Orden de deportación diferida

Es un status de permanencia temporal en Estados Unidos, cuyas siglas en ingles son DED (Deferred Enforced Departure). Esta condición de protección migratoria está siendo solicitada desesperadamente por los autodenominados “Exiliados” o gusanos mayameros, que alegan en sus suplicas ante las autoridades norteamericanas no poder regresar a Venezuela por temor a represalias políticas del régimen de Hugo Chávez.

Estos paladines de la deshonra nacional se la mantienen apostados en las cercanías de la Casa Blanca con pancartas y petitorios alusivos a una extensión de su denigrante estadía en la tierra del Tío Sam, casualmente a pocos días de la toma de posesión de Barack Obama. Aunque la anhelada permanencia y aprobación del termino “Exiliado”, les ha sido reiteradamente rechazado.

A estos pitiyanquitos se les ha venido el mundo encima, porque cuando picaron cabos, unas oleadas en el 2002 y otras después, no contaban con el vuelco dramático que diera la economía global y en particular la norteamericana, donde mas de un inmigrante ha tenido que retornar derrotado a su país de origen para no entrar en las estadísticas de la de los desempleados o mas aún, la indigencia.

El gringo, se va a ver en la necesidad de retomar los subempleos que rechazaban por sucios o mediocres, tales como: Limpiadores de ventanas, de cañerías, chimeneas, de automóviles, mesoneros, fontaneros, albañiles, verduleros, carretilleros, panaderos, moderadores de televisión basura, periodistas palangristas, etc. etc.

No nos extrañemos entonces si por casualidad volvemos a ver en la tierra de Bolívar, a próceres como: Orlando Urdaneta y su mira telescópica, Patricia Poleo y su periodismo basura, Napoleón Bravo y su sonrisita burlona, algunos de los monsters del petróleo, tales como, Eddie Ramírez y su palito, Juan Fernández y su reporte, Horacio Medina y otros. Igualmente los cabeza de Federal, González González, el soldadito de plomo, Guaicaipuro Lameda, cabeza e yema y el Alferito de pacotilla.

Ya he visto por estos lares, uno que otro artista en decadencia, como Carlos Mata, que despotrican de su país en el exterior y se jacta de que todos sus hijos son nacidos en otras latitudes como España y EE.UU. y se le ilumina el rostro de orgullo al contarlo. Pobre.......

Sigan pues, buscando su sueño americano y no desamparen el jardín de las rosas de la Casa Blanca, porque en cualquier momento Obama aparecerá para atenderlos y olvídense de George, porque hace rato dejó el pelero, por la puerta de atrás………


Patria, Socialismo o Muerte………Venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1219 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor