Bobolongo encartará en El Nazional el programa de su partido 2-D cuyo contenido todo es: “No es No”

Ustedes recordarán que el 2 de diciembre de 1952 fue cuando Marcos Pérez Jiménez armó aquel tremendo fraude con el que se apropió de la Presidencia de la República. A partir de entonces cundieron por todo el país escuelas, liceos, avenidas, calles y plazas con el nombre de “2 de diciembre”. En muchos lugares el símbolo 2-D se hizo emblemático para la dictadura. Ahora Bobolongo, loco de bola, ha creado el monumental partido “2-D”.

¿Qué les parece?

Realmente a la oposición nada le hace más daño que una victoria. Debería recordar al Gran Mariscal de Ayacucho quien decía que la victoria no da derechos, pero anda enloquecida, casi reclamándole al Presidente que deje de gobernarnos y que les dé, a todos sus bobolonguitos los cargos, el espacio para antes con harto abuso aquí controlaban y monopolizaban.

Este partido sí es verdad que cabe en una urna. No en un volkswagen. Casi tres años estuvo Bobolongo reclutando gladiadores para conformarlo, ¡y cómo le costaba, carajo! Pablo Medina se consideraba auto-incluido porque él andaba muy realengo, siempre muy necesitado el pobre de publicidad, y como Bobolongo lo tiene de utilitis para todas sus mierdas, bueno no costaba para nada convencerlo. Pablito sirve para aparecer en afiches ridiculísimos que diseñan en El Nacional, que si el pobre Pablito tuviera que pagarlos ni metido a “mula”. A Pablito lo llama con frecuencia Bobolongo y le dice cosas como esta: “Mira Pablito, por allí vas a aparecer como autor de un libro sobre Danilo Anderson, ven, pásalo a buscar para que le des una mirada. Ya he llamado a Globovisión, Televen y RCTV para que te hagan unas diez entrevistas. Tú nunca dejarás de ser un personaje político importante, y estás en todos los ajos.”

De modo que Pablito no tenía ni qué ser llamado para integrar al partido M 2-D. El programa del partido “2-D” lo repartieron en la presentación en un libro de tapa dura y con cantos dorados, y todo su contenido está conformado por enormes letras que dicen: "No es No".

El acto lo hicieron en la sede del Colegio de Ingenieros de Venezuela en Caracas, ante un inflado público de ancianos jóvenes y antiquísimos dirigentes de antidiluvianas organizaciones sociales, sindicales y empresariales.

Bobolongo leyó el manifiesto del Movimiento 2-D, y aclaró que su organización no es política ni electoral, ni tendrá un liderazgo jerárquico, ni tendrá por qué asistir a las reuniones, por lo que cualquiera de sus integrantes podrá en algún momento fungir de vocero. Bobolongo, muy heroico, extraordinariamente brillante y seductor, exclamó: "El 2 de diciembre de 2007 los venezolanos votamos contra el proyecto de reforma de 69 artículos de la Constitución nacional sometidos a referéndum por el presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

Bobolonguito no tiene mesura en sus inventos y por eso peca de los mismos errores de un Henríque Mendoza cuando dijo que la oposición en el 2003 recogió 27 millones de votos. Bobolongo exclama ahora que el triunfo del 2-D fue una batalla lograda masivamente por todo el pueblo venezolano.

Lo que más escama a Bobolongo, quien tiene que dormir a fuerza de batidos de sedantes como ativan, es que Chávez les advirtió: "Prepárense, porque vendrá una segunda ofensiva rumbo a la reforma constitucional… el gravísimo peligro del que escapó Venezuela el 2 de diciembre, cuando se derrotó el proyecto que significaba la abolición de los poderes, para conducirnos al suicidio de la sociedad democrática".

Rememoró que la reforma eliminaría la empresa y la propiedad privadas; permitiría a Chávez que se erigiera en presidente vitalicio; crearía una guardia pretoriana bajo el comando del mandatario; autorizaría la unión con Cuba; permitiría la imposición del socialismo del siglo XXI, y llevaría al control de los estados y municipios desde Miraflores.
Bobolongo vive un trauma que le provoca diarreas diarias: "Cuatro meses después, la amenaza del Presidente se está cumpliendo día tras día, pero sin reformas y sin Constitución, mediante sucesivas violaciones al orden legal que bien pueden entenderse como golpes de Estado circunstanciales que lo van colocando al margen de la propia Constitución. Vivimos, en efecto, bajo un gobierno de facto. Como si Hugo Chávez Frías hubiera triunfado el 4 de febrero de 1992, y hubiera establecido lo que entonces se proponía, la dictadura militar simple y llanamente".

Denunció las flagrantes violaciones de la legalidad; la politización de la FAN, que conduce a un mayor deterioro de los principios de republicanismo y civilismo; la penetración del sistema educativo; el abuso de los medios oficiales de comunicación; el incremento de la delincuencia multiplicado y la indiferencia del gobierno ante el fenómeno; y el desorden de la administración pública.

Ante esto, el movimiento 2-D hizo un llamado a Chávez para que retorne al ordenamiento legítimo y se someta a los mandatos de la Constitución de 1999. "Su retorno al camino de los principios constitucionales permitiría rectificaciones sin cuya ejecución el país estaría condenado a precipitarse en el caos".

Qué tal.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2071 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a56116.htmlCd0NV CAC = Y co = US