La Asamblea Nacional Constituyente y El Estado Comunal

A un mes de electa la Asamblea Nacional Constituyente, y en medio de ataques y debilitamiento de estas formas organizativas como espacios de construcción del Poder Popular, urge abrir el debate profundo, irreverente y sincero en torno a los mecanismos necesarios para transitar hacia el Estado Comunal como forma de superación del Estado Burgués.

Con Chávez vibraron nuevamente las fibras de la política venezolana, quien a través de la premisa "democracia participativa y protagónica" generó las condiciones necesarias para la incorporación del pueblo humilde en la preocupación por lo público, por lo que le afectaba y le beneficiaba, por los destinos de la patria. Así pues, decenas de formas organizativas se fueron ensayando, errando y acertando, hasta que la propia realidad fue privilegiando al Consejo Comunal y la Comuna como los espacios de organización popular por excelencia, que vienen a edificar una nueva superestructura política, buscando trascender el actual modelo político liberal burgués, que aún hegemoniza la realidad nacional (y mundial).

Sin embargo, muchas son las contradicciones a que se enfrenta el Consejo Comunal y la Comuna, como expresiones novísimas que buscan emerger en medio del andamiaje burocrático, contaminadas por las lógicas organizativas precedentes, vicios, antivalores, tendencias negativas y desviaciones que entorpecen su avance, como músculo clave en la construcción del Socialismo.

(…) con los Consejos Comunales debemos trascender ahora lo local, y debemos crear, ir creando por Ley en primer lugar, una especie de confederación regional, local, nacional de Consejos Comunales. Tenemos que ir marchando hacia la conformación de un estado comunal, y el viejo estado burgués, que todavía vive, que está vivito y coleando, tenemos que irlo desmontando progresivamente mientras vamos levantando al estado comunal, el estado socialista, el estado bolivariano; un estado que esté en condiciones y en capacidad de conducir una revolución.

Casi todos los estados nacieron para detener revoluciones, vaya que reto el nuestro, convertir al viejo estado contrarrevolucionario en un estado revolucionario. Tengo la fórmula clara, perdónenme si suena inmodesto esto, pero de estos ocho años y del estudio y de los maestros, y del pueblo vienen las señales; es de Bolívar, ustedes lo saben, esta tremenda señal luminosa, vibrante, esclarecedora de lo que tenemos que hacer; la voy a leer, es del año 1826, en una resolución del Consejo de Gobierno o ante el Consejo de Gobierno que dirigía Bolívar, dice Bolívar lo siguiente: "cada palabra es una luz", es un rayo compatriotas, ministros, ministras, vicepresidente, cada palabra es una luz, es un rayo, es un faro; "nada –dice Bolívar– es tan conforme con las doctrinas populares, como el consultar a la nación en masa sobre los puntos capitales en que se fundan los estados, las leyes fundamentales y el magistrado supremo. Todos los particulares están sujetos al error o a la seducción, pero no así el pueblo, que posee en grado eminente la conciencia de su bien y la medida de su independencia. De este modo, su juicio es puro, su voluntad fuerte y por consiguiente, nadie puede corromperlo, ni menos intimidarlo. Yo tengo pruebas irrefragables, del tino del pueblo en las grandes resoluciones, y por eso es que siempre he preferido sus opiniones a las opiniones de los sabios…", este es Bolívar, el verdadero Bolívar

Aló Presidente N° 366. Estado Miranda. 31 de octubre de 2010

Es posible que haga falta hacer algún ajuste en la Ley de los Consejos Comunales para darle la visión de integralidad, porque es una nueva geopolítica que no niega las alcaldías no, ni niega las gobernaciones, las trasciende. Trasciende el poder constituido, es el poder constituyente del pueblo pero organizado, las redes del poder popular.

(…) Hay una tendencia que es peligrosa, que es que el Consejo Comunal se enrolle como la serpiente, se enrolla en una cueva, y se va aislando de la lucha política global y va quedando a veces como si fuera bueno, denme dinero para este proyectito, para este proyecto aquí y se va quedando eso sólo en lo utilitario sería un error grave. La lucha primero que nada es política, es ideológica, tenemos que volver a repolitizar la batalla…

(…) Nosotros hemos estado un poco gestionalizando la política, la gestión pues, la obra, la carretera, eso es importante. Pero cuidado todo esto tiene que ser un gran esfuerzo signado por la política, la conciencia política.

(…) Es decir, el socialismo no se va a dar por sí solo, como algunos lo decían que era una marcha inevitable, como un río que va para el mar pues, no, si nosotros no lo construimos no habrá socialismo nunca.

(…) No. La historia demostró que esa tesis es incorrecta, no va a venir eso como caído del cielo tenemos que parirlo, pujarlo, construirlo.

En este episodio de Chávez Radical, el Comandante reflexiona sobre esta realidad, advierte sobre los vicios que la desvirtúan, propone programa revolucionario que realza el papel del sujeto pueblo, halla argumentación histórica y política en Bolívar, pero sobre todo, convoca a que estas formas organizativas trasciendan lo local, se constituyan en una confederación nacional comunera y se conviertan en epicentro y materia prima de la construcción del Estado Comunal, para cumplir con el objetivo de "convertir al viejo estado contrarrevolucionario en un estado revolucionario". ¡Vaya que reto el nuestro!

La consolidación de las comunas, como unidad geográfica-política-social, a través de la participación popular es una de las ideas centrales presentadas por el Comandante Hugo Chávez, quien instruyó al entonces vicepresidente ejecutivo "Nicolás, te encomiendo esto como te encomendaría la vida, las comunas".

"¿Acaso las comunas es sólo para el Ministerio de las Comunas? Yo voy a tener que eliminar el Ministerio de las Comunas, lo he pensado varias veces. Nosotros hemos asumido que el problema de las comunas es de un ministerio, y ese es un gravísimo error que se está cometiendo y seguimos cometiendo, no lo cometamos más, Nicolás", argumentó el líder revolucionario.

Para cumplir con las instrucciones emanadas por el líder revolucionario, el jefe de Estado, Nicolás Maduro ha impulsado políticas y creado nuevas instancias del poder popular. La primera de ellas los Consejos Presidenciales del Poder Popular, la consolidación de los consejos comunales y las comunas. Más recientemente se han creado de los Comités Locales de Abastecimeinto y Producción (CLAP), como instancia para la realización del cambio de modelo económico basado en el rentismo petrolero a un modelo productivo donde el poder popular organizado tiene un papel protagónico.

Este discurso histórico conocido como el "Golpe de Timón" impulsó la creación de una serie de políticas, acciones y debates sobre la profundización del modelo socialista venezolano, que se mantiene en la actualidad y es reivindicado por

El Presidente de la República, Nicolás Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 457 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /poderpopular/a251825.htmlCd0NV CAC = Y co = US