Padres y madres uníos en defensa de vuestros hijos

El gobierno revolucionario pretende a través de nuevas leyes clavarle a todo el mundo lo que ya fue rechazado cuando el pueblo dijo No a la Enmienda. El presidente con el control de todos los poderes ha ordenado a la Asamblea Nacional, legislar para convertir al paquete de la enmienda en leyes de la República. Vienen por lo tuyo, por tu propiedad, ya está lista la Ley que autorizará al gobierno a ver cuales espacios no utilizas en tu vivienda para adjudicarlos a quienes no tienen donde vivir. Ahora con la nueva Ley de Educación, “Vienen por nuestros hijos”. No permitas que te quiten tus hijos. Esa campaña aderezada con la persecución a los medios y la mordaza a los periodistas, es el plato del día.

Lo más caricaturesco de esta nueva arremetida de la apátrida oposición, contra las conquistas del pueblo, es que esta canallada, esta infamia terrorista, que atenta contra la tranquilidad y la estabilidad de la familia venezolana, que viola los derechos humanos, la LOPNA y a la constitución de República Bolivariana de Venezuela de la A a la Z, se hace a través de la radio, la TV y los medios impresos, impunemente. Al lado de estas menciones terroristas, se lee en grandes titulares que “No hay libertad de prensa y expresión, que el gobierno domina todo el espectro comunicacional y lo tiene a su servicio y persigue a los pocos medios independientes que quedan rezagados.

La campaña es un irrespeto a la inteligencia humana, porque la forma en que está siendo llevada adolece del más mínimo respeto a la capacidad pensante del venezolano. Veamos por ejemplo que en el proyecto de Ley, que según la gusanera mayamera y sus micrófonos en Venezuela han propuesto los ministros Héctor Navarro Díaz de Educación y José Acuña de Educación Superior, habla de menores de edad. Este concepto fue borrado de nuestro vocabulario y del estamento jurídico, a raíz de la aprobación de la LOPNA, donde se declara al niño, niña y adolescente como sujetos de derecho y desaparece el concepto de menor de edad, que en la vieja legislación les reducía a una condición de absoluta dependencia legal y su voluntad, sus derechos, estaban sujetos a la potestad de padres o tutores. Pero hay algo más estúpido y es que en el artículo 5° donde se refiere a la Patria Potestad, que pasará a jurisdicción de los “Círculos Infantiles” de la “Provincia” donde residan sus padres. ¿ Señores disociados, son ustedes tan infelices, que ni siquiera se han puesto a pensar que la división político territorial de Venezuela, se refiere es a Estados, Municipios y Parroquias, más nunca, a provincia,que son denominaciones utilizadas en España, Cuba y otros países hermanos? ¿No han pensado que la CIA, que intenta reproducir aquí la “Operación Peter Pan” , ni siquiera corrigió el borrador de supuesta Ley que presentaron al pueblo cubano en el año 62, para llevar a muchos padres a desprenderse sus hijos y que por eso el panfleto que circula en colegios y medios, habla de provincia en vez de Estado?

La irresponsable campaña tiene que ser sometida al escrutinio legal, porque está siendo orquestada por docentes en colegios privados y en esa práctica hay perfil criminal, puesto que siembra terror entre niñas, niños y adolescentes y un quebrantamiento a la ética del ejercicio de la docencia, porque un maestro o maestra, que se preste a esta maniobra no puede y no debe continuar en un aula, porque está atetando contra la salud y otros derechos de los educandos bajo su responsabilidad y evidentemente tiene problemas de trastornos psíquicos que ponen en peligro la seguridad de sus alumnos. En cuanto al espectro mediático Conatel y demás organismos deben y están obligados poner coto a esa campaña que pudiera implicar traición a la Patria.

Lo vergonzoso de todo esto, es que precisamente el panfleto que ha circulado en colegios privados, es el mismo que desde Miami, lee a través de una emisora que transmite en español, un locutor venezolano, con los mismos errores de hablar de menores de edad y de Provincia en vez de Estado, lo que nos dice claríto de donde viene la campaña.


Lo preocupante es que precisamente dentro de la llamadas “Clase media” ¿ ? hay quienes están buscando información a cerca del proceso de adopción internacional. Y es preocupante no por quienes tomen esa decisión, sino por las pobres criaturas inocentes que pudieran tener la misma suerte de las niñas y niños cubanos, cuyos padres engañados por los perversos actores de la CIA y de la Iglesia Católica mayamera, creyeron que sus hijos iban a colegios privados religiosos y resultaron que fueron a parar a orfanatos y centros carcelarios, donde fueron sometidos a todo tipo de abuso. Existen testimonios que ilustran la desgracia de niños cubanos víctimas de la “Operación Peter Pan”, que tuvieron que servir de pareja a jefes mafiosos en los retenes, para evitar ser maltratados por los aberrados zagaletones que purgaban pena en esos centros por diferentes infracciones a la ley. La mayoría de estos pequeños y pequeñas jamás volvieron a reencontrarse con sus padres y muchos y muchas enfrentaron situaciones de esclavas y esclavos, tanto sexual como del trabajo a que fueron sometidos.

Frente a esta situación la ciudadanía tiene que organizarse para enfrentar esta guerra mediática o de cuarta generación que tiene como única finalidad desestabilizar al gobierno revolucionario, pero que está haciendo estragos psíquicos en nuestra población y particularmente en los estratos de mayor poder adquisitivo o clase media, que son los que más atención prestan a medios terroristas., tanto del espectro radioeléctrico como del impreso que gracias a la lenidad de algunas instancias oficiales y a la ausencia de organización comunitaria actúan impunemente.

Por eso el llamado a padres y madres es a la organización para confrontar esta perversa guerra, a no dejarnos amedrentar ni enloquecer con esos diabólicos mensajes. Vamos a organizarnos en defensa de nuestros hijos e hijas. Vamos a encender nuestra inteligencia y a apagar la TV. Hay que solicitar a nuestros ministros de Educación la publicación del proyecto de Ley para discutirlo abiertamente en todos los espacios sociales y desenmascarar a los criminales apátridas, que están montados en la ola de esta perversa campaña. La nueva Ley de Educación debe privilegiar al Estado Docente y el Poder Popular, como ente activo en las labores de supervisión y evaluación de la calidad de la educación que se imparte en el país.

“Padres y madres uníos en defensa de vuestros hijos”. A Globovisión, no la tiene que cerrar el Estado y sus leyes, sino el pueblo con consciencia. “Enciende tu consciencia y apaga a Globovisión”. Esta debe ser una consigna para la movilización nacional y convertir a paredes y demás espacios en murales denunciando la traición criminal al pueblo y a la Patria por parte de actores mediáticos y politiqueros, que juegan a la invasión extranjera de nuestro sagrado territorio. La pinta de paredes es el periodismo del pueblo. Hagámoslo púes. Apaguemos a Globovisión y cerremos a los panfletos golpistas, con nuestra consciencia.


Periodista CNP 2414

cd2620@gmail.com. Cadiz2021@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: