa, porque significa el premio final del sacrificio hecho por salir del tenebroso mundo de las drogas.

Carneiro suele decir que rescatar y recuperar a un drogadicto, un indigente, a una personal de mal vivir, resulta más económico que invertir millones en armas de fuego y policías. “Un drogadicto menos, un indigente menos, un alcohólico menos es una posibilidad más de disminución de los delitos. Un joven que es rescatado del mundo de las drogas no está pensando en delilnquir, en atracar, en robar, en asaltar, en secuestrar, en violar. Y mucho más si es tratado con amor y reinserto en la sociedad, que muchas veces, por despreciarlo, propició su caída en tan terrible flagelo”.

¡Buena esa General!
americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1798 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas