Hay que dejar tanta habladera de paja y promover una gran consulta nacional entre todos los Chavistas

Llamar a todos a la calma, a la sindéresis, a la conciencia y a la UNIDAD. No por nada nuestro líder aquel Diciembre nos lo pidió con mucho énfasis, UNIDAD, UNIDAD, UNIDAD. Él sabía lo que se venía, él sabía que los lobos estaban al acecho, sabía que aquellos que se pensaron dirigiendo la revolución y no lo están, buscarían cualquier excusa para hacerlo, incluso haciendo implosionar al proyecto, no porque haya implosionado, sino porque saben que pueden lograrlo.

Aquí propongo un gran acuerdo nacional entre Chavistas, entre los que se creen más Chavistas que Chávez y los demás.

Tenemos, es más, debemos, promover una gran consulta nacional entre todos los actores de la revolución, partidos del Gran Polo Patriótico, los electores, los independientes, los críticos, en fin, TODOS aquellos que se sientan con derecho a opinar y tener voz y voto. Organizado por el CNE y pactar entre nosotros en que respetaremos los resultados y qué, en unión, trabajaremos para lo que se decida entre la mayoría, sea lo que se proceda en la revolución.

YA BASTA DE TANTA HABLADERA DE PAJA.

Corremos el riesgo de no saber nunca en donde está la opinión de la mayoría y corremos el riesgo sin precedentes de que una minoría muy socarrona y altanera pero con mucho poder comunicacional, sean los que nos impongan agendas en la revolución.

DEMOCRACIA, DEMOCRACIA, DEMOCRACIA.

En artículos anteriores he dejado mi opinión y punto de vista muy claro.

El 6D tuvimos la gran consulta, y pareciera que sus resultados (dentro del chavismo) no lo hemos leído con seriedad.

LO REPITO:

5,6 millones de Chavistas salieron a votar apoyando la revolución por encima de guerras económicas y atentados de división interna, dándole un espaldarazo al gobierno.

Por otro lado, se abstuvieron de votar 2,5 millones de Chavistas, siendo víctimas (desde mi punto de vista) de la guerra de 4ta generación que tanto avisamos. No solo la guerra económica que pegó en sus estómagos y conciencias, sino, la más importante, la guerra psicológica que sigue haciendo mella entre nosotros.

Para mí fue una gran consulta que nos dijo que la mayoría estábamos rodilla en tierra y una cuarta parte de los nuestros se rindieron a la guerra. Algunos podrían estar o no de acuerdo, pero los números no mienten.

Y aunque a mi parecer ya se habló claro. Parece que esa cuarta parte de los nuestros se adueñó de los resultados y se proclamaron "vencedores", y por lo tanto, con la razón para exigir y demandar cambios estructurales, sin ver nada más que sus propios ombligos y sin percatarse que mas podrían terminar de lanzarnos al despeñadero que a una reunificación.

Debemos hacer un pacto entre nosotros para qué, con "otra" gran consulta, en donde participen aquellos que se abstuvieron, decidamos en donde está la mayoría y cuáles son sus opiniones.

¿Será que esa minoría de la que hablo está dispuesta?

¿O por el contrario, tal como la oposición, se creen por encima incluso de mayorías?

¿Ellos son la elite intelectual de la revolución?

¿O entre ellos, los ultra-izquierdistas, pretenden llevarnos por caminos más oscuros de violencia?

Ustedes los anti-maduristas, ¿están dispuestos a medirse en una gran consulta nacional y respetar su resultado?

Aquí propongo algunas ideas de lo que podría preguntarse en esta consulta:

  1. ¿Cree usted que debemos estar rodilla en tierra con la revolución, por encima de los malos momentos por los que estamos pasando?

Ó

¿Cree usted que la situación de escases y desabastecimiento debe atenderse primero aunque esto implique negociar con la derecha y ceder parte de nuestros logros?

  1. ¿Cree usted que en la conversación telefónica interceptada de Lorenzo Mendoza cuando dice que "¡Estoy en guerra!", es una bufonada con su interlocutor, ó, es una confesión que en realidad existe y existió una guerra económica?

  2. ¿Está usted consciente de que estamos en una guerra desde hace tiempo atrás y esta, es en gran medida psicológica?

  3. ¿Cree usted que el gobierno ha estado en una gran batalla por todos los flancos, incluyendo el interno, ó, sencillamente estamos ante un gobierno malo?

  4. ¿Cree usted que la liberación del dólar es una solución, aunque tengamos los precios del petróleo tan bajos?

  5. ¿Está usted dispuesto a ceder los logros sociales por la aparición de los productos básicos?

  6. ¿Cree usted que debemos entregar la revolución porque, según su opinión, la oposición nos ganó la guerra ideológica y por lo tanto el socialismo no cuajó?

  7. ¿Quién cree usted es el Chavista mas calificado para dirigir la revolución?

Por supuesto, una vez hecha la consulta nacional y haber visto sus resultados, TODOS y digo todos, deberíamos trabajar para reunificar nuestras fuerzas, y de una buena vez alimentarnos de nuestra conciencia de revolución y conciencia de clase y aquellos que han estado haciendo las cosas en sentido contrario a lo que nos muestra los resultados, enderezar el camino y trabajar en función de la UNIDAD.

Si los desfavorecidos por la consulta son el gobierno, entonces creo que Maduro no debe esperar revocatorio, debe llamar entonces a la elección primero, por la misma vía de la consulta, a quien el pueblo decida deba ser nuestro candidato a sustituirlo y luego renunciar (si resulta desfavorecido como candidato) y llamar a elecciones. Y todos debemos acatar los resultados (corriendo el riesgo de una división mayor, por si los votos se despliegan entre varias opciones de candidatos con bajo porcentaje y prevalece una mayoría relativa de Maduro) ya que aunque los anti-maduristas se presentan comunicacionalmente, nunca sacan cuentas de cuantos podrían ser los "Maduristas") (si es que esa acepción existe, yo no creo que existan maduristas, pero si existen anti-maduristas) ("Madurista" es un adjetivo peyorativo de los anti-maduro cuando no les agrada la opinión de los que pensamos que la revolución es algo que va mas allá de un gobierno o una persona).

Y si los desfavorecidos por la gran consulta son los anti-maduristas o anti-gobierno, entonces estos deberían, por respeto a los resultados, dejarse de tanta habladera de paja (que tanto daño hizo y hace) y lanzarse a la reunificación de nuestras fuerzas con respeto a los resultados. Y plantearse otros métodos de su visión. ¿Lo harían?

Allí sabremos quienes están del lado de la revolución de las mayorías y quienes les importan un bledo las mayorías sino sus propios intereses.

Aquí les dejo mi propuesta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2416 veces.



Joel Romero


Visite el perfil de Joel Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: