El Zulia

Bajo el signo de la derrota

El Zulia, como se sabe, es la zona de mayor potencial electoral del país. Y no sólo eso, sino que, dado el gran prestigio que Chávez tiene en esta región, era dable esperar que el Movimiento Quinta República, que respaldaba su candidatura a la presidencia de la nación, en las elecciones del 8 de noviembre del 98 sacara, como mínimo, unos 8 ó 10 diputados al Congreso Nacional y más o menos la misma cantidad de representantes a la Asamblea Legislativa regional.

   Sin embargo, no ocurrió así, porque en contra de los pronósticos y cálculos modestamente optimistas, por el Zulia, a duras penas, salieron electos dos diputados para el Congreso y un número similar para la Asamblea Legislativa. Es decir, que desde el punto de vista electoral y de la calidad de sus resultados, el MVR sufrió una aplastante y contundente derrota; una derrota que entre otras cosas ha debido servir, cuando menos, para llamar poderosamente la atención acerca de la gravísima situación de anomia, inoperancia y de absoluta mediocridad en la que ha estado y aún continúa estando sumido el Movimiento en esta región.

   No obstante, contra lo que pudiera pensarse, ese estruendoso fracaso no le llamó la atención a nadie; no se le dio la debida importancia y mucho menos produjo la alarma que ha debido desencadenar. Motivo por el cual todo quedó exactamente igual; no se efectuaron los cambios y rectificaciones que a nivel de dirección estaban planteados, con lo cual quedó preparado el escenario para nuevas y sucesivas derrotas en este estado.

   Una de estas derrotas podría producirse a propósito del referendo del próximo 25 del presente mes –referendo para la Constituyente-. Las razones son varias. Entre ellas, la apatía, la incalificable y suicida indiferencia con la que los sectores dirigentes del MVR aquí en el Zulia, pero especialmente Durán Centeno y María de Queipo, han asumido el mencionado descalabro electoral. En tal sentido, parecieran creer, olvidando la alarmante lección del 8 de noviembre, que bastaría agitar como un mágico talismán el nombre de Chávez para que, como por arte de magia y sin haber realizado ningún tipo de trabajo previo, el triunfo del SÍ estuviera garantizado; para que la gente, como borregos amaestrados, salga a votar afirmativamente.

   No es necesario hacer un gran esfuerzo para demostrar que la realidad es totalmente distinta. Para comprobarlo, bastaría observar que apenas a pocos días de la consulta electoral, casi nadie habla de ella. Lo que demuestra que tampoco a casi nadie le interesa.

   La razón de esta desmotivación general es muy fácil de entender: la gente no sabe nada acerca de qué es un referendo o una constituyente. Y lo peor, que cuando los genios del Partido, esas vacas sagradas que andan como si estuvieran rodeadas de un halo de infalibilidad han tratado de explicárselo, tales explicaciones, como lo demuestra el indescifrable mamotreto que con esa finalidad redactara María de Queipo, sólo han servido para confundir y desorientar aún más al electorado. De tal manera, que no se sabe qué sería peor para el Partido: que traten de explicar qué cosa es un referendo o que no expliquen nada. A lo mejor esto último sería lo más recomendable para los objetivos de cambio perseguidos. Aunque no por eso, desde luego, se debía impedir a quienes, con muchas mejores credenciales y, por supuesto, con mucha mayor capacidad y mejores intenciones, puedan realizar el trabajo que la rosca dirigente no sabe ni está interesada en realizar y que impiden que otros lo hagan..

                                                                                                Abril del 99 

P/S. A la luz de lo dicho en la fecha señalada, abril del 99, ¿puede sorprender que el, 31 de julio del 2000, el Presidente Chávez haya sufrido, con la derrota de su candidato a la gobernación, su primer revés político en este país? ¿Que el Zulia haya sido el único estado de Venezuela en el que no se haya ganado ni una mísera alcaldía en estas elecciones y que los electores hayan preferido a un ladrón convicto y confeso como Arias Cárdenas que al auténtico líder del 4 de Febrero? ¿Sorprende, igualmente, que para la alcaldía, los electores se hayan inclinado por un corrupto y delincuente electoral como Manuel Rosales? ¿No amerita esto una seria y exhaustiva discusión?

                                                                                                                                ASO, 31-7-2000

P/S.   Desde la derrota en los comicios parlamentarios del 98, todas las elecciones realizadas en este Estado, con excepción de las efectuadas con motivo de la Constituyente cuando de 23 diputados sacamos 23, el chavismo las ha perdido todas. Es indudable que en ello ha tenido mucho que ver la forma tan profundamente antidemocrática como fueron postulados estos candidatos; forma en la que ha predominado, en forma ostensible, el amiguismo y el nepotismo, vicios que se creyó, ingenuamente, que serían erradicados definitivamente. ..

   Designar funcionarios con base al grado de amistad o consanguinidad que se tenga con los jerarcas del gobierno, como se viene haciendo, también es corrupción y constituye una seria amenaza para el Proceso.. ASO,

12-1-66   

"Los recursos que el Fondo Monetario Internacional les preta a los países, no pueden ser utilizados para financiar obras reproductivas, sino para pagar deuda de capital e intereses ya vnecidos. Es decir, que la situación de los países deudores se agravarán aun más con los empréstitos del FMI.

Nota actual: en el ante-penúltimo párrafo de este artículo hablamos de el amiguismo y el nepotismo como una de las desviaciones que más daño le ha hecho a este Proceso político. También en un artículo anterior titulado “La Crisis del agua en Maracaibo”, hablamos del actual presidente de Hidrolago como el personaje que con sus arbitrariedades, abusos y atropellos de toda índole, más ha contribuido al deterioro del liderazgo de Chávez en la región. Al punto de que ha hecho lo que ningún otro gobierno, por muy degene4ado que haya sido, se había atrevido a hacer. Me refiero, a  cobrar las reconexiones. ¡Qué molleja, coño¡ Y el tipo, como es guapo y apoyado, todavía está ahí. Terminando de deshuesar lo que todavía queda del chavismo en el Zulia  ASO.

alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1948 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a109273.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO