¿Los Consejos Locales, operadores políticos?

“Sólo el pueblo quiere su bien y es dueño de su suerte... desde hoy en adelante, Venezuela no será más el patrimonio de ninguna familia ni persona”

(Ezequiel Zamora, Cuartel de Barinas, 19 de Mayo de 1859)

El presente escrito es consecuencia de una declaración de prensa publicada en un diario de circulación nacional con el siguiente titular: “Oficialismo intenta usar consejos de planificación para controlar alcaldías”. Destacando como primer párrafo la siguiente leyenda: “Patria para Todos logró que el PSUV conversara sobre una figura de doble filo: los consejos locales de planificación municipal. Estas instancias pueden darles poder a los ciudadanos sobre el destino de los presupuestos municipales y si se les da uso político, pueden ayudar a construir el Estado comunal mediante el socavamiento de las alcaldías.”

Sin duda que lo que genera ruido en la declaración es la palabra “socavamiento de las alcaldías”, lo cual, en lo inmediato, no es ni el propósito de la Ley, ni el objetivo de los consejos locales de planificación pública (CLPP), pues como todos sabemos la construcción del Estado Comunal, es un proceso que en primera instancia lleva implícito llevar a un estadio superior el contenido participativo y protagónico de la democracia venezolana, establecido en la Constitución, para hacer efectivo el proceso de desarrollo y consolidación del Poder Popular como base sustentadora del proceso de transición del capitalismo hacia el socialismo.

Luego en la declaración se explana la opinión del Sr. Carlos Romero (que según el contenido declarativo, trabaja con un equipo de la UCAB en un convenio financiado por la Unión Europea para dictar charlas sobre los consejos locales de planificación en nueve municipios), quien da a entender que subyace un propósito político para hacer que los CLPP resten atribuciones al municipio (al alcalde), etiquetando al Poder Comunal como el gran “verdugo” de los burgomaestres.

Cabe mencionar, en primer lugar que el CLPP tiene rango constitucional, y su naturaleza lo convierte en “…la instancia de planificación en el municipio, y el órgano encargado de diseñar el Plan Municipal de Desarrollo y los demás planes municipales, en concordancia con los lineamientos que establezca el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación (en la presente coyuntura se trata del Plan de la Patria) y los demás planes nacionales y estadales, garantizando la participación ciudadana y protagónica en su formulación, ejecución, seguimiento, evaluación y control, en articulación con el Sistema Nacional de Planificación.” Lo cual lo convierte en la más relevante institución planificadora del municipio.

De manera, que lo que quiere hacer ver el Sr. Romero en cuanto a que los CLPP, acá en Venezuela no están concebidos para el debate de políticas públicas, dista de la realidad, pues efectivamente para eso fueron concebidos. Que son de naturaleza política? Obvio, Si casualmente, lo que se quiere es una sociedad politizada, que no es otra cosa que una población consciente sobre su condición ciudadana, es decir, con derechos y deberes que se concretan en espacios sociales comunes como los ya referidos.

El CLPP fue ideado para abrir espacios de encuentro entre los ciudadanos y sus instituciones, posibilitando el desarrollo de políticas públicas, gestionadas y ejecutadas por los ciudadanos, relacionadas con las expectativas y necesidades de la gente. Y digo esto, porque soy de los que creo que se debe confiar en la capacidad creadora del pueblo. Permitir a nuestro pueblo que  libere su potencial creativo, y si efectivamente creemos en el  y su organización, contribuyamos a la emancipación de la  inteligencia colectiva, la cual debe brillar  después de tantas derrotas, frustraciones, apatías y resignaciones.

Colocar en el tapete el tema de los CLPP es de importancia singular, y claro que saludo la iniciativa del PPT en pedirle al gobierno, que se impulse la puesta en marcha de esas instituciones planificadoras en todos los municipios del país. Su interés estriba en que de órgano integrador y de planificación, el CLPP viene a ser el capaz de propiciar la instrumentación del desarrollo sustentable de las comunidades y los fines del Estado.

