170 vagos aumentaron de peso y terminó la fiesta

Se acomodaron en finas colchonetas, jugos, arepas encaletadas, salmón rosado, queso camembert y roquefort, gruyère, y feta griego. Echados, tranquilos, jodiendo, divagando, sin tener que estudiar ni pensar en nada. Según el informe de anoche llevaban 155 horas de ayuno que es como para matar cualquier manganzón como lo allí echados. La farsa ya no aguantaba diez horas más, porque realmente ninguno había estado mal. Cuando los trasladaban a los centros asistenciales mostraban los más vigorosos resultados. Los médicos era de Primero Justicia y del Movimiento “No es NO” de Bobolongo. Bobolongo había propuesto que se echaran allí una semana más, pero todos se morían de la risa, y viendo que era ya imposible seguir con el circo, dirigentes del Movimiento 2Dse fueron a la sede de la OEA en Caracas para manifestar su apoyo a los estudiantes. Bobolongo decía: "es una expresión extraordinaria de la defensa de la democracia. Los muchachos han puesto en riesgo su propia vida. Es algo que se hace en situaciones extremas, pero en un país donde se cierran las instituciones públicas y no se cumple el debido proceso se convierte en una manera de manifestar totalmente válida".

Bobolongo recalcó que la huelga de hambre había un acto que hasta sectores partidarios del presidente Chávez siguieron con atención porque aprecian el riesgo de que el país se convierta en "un régimen dictatorial terrible, como el de (Muammar) Gaddaffi, en Libia".

Oño, tenían que meter a Gaddaffi en la vaina, porque la Cumbre África- América les había dado en la madre. Además esa fue una huelga para apoyar a Micheletti. Bobolongo, codo a codo con los malandros gozones de la oposición recalcaba que el presidente de la República ha vendido en el mundo entero la falsa idea de que en el país se vive una democracia perfecta, "pero no deja entrar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque de hacerlo el mundo se daría cuenta de los atropellos que aquí se cometen contra los derechos humanos", como si todo el mundo no pudiera entrar en nuestro país y ver todo lo contrario.

Sobraban a la hora de la suspensión del show, 47 colchonetas de las que habían sido donadas por la embajada norteamericana. Dada la orden de coger para otro sarao, recogieron sus headphones, sus equipos de sonido, sus CD’s rumbéricos y sus ricas colchas, cada cual llevado un combo de ricuras regalo de los jefes de la empresa: Zuloaga y compañía. Una de las arrecheras que se esparcieron y acabaron con el bonche fue la selección de los manganzones que viajarían a Washington. Había muy pocos huesos para tantos perros. La selección provocó hasta coñazos. Todos quieren tener el destino de Pajulio Rivas y estar dentro de los próximos 15 días a la sede de la OEA, en Washington, para exponer las razones por las que se mantuvieron casi una semana apostados a las puertas de su embajada en Caracas. Ahora buscan a más Pajulio Rivas y por eso de inmediato los pechos enhiestos de muchos balandros se medirán con la policía este sábado una marcha desde la plaza Brión de Chacaíto hasta la Cancillería. Al tiempo que se anunciaba el receso de la jodienda algunos balandros se negaban a entregar sus colchonetas, entre ellos Juan Dacre, quien lloraba al teléfono mientras conversaba con su padre José "Maraco" Dacre, preso desde enero. "Libertad, libertad", corearon los estudiantes. Qué vaina.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2400 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a87529.htmlCd0NV CAC = Y co = US