Reflexiones sobre el Cuartel General de la Planta, y los estudiantes de manos pintadas y anos al aire del siglo XXI

Nos asomamos a nuestra querida Aporrea de fecha Octubre 05 de 2.009; y con encontrados sentimientos, tropezamos en la sección de Otras Noticias con el renglón: ¡Estos si eran presos políticos verdaderos! A continuación, escudriñando, vi hasta ese momento inédita para mi; la sorprendente y entrañable foto en la que con certeza si la memoria, la miopía la presbicia, y la edad no me fallan; figuro militantemente en fogueo de bautizo, y cursando propedéutico y pre-grado iniciático de hombre, entre un grupo de valientes y arrojados camaradas del Partido Comunista de Venezuela, y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria; detenidos en el Cuartel General de La Planta para los años sesenta.

Casi setentón, a 47/48 años de esos eventos; el alma se nos encogió. Se nos dilato el recuerdo. Nos embargo la pena y el dolor por los camaradas que dejamos atrás y regaron; (Libia, Rudas, El Chino, Motilón, Tito González Heredia, etc.) sus huesos irredentos esparcidos o sembrados en esta Venezuela que amamos tanto. Por la que hemos rebeldemente llorado a veces de impotencia como en efecto nos sucedió empuñando una pistola en presencia del felón golpe de estado contra Hugo Rafael Chávez Frías; y por lo cual de bajo perfil; -honestos con nosotros mismos-. Siempre hemos estado, y pretendemos estar hasta la culminación de nuestra existencia empeñados tozudamente en enfrentar la añagaza ideológica del capitalismo, y coadyuvar en la consolidación de las sementeras del Socialismo y el derrocamiento del actual e intacto estado burgués y su sostén cupulo-clerical venezolano. Depredadores, venales, inmorales, miserables, anquilosados y anti-históricos.

Muchos de los que pagamos cana en La Digepol, El Cuartel General de La Planta y/o La Modelo a despecho de la peligrosa traición de algunos que bajo cubierta se infiltraron en nuestras U.T.C.; tal es el caso del asqueroso

Miguel Morao, que tanto daño infligió, eran estudiantes de Bachillerato diurno y/o nocturno. Cursando pre-grado a nivel Universitario. Y otros ya jóvenes profesionales (Rememoro al abogado Rodríguez Mudarra). No obstante los acontecimientos; -los mas; y obligados por las circunstancias-, veíamos la necesidad de fracturar; postergar. Nuestros estudios ante la necesaria insurgencia contra el sanguinario “Gobierno Representativo y Democrático de Rómulo Betancourt.

Repetimos que han pasado casi cincuenta años de nuestras vivencias y circunstancias; y concluimos; que a propósito de los “estudiantes” del siglo XXI, con manos alzadas pintadas de blanco. Con simpáticas y cortísimas huelgas de hambre de solapadas ingestas. Ahora con la novedad, de los “varones” bajando femenil y delicadamente sus pantalones y mostrando sus fondillos en clara alusión a un sublimizado deseo de que se los partan. De muy cortas canas para aquellos incursos en delitos de orden publico y/o delitos contra bienes patrimoniales del estado; y cómodos compromisos de presentación ante los tribunales (en clara invitación a la contumacia) se “envalentonan” por que el estado burgués, los exime de estar entre rejas como es el deber ser. Evitándoles copiosas lloraderas. Bajas de tensión. Crisis claustrofóbicas. O en el mejor de los casos, que se enamoren de otro preso “protector”. Quien sin sutilezas los sodomizara. Les convertirá a felodependientes haciendo que se derritan de pasión; y posteriormente les guste como definición existencial y abandono de la política por ser esta un terreno de batallar y enfrentamientos.

Recordamos encanados e impotentes en las madrugadas de los años 60, el grito de guerra de lo mas vil; de lo mas miserable, de los presos comunes tanto en La Planta como en La Modelo……Murioooo Galaaaaaaapago; en alusión a que algún indefenso preso común, quizás detenido por insignificante desliz de poca monta bajo la “Democracia Representativa de Rómulo Betancourt” y separado de nuestro calabozo general de presos políticos. Había sido violado. Llenos de cólera, escuchábamos los gritos y lloros de la victima. Y de seguidas como en un bombardeo estéril; llenos de rabia, inundados de ira, les gritábamos a esas bestias disociadas, a ese lodazal lumpen; cualquier cantidad de improperios. Les sacábamos la madre a los Guardias Nacionales y los tildábamos de Hijos de La Grandisima Puta que los Parió, por no impedir esas atrocidades. La respuesta era al filo de la madrugada, la entrada en cambote a nuestro calabozo general (No recuerdo si era el numero uno o el numero dos) de los “Efectivos del Honor es su Divisa Cuarto Republicanos”. Destrozando colchones, rompiendo y decomisando libros; confiscando o contaminando el bastimento colectivo de la despensa aportada por las visitas; vertiendo en los albañales nuestra agua potable; y repartiendo culatazos y peinillazos a placer.

De esos infiernos venimos sin chistar, para que estos marisquitos de manos pintadas y mostradores de culo; se abroguen autoridad alguna para cuestionar los adelantos democráticos. La sanción de oportunas leyes de poder popular. La libertad de prensa rayana en el libertinaje, la conspiración y el golpe de estado. Y su odio mayormente irracional por cretinos, tullidos mentales y enfermos psico-somáticos, que les hacen dar la espalda a la irreversible sementera socialista de nuestro porvenir. Patria, Socialismo o muerte……..….……Venceremos.

julioc_br@hotmail.com

Cronista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1793 veces.



Julio Cesar Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: