Los dioses, Irma y José

La naturaleza sabe mucho más que los "dioses" y los humanos. Y digo los dioses y no Dios, porque los seres humanos han creado tantos "dioses" como religiones, sin dejar de recordar que en determinadas creencias místicas se adora a una enorme variedad de "dioses".

El peligro para la humanidad no es la naturaleza y sus "fenómenos", sino las llamadas civilizaciones, modos de vida, ordenamientos sociales, formaciones económica- sociales y políticas, modalidades de relacionamiento de los seres humanos con su entorno natural y formas de dominación de unas clases sobre otras.

A la llamada "civilización industrial", y muy particularmente al devenir del capitalismo y del imperialismo en sistemas depredadores-destructivos, le toca una cuota especial de responsabilidad en el empobrecimiento de vastas regiones y poblaciones planetarias, en el calentamiento global, la desertificación del planeta, la horrible afectación de las fuentes de agua, la contaminación y envenenamiento de suelos, subsuelos, sobre-suelos y mares.

Tal realidad ha desordenado la lógica de la naturaleza, ha introducido mayores desequilibrios, frecuencias, duraciones e intensidades de los "fenómenos naturales"; reduciendo extraordinariamente la capacidades de compensación y potenciado sus impactos sobre un planeta, países y sociedades mucho más vulnerables.

Tal realidad no tiene nada que ver con ninguno de los "dioses" creados por los seres humanos y sus fantasías mentales: ni en los males que acarrea, ni con las zonas escogidas como escenario, ni en las regiones y países que se libran de uno u otro huracán, terremoto, inundaciones, tsunamis, tornados, erupción volcánica…

⦁ A PROPÓSITO DEL PASO DE IRMA Y LA VENIDA DE JOSÉ.

El "Dios" de una u otra religión, en consecuencia, nada tuvo que ver con lo que le hizo el huracán IRMA a Barbuda, San Martín o a Puerto Rico, o con el tratamiento relativamente benigno (en comparación con lo esperado) a nuestro país (República Dominicana) y especialmente en las zonas donde el impacto de sus aguas y de sus vientos fue menor.

Sobresale la inconsistencia de los creyentes en determinados seres sobrenaturales, supuestamente situados por encima del universo, con fantasiosos poderes para decidirlo todo, al atribuirle a su respectivo "Dios" ese trato relativamente benigno para con nuestro país; silenciando de paso responsabilidades similares respectos a los efectos catastróficos en otros lugares de nuestra cercanía caribeña. Esto equivale a endilgarle una doble moral a su adorado "Dios" de los cielos.

Yo asumo la ciencia y la explicación científica de lo que acontece en los territorios y sociedades, y en torno a seres que lo habitan, en su estrecha interacción con una naturaleza compuesta por seres vivos, materias inertes y energías que se mueven, modifican y transforman constantemente hacia formas, espacios y niveles conocidos y desconocidos, lo que a su vez habrá de acontecer y trascender permanentemente en el universo.

Creo en el conocimiento como creación interminable del pensamiento humano en estrecha relación con la vida en sociedad y con el resto de su entorno natural a nivel local y global.

Creo en la vida física-biológica y en la trascendencia del "alma" o el "espíritu", si por ello se entiende la infinita transformación de la energía; incluyendo sus significativas evoluciones no explicadas por la racionalidad humana en determinados periodos históricos; si se entiende todo eso como producto del desarrollo metal individual y colectivo, del acumulado como memoria trascendente y como dinámicas de impresionantes fluidos de las energías mentales.

⦁ AL PUEBLO LO QUE ES DEL CÉSAR.

Por eso analizo y entiendo los fenómenos naturales sin atribuírselos a ninguna divinidad o fantasía, y me empeño en develar las raíces de las tragedias sociales presentes y sus impactos conmovedores, terriblemente agravados, cuando se

superponen -un tanto dislocados y adulterados- a las vulnerabilidades sociales, económicas, políticas y culturales creadas por una dominación empobrecedora de las "masas" oprimidas o sufrientes; generadora, por demás, de enormes riquezas a favor de minorías insaciables que provocan desgarradoras penurias y estremecedores empobrecimientos al resto de la sociedad.

La riqueza creada va hacia los de arriba, se crea a beneficio del gran capital y sus detentadores, y a favor de los privilegiados a nivel de Gobierno y Estado.

La pobreza socio-económica y cultural, el empobrecimiento de todo lo natural, va a parar contra la existencia digna de los/as de abajo; se le carga a las fuerzas del trabajo cada vez más exprimidas, incluyendo su impacto negativo sobre los territorios, viviendas, medios de producción y vida, creando áreas y poblaciones cada vez más vulnerables en las zonas de altos riegos frente a inundaciones, huracanes, terremotos…

No es un designio de ningún "Dios", ni de ninguna fuerza sobrenatural, lo que le ha pasado con IRMA, o lo que le pueda pasarle con JOSE, a las casuchas miserables, a los/as desplazados/as, a las barriadas marginales, a los poblados de pescadores, a la gente de La Ciénaga, la Zurza, Loma Atravesada, La Mesopotamia, San Marcos…

Ni es "Dios" quien le otorga tan altos niveles de protección e invulnerabilidad -incluido el jugoso seguro de sus propiedades- a las mineras BARRICK, FALCONDO, ALCOA… a los depredadores de bosques, granceros y magnates como los Vicini, Bonetti, González Cuesta… a políticos corruptos como Félix Bautista, Leonel, Diandino, Danilo Medina, Pared Pérez, Díaz Rúa, José Ramón Peralta, Gonzalo Castillo, Quique Antún, Hipólito Mejía… a jerarcas católicos al servicio de los ricos como Agripino y López Rodríguez… y demás yerbas sistémicas.

Ellos disfrutan de una impunidad que se extiende a los ciclones más potentes. Son los "dioses" del mal que se las pasan atribuyéndole al "diablo" el desastre de sociedad impuesto por su dominación, la cual es preciso desmontar y superar cuanto antes mejor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 302 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Isa Conde

Narciso Isa Conde

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /pachamama/a252177.htmlCd0NV CAC = , co = US