Adriana nos sacó la Peña, en otra fase del plan del imperio

La tipa, Adriana Peña, vino a eso, a sacarnos la peña; se cree una reina de belleza pero expele más mierda que otra cosa: pura prepotencia, pura jactancia: “soy diputada y tengo derecho a…”. De luenga cabellera y harto coco vacío; con más pelo que una peluquería. Si ya Chávez lo dijo en una ocasión, que nosotros, aunque buscamos la unidad, no andamos en plan de besarle el culo a MERCOSUR para que nos admita. Eso está requetedicho. Pero en el plan muy bien cocinado por los padrotes de derecha sureña, le dijeron eso: Diles que Venezuela no ingresará si inhabilitan a Leopoldo López; y pues bien, los lacayitos venezolanos halagándola como si fuera una gran vaina.

Viene, y que en representación de la Comisión de Ciudadanía y Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur pero no pregunta en absoluto por qué será que se está inhabilitando al pitbull López. Como representante de la ultra-derecha uruguaya ha venido a causar escándalos, a ofender al país, y por su puesto a poner a los EE UU por las nubes, como la gran madre de la libertad del planeta. No ha venido realmente a escuchar las dos partes, porque lo que ha venido es a provocar. Dice que anda en plan de recoger evidencias de violaciones de derechos fundamentales en Venezuela, cuando aquí quienes han violado los derechos humanos han sido sus amiguetes de la oposición venezolana que ya dieron un golpe de estado, y paralizaron a sangre fuego más de tres meses al país, dejándonos sin alimentos, sin gasolina, en medio de un espantoso terror mediático. ¡Mira Peña, averigua si los medios venezolanos violan los derechos humanos¡ Eso es lo que debería hacer. Qué más evidencia de violación que eso.

Y tiene los ovarios miss Peña, de pedirle al CNE que retrase la fecha de las inscripciones. No conoce al país, no le interesa realmente investigar por qué están inhabilitados políticamente esos 260 personajes. Quisiéramos saber si ahora ese parlamento va a ir de país en país del MERCOSUR metiéndose en los asuntos legales de cada nación para pedir sanciones.

La Peña se reunió con Ricki Sánchez de la FCU de la UCV, con otros dirigentes de la oposición y otros sectores de la sociedad, y aspiraban a que Russián también se metiera en ese antro de golpistas para que lo interrogaran.

Pero ella, al igual que el Departamento de Estado norteamericano cuando invade países de América Latina o de África, contesta que está aquí para proteger y fomentar la democracia en los Estados partícipes, en los Estados asociados y en los Estados en vías de asociación. Y eso es lo que estamos haciendo. No requerimos la anuencia del presidente del Parlamento para estar aquí. Es decir ha venido porque le ha dado la gana, y porque la oposición la llamó. Punto.

Quiso reunirse abusivamente y en plan de policía con la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional Electoral y la Contraloría General de la República., pero de todas estas partes la mandaron a hacer gárgaras.

Cuando le preguntan ¿Qué razones puede tener el Gobierno para no querer defenderse?, entonces se ríe, con su inmensa jeta, y contesta: Nosotras no podemos leer la mente de ellos. No podemos imaginar cuál es la razón por la que no han venido, a pesar de que los hemos contactado por todas las vías. Pero lo cierto es que el que calla otorga. Esta fue exactamente la frase que soltó ayer en “Aló Ciudadano”. Es decir, como Venezuela no va a responder sus sandeces, entonces es cierto que hemos violado los derechos humanos de un grupo de ciudadanos.

Cuando le dice: que las autoridades han alegado que son diputadas de derecha, que vienen a intervenir en los asuntos internos de Venezuela, contesta otra vez riendo: “Mi partido es de centro, así que no creo que mi motivación sea de derecha o de izquierda. De todas maneras, este tema no se puede colorear con las ideologías. Hay dictaduras de derecha y dictaduras de izquierda. La democracia se hace respetando los derechos humanos; si no, no hay democracia.” Como si nosotros fuésemos pendejos.

Pero la tipa se desmadra sin pudor ninguno: “Sí hemos visto violaciones de derechos humanos en Venezuela. Escuchamos de intentos de asesinatos, violación de derechos de las personas, atentados en contra de bienes privados, persecución. Hemos escuchado esto de muchas voces. Entonces cuando las campanas suenan, por algo será, ¿verdad?”

Sin embargo, esta misma Peña, considera bueno que la IV flota navegue por nuestras aguas; le parece bien que EE UU masacre niños y ancianos en Irak y en Afganistán. No dice ni pío de los crímenes de Bush en la base norteamericana de Guantánamo. Eso para ella no es violar nada en absoluto. ¡Qué peña, que marrana, coño!


jsantroz@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1907 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a61908.htmlCd0NV CAC = Y co = US