El CLPP es una bisagra que articula el papel de los consejos comunales, de las comunas y del municipio ante las instancias de gobiernos estadal y nacional, a través de funciones muy precisas tales como: Impulsar la coordinación y participación ciudadana y protagónica en la formulación, ejecución, seguimiento, evaluación y control del Plan Municipal de Desarrollo, así como de otros planes, programas y acciones que se ejecuten en el municipio. Garantizar que el Plan Municipal de Desarrollo esté debidamente articulado con el Plan Estadal de Desarrollo y los Planes Comunitarios de Desarrollo emanados de los Consejos Comunales. Formular y promover los proyectos de inversión para el municipio ante el Consejo Estadal de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas. Además de, promover y coordinar con los consejos comunales el diagnóstico participativo con el propósito de determinar las necesidades, problemas, potencialidades y aspiraciones del municipio, en cuanto a inversión se refiere.

Por si fuera poco, el CLPP es la más clara evidencia de la participación protagónica del pueblo en las instituciones del municipio, pues las organizaciones del pueblo tienen mayoría en su integración,  pero además, tiene otras relevantes tareas como el impulso de los mecanismos del diagnóstico participativo (estudio y análisis de la realidad del Municipio que realizan las organizaciones vecinales y comunitarias debidamente integradas y articuladas a los consejos comunales y de las organizaciones sectoriales, coordinado por el Consejo Local de Planificación Pública, a los fines de la formulación del Plan Municipal de Desarrollo, así como el Plan y Presupuesto de Inversión Municipal de cada año.) y del presupuesto participativo (mecanismo que permite a los ciudadanos y ciudadanas del municipio proponer, deliberar y decidir en la formulación, ejecución, control y evaluación del Plan y el Presupuesto de Inversión Municipal anuales. El Presupuesto Participativo deberá contar con mecanismos amplios de discusión, debates democráticos, sin exclusión de ningún tipo, a fin de recoger el mayor número de opiniones y propuestas posibles.)

Ahora bien, donde está el problema?  En la apatía por parte de la mayoría de los alcaldes y cámaras municipales para instalar los CLPP, y esto se debe no a una superposición de  atribuciones del pueblo organizado sobre las alcaldías. NO. Se trata del temor de abrir las compuertas al pueblo para gobernar juntos.

Preguntémonos por un momento que alcalde del país necesitaría gastar recursos millonarios en publicitarse y colocar fotos suyas hasta en los arboles de la ciudad, si gobierna con la gente, si estimula el diagnóstico y el presupuesto participativo, si propone a la cámara municipal un proyecto de presupuesto de inversión que sea el producto de obras acordadas por las propias comunidades y en especial por los consejos comunales y las comunas. Se reelegiría casi de manera vitalicia. Por cierto, cabe mencionar acá, el ejemplo del alcalde del municipio Carirubana (Punto Fijo), en el estado Falcón, camarada Alcides Goitia, cuya gestión exitosa no está sustentada precisamente en estar publicitando su rostro y su nombre, contando con un elevadísimo porcentaje de respaldo a su gestión.

De manera entonces que estos operadores políticos, planificadores de la gestión pública en el municipio, impulsores de la conciencia ciudadana para la transformación social y económica, estos baluartes del poder popular, llamados los consejos locales de planificación publica deben ser puestos en marcha, muy especialmente por nuestros alcaldes revolucionarios, para que esa gesta sirva de ejemplo a aquellos de la reacción que critican nuestras debilidades en el estímulo al protagonismo popular, pero sin creer en él, incluso, niegan en la practica la  participación popular. El poder popular va de la mano con el empoderamiento del pueblo en todas las instituciones de gestión pública de municipios y estados. Como en una ocasión le escuche decir a mi amigo Clemente Scotto: “Es preferible equivocarse gobernando con la gente, que acertar sin ella”.

Muy lamentable y repudiable el vil asesinato del camarada, Diputado Robert Serra, ojala, por el bien de la patria, sean apresados los autores materiales e intelectuales..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2488 veces.



Victor Barraez


Visite el perfil de Victor Barraez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: