¿Qué estamos esperando?

Luego de la asombrosa victoria pírrica del uno coma algo por ciento de la
oposición terrorista lacaya venezolana, perdón, del imperio genocida
norteamericano, hemos visto y oído algunas apariciones y declaraciones
irracionales de algunos de sus seudo dirigentes en varias jineteras
mediáticas, incluyéndo las que se han publicado en revistas pornográficas.

Ahora hasta la porquería de playboy es escuálida.

Mucho se ha comentado, escrito o dicho sobre la abstención chavista. Algunos
se afincan en uno o más factores y otros buscan culpables. Lo que fácilmente
podemos resumir es que los factores que produjeron la abstención son varios.
Me dá risa cuando oigo decir a algunas personas que fué esto o aquello en
particular.

Los días posteriores al referendum nos ha servido para indagar y reflexionar
en los porqués de esta situación. Podemos decir que: un grupo no votó por
triunfalismo. Otro grupo no votó porque se comió el cuento de 9 añios de la
oposición sobre el castrocomunismo comeniños. Algunos se abstuvieron porque
nunca leyeron la reforma. Otros porque sí la leyeron y no estaban de acuerdo
con tal o cual artículo. Algunos no aparecieron en las listas de electores
de su centro de votación y se fueron sin votar. Otros no votaron porque el
alcalde o gobernador no los atiende (¿¿¿???, cuando la reforma les permitía
gobernar asumiendo el poder comunal). Unos dicen que el acaparamiento de la
leche y otros rubros fué un factor. Algunos alegan que no hubo suficiente
tiempo para divulgar la información en apenas un mes de campaña y otros
acusan a miembros del Comando Zamora de ineficaces.

Lo más curioso es que el CNE prohibió los micros que informaban a la
población sobre la reforma y que además fueron grabados en VTV, pero no
prohibió la descomunal campaña de terror, desinformación, calumnias y
mentiras que Globoalrevés, otras jineteras, empresarios y politiqueros
lacayos hicieron durante los últimos meses. Por favor, que alguien me lo
explique.

En fín, como sabemos fueron varias las razones que produjeron la conocida
abstención. Ahora bien, acabo de exponer diferentes razones pero todas
tienen una cosa, un factor común: la mano sucia y hedionda del imperio
washingtoniano.

La historia nos enseña que el gobierno de los EEUU, a través de la CIA, la
USAID, la NED y otras agencias chacales greengas, de una forma silenciosa,
costosa y lenta pero segura, logró roer, socavar y finalmente tumbar, el
gobierno de la Unión Soviética y los gobiernos de los países comunistas
europeos, infiltrando suficientes lacayos entregapatrias (de esos países) en
las diferentes empresas básicas del estado, instituciones gubernamentales,
etc., para luego instalar lacayos gobiernos "democráticos a dedo" y la tan
famosa libertad. Recuerden que todo esto sucedió con la bendición y
conspiración del Papa Juan Pablo II. Las conferencias episcopales europeas
de aquellos días hicieron un excelente trabajo golpista.

Aunque no somos comunistas, es evidente que la meta del imperio en Venezuela
es SOCAVAR LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, salir de una buena vez del zambo
nacionalista de Sabaneta para así poder saquear todos nuestros recursos como
lo hicieron durante 100 largos años.

Sabemos que tenemos infiltrados en todas partes, en nuestras narices, pero
nadie hace nada. Denunciamos a quienes sabotean en los organismos e
instituciones públicas, pero nadie los despide. La USAID, la NED y demás
agencias golpistas descaradamente desestabilizan e interfieren en nuestro
país y nadie los deporta. Financian con sus dólares a lacayos entregapatrias
y ni CADIVI se queja.

Los emprersarios acaparan los alimentos, se burlan de nosotros, nos suben
irracionalmente los precios y el Indecu no actúa. Entonces el gobierno
importa alimentos para MERCAL pero se los llevan los clubs privados,
restaurantes, buhoneros y hasta colombianos en camiones a su país. Llegué
hace tres semanas al país y todavía no he podido comprar el primer litro de
leche.

Entonces, ¿qué estamos esperando? Vamos a dejar que estos idiotas socaven y
destruyan una revolución que ha costado nueve años de arduo trabajo? ¡Hasta
sangre nos ha costado carajo! Yo no me siento a esperar a que terminen de
roerlo todo y luego se repartan el país en tres días.

Basta ya de boinas rojas que utilizan a la revolución para tener un cargo y
no el cargo para hacer revolución. Renúncien y dénle paso a aquellos que sí
son capaces y leales a la revolución.

ivanka27@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1980 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor


Notas relacionadas