La unidad de espaldas a la oposición

¿Cómo lograr la unión con partidos políticos en crisis? Ninguno de ellos logra reunir un conglomerado representativo en torno de esa o cualquier otra candidatura. La oposición solo quiere destruir los cambios y limitar el poder del presidente Chávez. Esa doctrina tiene sus orígenes en el capitalismo, en la cual el poder concentrado en pocas manos esta tutelado por poderosas sociedades norteamericanas en potentes burocracias privadas que todavía ejercen funciones públicas, cuya integración en el proceso constituye hasta el presente un problema de solución indefinida.

Por otra parte, los instrumentos convencionales del gobierno se tornan progresivamente ineficaces frente a estos grupos que controlan importantes sectores de la actividad económica del país. Es una oligarquía que automáticamente se auto perpetua. El poder económico de estos grupos no tiene el menor titulo de legitimidad por la afectación causada a millones de personas a las que hoy prometen y prometen beneficios sin la menor intención de cumplir. No cumplieron antes ¿Por qué lo harían ahora? Grupos oligárquicos que deben ser sometidos a las mismas restricciones jurídicas aplicadas a los inhabilitados.

Políticos de la oposición acostumbrados a que las grandes empresas estadounidenses se transformen en un súper poder en territorio venezolano. En sus manos estaba la orientación de las inversiones públicas, la localización de las actividades económicas y la implementación de la tecnología a ser usada solo por estos grupos. Resulta evidente que retomar este poder para continuar con el alquiler de la patria acarrea desacuerdos que no permiten esa unión.

Efectivamente la indiscriminada penetración de economías dependientes de la que gozaban ya no es posible por la nacionalización de las industrias básicas del país, provoca desequilibrios de difícil corrección en las filas opositoras, por el dólar controlado, importante recurso para continuar con el saqueo de la dignidad nacional que originaba disparidades extremas en los niveles de vida de la población. Se les invito a participar en la reconstrucción industrial. El gobierno a dado claras muestras de unión y acercamiento con la oligarquía, amnistío a traidores y corruptos a pesar de nuestras protestas por los resultados del aumento contrarrevolucionario que eso origino.

Toda posición autentica basa su fuerza en un conjunto de juicios de valor en las cuales se unifican los ideales de una sociedad. Y si esa colectividad no dispone de partidos políticos moralmente adecuados para interpretar sus legítimas aspiraciones, el resultado es la carencia de unión. Esos candidatos saben que no están apoyados por el pueblo, por lo tanto surgen lo que observamos todos los días la manipulación de las encuestas en complicidad con los partidos políticos comunicacionales.

Los candidatos opositores no están en condiciones éticas de emprender tareas de desarrollo, Al contrario han conducido a un pronunciado debilitamiento de la oposición incapaces de interpretar las aspiraciones nacionales y de congregar las poblaciones en torno al legal y necesario elemento de hacer oposición. En todo este tiempo no han querido ofreces propuestas de trabajo por depender exclusivamente de las ofertas de golpe desde los EEUU.

Desde el acuerdo del 23 de enero se han debilitado más, sus formas tontas y clásicas de oponerse han pasado a un tercer plano como forma de organización política en Venezuela. Chávez los ha conducido por donde el presidente ha querido, han sido incapaces de ofrecer una resistencia acorde con las necesidades del país. La venta del espectáculo de oponerse a Chávez, Chávez y mas Chávez ya no da resultado. Su manifiesta incapacidad de ofrecer alternativas sociales regionales es elocuente, sino tienen a Chávez quedan desnudos en su mediocridad.

Si la oposición política se contenta solo con participar en listas y encuestas individuales que no son las reales para luego renunciar a sus aspiraciones electorales a favor de... por que lidera las encuestas de Rosales y CIA. Sean estos quienes regulen la desestabilización dirigida desde el Langley Virginia para que resuelva los problemas de unidad en la oposición. Lo más cómodo para estos opositores, es renunciar a favor de alguien. El pueblo venezolano debe darse cuenta de la enorme cantidad de oportunistas que pretenden dirigir una alcaldía o una gobernación sin siquiera presentar un proyecto político unido que garantice seriedad en su gestión o un programa de gobierno acorde con las necesidades he intereses de la sociedad. Proponen una segunda vuelta, para sostener la unión ¿Cual unión? La oposición no arrastra ni moviliza masas con creciente entusiasmo popular. Esta desunión esta afectando a su misma gente. Candidatos que creen ser favorecidos por ese minúsculo segmento selectivo, lo único que han hecho es dividirlo en grupúsculos cada vez más pequeños en una inútil oposición.

Hasta aquí, hemos puesto de manifiesto que para recobrar una autentica autonomía de nuestro destino frente al desafió capitalista hace falta una radical toma de conciencia. Revolución que debe traer consigo la renovación de la sociedad suprimiendo las oligarquías y los grupos políticos de extrema derecha. Si la oposición y la oligarquía quieren seguir siendo dueño de su destino, tendrán que aceptar las invitaciones de unirse al programa de gobierno revolucionario o preparar sus maletas y buscar un punto geográfico en donde puedan impulsar su progreso individualista. Aquí no tienen cabida. No volverán. Los procesos son colectivos y los recursos dedicados al pueblo, si no lo serán.

Solo pretenden una aventura política. Son calculadores económicos, para ello requieren una dimensión financiera del gobierno que rebase los presupuestos de las alcaldías o gobernaciones. Si el esfuerzo por figurar continua, empeñado en las elecciones, es porque el despilfarro de recursos conducirá a pobres resultados sociales o bien a una concentración de medios políticos para disposición de la contra revolución.

Un importante resultado global, ha demostrado que lo que se llama capitalismo, defendido por ustedes no tiene la menor posibilidad de encontrar los medios de su propia acción, dentro de un marco cada ves mas estrecho por la ambición de ese pequeño grupo de personas que no son capaces de unirse para presentar un frente opositor acorde con las necesidades políticas de un gobierno revolucionario. Toda oposición es bienvenida políticamente, siempre y cuando sea capas de aglutinar en su centro la sociedad a la que pertenece. Pero ni eso, no lo pueden hacer 20 personas dedicados a la politiquería, se la pasan de reunión en reunión destruyendo acuerdos y promesas por intereses estrictamente personales.

Su actividad política opositora en esas circunstancias no es indispensable ni para la sociedad que representan peor para el grueso de la masa que deseamos sostener el proceso del cambio. La demostración teatral en libre horario solo tiene valides circunstancial para su entorno familiar de la cual el egoísmo y los prejuicios son los aspectos posibles. Será preciso también que sus encuestas para integrarse a la comunidad sean creíbles. Las encuestas, metodología acordada por ustedes para la primaria electoral ahora son cuestionadas por inmorales y ajenas a la realidad por ustedes mismos. Los ensayos, los programas de televisión, la unificación con los partidos políticos televisivos, la calumnia, la mentira transmitida de programa en programa no logran ya ocultar las ambiciones personales de cada uno de ustedes, por lo tanto carecen de ética para ser autoridad de una colectividad.

Será una feria de mercado y una retirada del estado lo cual equivaldría aun rápido retroceso moral, insistir en postularse estando inhabilitado. Significaría que no hay estructuras de gobierno y eso no será posible. La constitución es para todos. Por lo tanto chequeen bien que sus candidatos no sean corruptos.

Venezuela como las otras naciones Suramericanas se ven obligados a una integración infinitamente mas pronuncia y profunda que todas las realizadas hasta hora. Y si Venezuela no llega a dirigir y controlar por si misma la integración externa y la unión interna con estos grupos de oligarcas que no les interesa realizar oposición política sino contrarrevolución. Tendrán que realizarla bajo la presión de una revolución armada para frenar los grandes proyectos imperiales que se avecinan, con la ayuda de estos grupos nacionales.

Nos encontramos con una oligarquía que da la espalda a la unión. ¿Por qué? Será que no les interesa porque su cometido es otro. Netamente desestabilizador. Sea como sea, su retorno a la vida política ya no es posible con la construcción socialista. O forjamos una política verdadera mente revolucionaria y humana o los norteamericanos seguirán organizando con esta gente la desestabilización. Este punto es indispensable por que entraña ciertas consecuencias por la acción requerida. Lo que si esta claro es que no pueden volver.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3368 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: