Antiparadigma

Sino trágico del destino

En honor y recuerdo a una Docente de una remota escuela rural del estado Falcón fallecida recientemente, heroína anónima del proceso de de enseñanza – aprendizaje, quien además estaba avocada fervientemente a la construcción de la Patria Socialista.

A pesar de que la vida es de la muerte, ¡Maestra, no estás muerta! Tu quehacer cotidiano, tu sacrificio como esculpidora, edificadora y formadora de almas de niñas y niños, te mantendrán siempre viva en la remembranza de un pueblo, donde por muchos años instruiste y educaste.

Cada vez que un impúber sonría de felicidad porque ya sabe leer y escribir, porque en él fueron vencidas las tinieblas de la ignorancia, ahí estará tu presencia serena. Educadora, tú vives en el presente y en el futuro de tus infantes, en las reminiscencias de los que supimos valorar tus bellas virtudes, tu responsabilidad y compromiso como docente. Ser líder social y guía de juventudes también fueron tus nortes. Fuiste justa y sabia. Y el que se sacrifica por la causa de la justicia vive para siempre.

Tu símbolo fue una flor encarnada, flor que representaba el amor incondicional a los semejantes, el desinterés de tus actos, la entrega total al bien colectivo, tu inclinación a no permanecer nunca indiferente ante el dolor ajeno, tu perpetua indignación y rebeldía ante las iniquidades, las infamias, las mentiras, las hipocresías, las dobleces, el amor propio, el egoísmo, el individualismo, las perversidades, las envidias, los chismes y las arbitrariedades; en fin ante todas las bajezas humanas.

Era patente en ti esa profunda pasión que tenías al trabajo, al sacrificio constante por los más pobres. Tu desespero y luchas por ayudar a los más desamparados, a los que sufren, tus combates contra los maltratos a chiquillos, adolecentes y mujeres y tú practica de hacer el bien al prójimo todos los días, serán improntas imborrables las cuales nos recordarán siempre, que eras una buena mujer. Tu praxis de la cotidianidad se evidenció en la proyección de nuestra escuela en la comunidad; ya que no sólo te limitaste a enseñar a resolver problemas, sino a participar en la solución de los mismos.

¡Ha muerto una madre, una preceptora, y cada vez que muere trágicamente una buena docente, es como que el país perdiese algo de su esencia! Ha dejado de existir una excelente maestra, madre en el estricto sentido de esta palabra, ya que toda educadora es Mamá de todos los niños del mundo. Es posible que muchos te olviden; pero estamos seguros que tu corazón seguirá palpitando en la mente de todos aquellos a quienes enseñaste, quienes adquirieron por tu altruista y desinteresada labor: la moral y las luces de la sapiencia.

¡Sino trágico del destino, perversa y malvada muerte, quien con ciego desatino se llevó a tan necesario faro! ¡Maestra!, el óbito inexorable privó a tus alumnos de un ser tan meritorio como tú; pero ten la seguridad, que nunca ellos olvidarán lo valiosa y útil que fuisteis para sus vidas. Huellas profundas dejaste en sus almas, ya que ellos serán, en gran parte, lo que tú querías que fuesen. Hoy aquí no te despiden, sino que te dicen hasta luego.

¡Tus hijos, los escolares, que te extrañan, te lloran!


Director de Educación y Desarrollo Social de la Alcaldía Bolivariana y Socialista del Municipio Los Taques
jesusfreites11@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1243 veces.



Jesús Muñoz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a110692.htmlCd0NV CAC = Y co = US